Accitania y el entorno de Benalúa


Guadix ,también llamada La Accitania o Tierra de Acci, es una comarca española situada en la parte centro-este de la provincia de Granada. Limita con las comarcas granadinas de Baza al este, Los Montes al norte, la Vega de Granada al oeste, y la Alpujarra Granadina al sur, así como con la Alpujarra Almeriense y Los Filabres-Tabernas al sureste, ya en la provincia de Almería.

Época prehistórica ...

Muy cerca de Benalúa, aunque en el término municipal de Fonelas, se hallan los yacimientos de Solana del Zamborino (Paleolítico) y Cerro del Gallo (cultura argárica) donde se han encontrado restos fósiles de animales objeto de caza por parte de los pobladores paleolíticos, junto con industria lítica, así como restos de cerámica y útiles de cobre argáricos, respectivamente.


Pero veamos más!

- Solana del Zamborino ... En él se han hallado los bifaces más antiguos de Europa tras los de Cueva Negra, y unos restos de fuego que podrían ser las evidencias de fuego más antiguas de Europa.

La mayor parte de la industria lítica está realizada con cuarzo y cuarcita aunque también se encuentran instrumentos de sílex, entre los que destaca un gran bifaz desconocido hasta el momento en Andalucía. Se identifican varios hogares en cubeta, clásicos del Paleolítico Medio.

El yacimiento se divide en tres niveles. El nivel de ocupación (nivel C) muestra piezas pequeñas, como perforadores, y otras mayores como choppers o chopping tools, también interpretados como núcleos para extraer lascas; el nivel medio (nivel B) es el de máxima ocupación del emplazamiento, apareciendo puntas de aspecto triangular y posiblemente puntas de Tayac o sus precedentes; en el nivel de abandono (A), los materiales son escasos, entre los que se encuentran cuarcitas talladas y algunas lascas.

Los estudios gecronológicos mediante paleomagnetismo han demostrado que tiene una antigüedad de al menos 760.000 años! Esto implicaría por la antigüedad de los bifaces encontrados en el yacimiento que los homínidos pasaron el estrecho de Gibraltar durante el paleolítico inferior.


- Cerro del Gallo ... Cultura argárica (manifestación y expresión de los poblados del sudeste de la península ibérica en la Edad del Bronce)

Encontramos la existencia de una serie de casas irregularmente dispuestas en toda su extensión pero posiblemente orientadas hacia el sur y que, a juzgar por los afloramientos de muros están constituidas por zócalos rectos de piedras, montadas en seco o trabadas con barro, con un espesor medio de 60 cmts.

También hay algunas sepulturas y restos de cerámica como copas, cuencos, vasos carenados de distintos tamaños,cerámica decorada y en piedra se encontraron varios de los llamados "brazaletes de arquero".

En metal se encontraron brazaletes y algunos anillos.


Imperio Romano ....

Durante el Imperio Romano, Benalúa se convirtió en un Pagus Minor en la orilla de la Vía Hercúlea y cuenta la tradición que fue visitada por varones apostólicos encabezados por San Torcuato que fue martirizado y enterrado en lo que después se conoció como la Ermita Sepulcro.

Con los árabes recibe el nombre de Ben-Allah (casa de Dios) o Ben-al-Guad (Junta de los ríos), de donde se deriva el actual. Era entonces un conjunto de cuevas, castilletes y caseríos muy dispersos que defendían la entrada de Guadix contra el hostigamiento de las tropas de Cazorla.

A partir del siglo VIII, con la llegada de los musulmanes, en Benalúa se establece la tribu de los Ragi'a. Por entonces Benalúa era una alquería de las que integraban el amplio distrito de Wadi-as (Guadix), dedicada a la explotación agrícola y formada por un conjunto de cuevas protegidas por torres.

A partir de este momento y hasta la época nazarí no debió existir un poblamiento mucho más grande que una alquería de agricultores cercana a la zona de las cuevas.

En época nazarí (siglos XIII- XV) se debió desarrollar un núcleo de población creciente y de cuevas habitadas permanentemente, posiblemente en los barrios del Tarambolo y del Camarate.

Durante este época la vía de comunicación heredada de la Vía Augusta y que comunicó Guadix con el Alto Guadalquivir durante siglos, pierde su importancia porque pocos kilómetros al norte estaba la frontera cristiana, zona de conflicto e inseguridad permanente.

En esta época final de la Edad Media el pueblo siguió estando habitado por agricultores que vivían del monte y de los cultivos de regadío, habitando en cuevas.


A finales de 1489 el rey Zagal entregaba la ciudad de Guadix a los Reyes Católicos formando parte ya del Reino de Castilla. En 1492, por Bula del papa Inocencio VIII, se erigen las Iglesias de Guadix y Baza. Según cuenta Pedro Suárez en su “Historia del obispado de Guadix y Baza” siendo su primer obispo tras la restauración, Fray García de Quijada, “por el año de 1500 se bautizaron los moros de Guadix, Baza y Almería, que con los de Granada llegarían a 50.000 personas, en cuya conversión trabajó mucho don García de Quijada…Desde que tomó posesión del obispado, era su continuo desvelo enseñar públicamente la doctrina cristiana, y predicando a Cristo solicitaba con vivas ansias la conversión de los infieles…”.

No obstante la labor de evangelización del obispo de Guadix, en 1502 los Reyes Católicos obligaron a todos los que habían formado parte del conquistado Reino de Granada a convertirse al cristianismo, recibiendo el nombre de “moriscos” a partir de este acontecimiento.En esa época existían baños públicos herencia de los baños árabes del tiempo en que permanecieron en esta ciudad. Los moriscos accitanos del siglo XVI, aunque habían pasado sesenta y cinco años desde que la ciudad había sido tomada por los Reyes Católicos, seguían conservando sus propias costumbres. La Iglesia era consciente de que a pesar de haberse bautizado y ser ya cristianos nuevos, continuaban con las prácticas mahométicas en secreto.

En 1550, el obispo D. Martín de Pérez de Ayala, después de hacer la visita pastoral en Guadix y obispado, comprobó por la información que recibió de los párrocos que “de bañarse los cristianos nuevos el día del jueves se sigue grande ofensa a Ntro. Sr. por querer imitar a los moros y permanecer todavía en la secta mahomética”, por lo que siendo su intención poner remedio a esta situación y apartar a los cristianos nuevos de esta secta y de sus ritos, decretó que los bañeros del obispado no consintieran que los cristianos nuevos se bañaran los jueves, desde el mediodía hasta el viernes por la mañana, bajo penas a quienes incumplieran el mandato.

Durante el S. XVI Benalúa aparece como simple cortijada de moriscos dependiente de Fonelas que, tras su expulsión, será un pueblo repoblado por cristianos viejos venidos de otras zonas del Reino de Castilla.

Durante toda la Edad Moderna (siglos XVII-primera mitad del XIX) es un pueblo de campesinos arrendatarios. La propiedad está en manos de la familia Zapata, Marqueses de Alcudia, que irán enajenando poco a poco sus propiedades.

  •  Lugares de interés ....

- Ermita de San Torcuato ...

La Ermita de San Torcuato, consiste en una sencilla construcción, en la cual se conserva una imagen de San Torcuato, patrón de Guadix. San Torcuato fue primer obispo de Guadix, el primero de los siete Varones Apostólicos a los que se atribuye la evangelización de España en el siglo I.

Patrón principal de Guadix y de la Diócesis. Según la tradición hispánica, que recogen los calendarios mozárabes, siete discípulos del Apóstol Santiago: Torcuato, Segundo, Indalecio, Tesifonte, Eufrasio, Cecilio y Hesiquio, fueron enviados por san Pedro y san Pablo a evangelizar España.

La catedral de Guadix conserva un total de tres reliquias de San Torcuato. El santo brazo que bendice a los accitanos cada 15 de mayo, la mandíbula que se trajo para la iglesia de San Torcuato (Hospital) y una tercera y poco conocida por no encontrarse expuesta a la veneración de los fieles llamada del calcáneo.


- Leyenda: El Toro de San Torcuato

En el cortijo de Masmas habitaba un hombre, el cual tenía un gran rebaño de toros. Un día echó en falta al mejor de su manada, anduvo buscándolo por todas partes sin encontrarlo, hasta que pasadas unas horas vio como volvía por sí solo.

No le dio mayor importancia. Al día siguiente, de nuevo, observó que faltaba el toro, igualmente pasadas unas horas vio como regresaba, por lo que decidió observar el comportamiento del animal. Comprobó como durante varios días el toro se escapaba a la misma hora y tras unas horas de ausencia volvía nuevamente al cortijo.

- "¡Hay que ver, todos los días se marcha el toro!, ¡le voy a poner una cadena y así no se me escapa más!".


Teniendo el toro encadenado el hombre dejó de prestarle atención, volvió a sus quehaceres cotidianos. Despreocupado, al pasar cerca de donde lo tenía amarrado vio como la cadena se desprendía sola, sin ningún movimiento brusco por parte del animal. Atónito vio como el toro comenzó a alejarse del cortijo, "¿a donde irá?, ¡otra vez a la misma hora!, ¡lo voy a seguir!".

Echó a caminar tras el animal pero después de seguirlo durante un largo trayecto, el toro llegó a un lugar en el cual había un gran agujero; vio como comenzaba a escarbar en él. Al acercarse vio los restos de un ser humano, e identificó por el ropaje que podía ser alguien vinculado a la iglesia.

Tras aquel suceso el hombre marchó inmediatamente para Guadix a notificar el hallazgo, las autoridades identificaron al cadáver como el de San Torcuato y llegaron a la conclusión que el Santo había fallecido a la hora en que el toro se había estado escapando todos los días. Desde aquel entonces aquel lugar donde se había encontrado a San Torcuato pasó a llamarse de la misma manera que él, edificando posteriormente una ermita.


- La catedral de Guadix conserva un total de tres reliquias de San Torcuato. El santo brazo que bendice a los accitanos cada 15 de mayo, la mandíbula que se trajo para la iglesia de San Torcuato (Hospital) y una tercera y poco conocida por no encontrarse expuesta a la veneración de los fieles llamada del calcáneo.

Esta Catedral de estilo barroco y dedicada a la Encarnación tuvo una larga construcción que se extendió desde el siglo XVI hasta finales del XVIII.


Existió primero un templo visigodo y, sobre éste, se construyó la Mezquita Al-hama. Pueden distinguirse tres etapas en su construcción: una gótica, durante la cual se comienza la construcción de la actual catedral, en la que trabajan Pedro Morales y Enrique Egás, y que se extiende hasta 1547. Una renacentista, en la que participa Diego de Siloé, acometiendo su ampliación, y una tercera etapa, barroca, que se inicia a principios del XVIII y en la que participan Vicente Acero, Thomas, Gaspar Cayón de la Vega, Pachote, Ruíz del Peral , el maestro Moreno... y en la que se erigen las fachadas, cubiertas, el altar mayor, el coro y los púlpitos.

- Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Carmen, formada por la unión de dos templos: uno del siglo XVI que hoy conforma el crucero y otro del siglo XIX en estilo neomudéjar.

Megalitismo ....

Gorafe tiene su origen en el vocablo árabe “Gaurab” que significa “cámaras altas” haciendo referencia a su histórico hábitat en casas-cueva, cuyo máximo exponente es un conjunto de cuevas de origen almohade (siglo XII) excavadas a unos 150 metros del suelo.

El principal atractivo de esta pequeña localidad son sus 240 dólmenes neolíticos diseminados en 10 necrópolis, que la convierten en la mayor concentración de túmulos prehistóricos de España. 


La razón de esta abundancia es que el arroyo de Gor es una depresión natural situada en un corredor geográfico muy transitado durante la Prehistoria, frontera entre los grupos tribales levantinos y los de la baja Andalucía que ocupaban esta zona en el V milenio a.C. Las excavaciones llevadas a cabo en la zona han sacado a la luz, por otra parte, objetos como collares de cuentas de hueso, piedra, conchas y metales, pulseras, anillos, flechas de distinta tipología, cuchillos de sílex, vasos cerámicos y huesos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada