Yap ... Micronesia


Yap es una isla de las Carolinas del océano Pacífico occidental, además del estado más al oeste de los Estados Federados de Micronesia. La “isla” de Yap consiste en realidad en cuatro islas continentales muy cercanas, juntas y unidas en un arrecife de coral y enteramente formado de una edificación de la Placa Euroasiática.

El terreno está formado principalmente por colinas ondulantes densamente cubiertas de vegetación. Los pantanos alinean gran parte de la orilla. Una barrera externa de arrecifes rodea las islas, encerrando una laguna entre los arrecifes colindantes y el borde interno de la barrera.


Las islas Yap fueron el centro de un área cultural que iba desde las islas Palaos hasta las islas Chuuk. De este periodo quedan numerosas ruinas y el conocido uso de los discos de piedra como moneda. Probablemente fueron vistas por los portugueses en 1526, pero las islas Yap quedaron oficialmente bajo dominio español después de ser redescubiertas por el español Francisco Lazeano en 1686.

En agosto de 1885, durante la crisis de las Carolinas, fue ocupada por Alemania y restituida a España en diciembre por mediación papal, cediéndole ésta a Alemania una estación naval que se convertiría en centro de comunicación naval alemán hasta la Primera Guerra Mundial. Llegaron a Yap minorías de chamorros que hablan una mezcla de español, austronesio, japonés y alemán y profesan la religión católica. De la época colonial se conserva el Spanish Fort.


En septiembre de 1914 fue ocupada por las tropas japonesas y fue cedida a Japón en el Tratado de Versalles en 1919. Durante la Segunda Guerra Mundial la isla se convirtió en campo de batalla entre Japón y Estados Unidos. Al final de la guerra Yap fue ocupada por las tropas estadounidenses. Estados Unidos mantuvo la administración de la isla como la del resto de las Carolinas bajo un fideicomiso de la ONU, el Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico hasta 1986 que pasaron a tener un estatus de más autonomía.

El 22 de diciembre de 1990, Yap, Chuuk, Pohnpei y Kosrae se independizaron formando la Federación de estados de Micronesia. Los habitantes de esta isla aún conservan sus tradiciones más añejas. La población de la isla y los atolones que la rodean asciende a los 6.300 habitantes. Para mantener vivo su comercio, los yap utilizan un curioso sistema monetario, basado en el intercambio de piedras de distintas dimensiones, denominadas piedras rai; las más grandes alcanzan a medir cuatro metros y un peso de cinco toneladas.


El valor de “la moneda de cambio” varía en función del tamaño de la roca. Por ejemplo, con una moneda de 10 centímetros se puede comprar un cerdo, con una de cuatro metros, se puede adquirir todo un poblado. Los habitantes de la zona conocen el nombre y la historia de todos los propietarios de las grandes piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada