Dioses astados y humanos con "cuernos"


Dios Astado es un término sincrético, el cual unifica a numerosos dioses de la naturaleza de una amplia y dispersa serie de mitologías como el Céltico Cernunnos, el Inglés Herne el cazador, el Egipcio Osiris, el Hindú Pashupati, el Griego Pan o el Romano Fauno.
Todas estas deidades masculinas siempre son representadas con cuernos y en asociación con la naturaleza. El Dios Astado es el dios principal adorado en la corriente espiritual Wicca, en complementariedad con la Diosa Madre. 

Según la teoría histórica sobre el Dios Astado o Cornudo todas esas figuras históricas de dioses astados estarían relacionados y serían motivo de adoración por parte de una religión paneuropea de carácter pagano. Cuando la cristianización fue un hecho, el Dios Astado se relacionó con el demonio. 



Las Ceremonias del culto al Dios Cornudo se encuentran plenamente registradas en los procesos a las brujas en todas partes de Europa. Estas ceremonias comprenden los ritos de admisión, danzas sagradas, banquetes y ritos orgiásticos, además de otras ceremonias que a nosotros nos parecen puramente religiosas, como homenajes al Dios, plegarias y similares.  

El festín era parte importante de las ceremonias religiosas, y en esto el culto al Dios Cornudo era como otras ceremonias paganas de las que se conserva noticia. La cena mitríaca y los banquetes cristianos del amor eran de la misma clase. En todas las ceremonias de esta antigua religión hay un aire de gozo y regocijo que ni siquiera el santo horror de los cronistas cristianos puede disimular por completo. Cuando reproducen sin distorsión las propias palabras de las brujas, refiriéndose a sus ritos religiosos y a su Dios, puede verse que son diametralmente opuestos a los sentimientos de los cristianos.

Pero también tenemos casos de personas humanas a las que le salen cuernos ...

Os aporto información extraída de un estudio realizado a raíz de el hallazgo de un antiguo documento del siglo XVIII en el archivo del Museo de Ciencias de Madrid.

Los cuernos cutáneos humanos (Cornua cutane humana) o Hauthörner de los alemanes, Cornu cutaneum, son producciones que se desarrollan en la piel y a veces en las mucosas, verdaderas excrecencias córneas, formadas por una sustancia parecida a la de las uñas, las pezuñas o los cuernos de ciertos animales. Son genuinos tumores córneos de la piel con aspecto idéntico al de los cuernos de los animales, pero se diferencian de ellos en que carecen de tejido óseo en su interior y de madeja de pelo como ocurre en los cuernos de los rinocerontes.

Su longitud es variable, entre 20 y 150 mm. Los lugares predilectos donde hacen su aparición son la piel, y el cuero cabelludo, la frente, la nariz, los párpados y en general donde hay glándulas sebáceas.

También las mucosas suelen ser afectas como el glande del pene, el prepucio, la conjuntiva ocular, la lengua y los labios.

La forma varía también. Pueden ser cilíndricos, de sección oval, elíptica, o casi prismática, otros son aplastados, cónicos, derechos, tórvidos o en ángulo.

La superficie es a veces lisa y brillante, pulimentada, más rugosa otras veces, irregular o bien cubierta de estrías acanaladas, surcos que siguen la dirección longitudinal.

Según la dirección pueden ser rectilíneos, incurvados en forma de espolón, en espiral, retorcidos sobre el eje longitudinal. A veces se parecen a un cuerno de carnero o a un cuerno de Ammon.

La extremidad suele ser roma como la de las astas "afeitadas" de los toros, a veces terminan en una bola o maza y otras veces en desflecada, como astillada. A veces se bifurca en varias ramas, como el caso de un hombre con un cuerno en la frente con tres ramas citado en el New York Repositary Med. 1820.

El color varía del amarillo claro, al marrón, moreno o pardo oscuro a veces son negros intensos, o tienen coloraciones verde grisáceas o tonos grises.

La consistencia es por lo general sólida, comparable a las uñas o los cuernos de los animales. Son más duros en la periferia y en la punta que en el centro donde la consistencia es más blanda, así como en la base.

La base puede ser cóncava o aplanada. Son móviles y nunca se implantan sobre el hueso. El olor al quemarlos es el característico de cuerno quemado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario