Barcos fantasmas y encantados ...


Las leyendas de barcos fantasmas siempre han estado presentes entre los mitos de los marineros. Adentrarse en el océano o en peligrosos mares siempre ha causado temor al hombre y es que el desconocimiento de un medio hostil en el que su vida depende de factores que no están en su mano era capaz de doblegar la más valerosa actitud cuando uno llevaba semanas o incluso meses a bordo de un barco y sin más vista que el horizonte.

Junto a los mitos sobre monstruos marinos o tormentas que destruían embarcaciones apareciendo de la nada, había un terror que parecía influir con mayor fuerza en la valentía de los marinos, los barcos fantasma. Buques sin otra tripulación que los fantasmas de los marineros que perecieron en el barco mientras navegaban, almas en pena destinadas a surcar los mares eternamente por haber osado enfrentarse con la fuerza de las aguas y subestimar su poder.


He aquí algunos de los casos más extraños de todos los tiempos:

1775: El Octavius inglés intentó atravesar el Paso del Noroeste pero no lo consiguió. Los cuerpos aparecieron trece años después arrastrados en bloques de hielo.

1872: El Mary Celeste portugués, la más clásica nave fantasma, es hallada en el estrecho de Gibraltar sin las nueve personas que iban a bordo. El barco estaba intacto pero sin bote salvavidas, sextante, cronómetro, ni bitácora. No se sabe ni a dónde se fueron ni por qué.

1931: El Baychimo fue abandonado en el ártico al quedar atrapado en el hielo. Permaneció a flote al menos 38 años y lo vieron muchos otros barcos, pero ningún pudo acercarse a él. Probablemente luego se hundió.

1933: Aparece el bote salvavidas 5 del vapor SS Valencia, hundido 27 años antes en 1906… y en buenas condiciones.

1955: El MV Joyita apareció en el pacífico, sin rastro de sus 25 tripulantes.

2003: El caso del High Aim Six . Se trataba de un barco pesquero taiwanés, de 20 metros de largo, que había salido de la ciudad de Liuchiu el 31 de Octubre del año anterior. El propietario del barco había mantenido el último contacto por radio con la tripulación el 13 de Diciembre.

Sin embargo cuando fue abordado, el 8 de Enero siguiente, inexplicablemente se encontraba a 6,500 km más lejos de donde se suponía que estaba cuando ocurrió este último contacto. De la tripulación ni rastro.

El calendario colgado en la cabina del barco aún mostraba la hoja del 3 de Enero, las anteriores habían sido arrancadas. El timón se encontraba bloqueado y los motores parados, ya que el combustible de los depósitos principales se había acabado. Cuando fue avistado por primera vez, cinco días antes, los motores aún funcionaban por lo que el barco navegaba con rumbo fijo.

Tras examinar el barco, no se encontró ningún motivo evidente para su abandono, ni signo de lucha, los objetos personales de la tripulación aún estaban a bordo. Al no faltar nada del equipamiento más costoso, se descartó la opción del motín, ya que los amotinados se lo habrían llevado consigo.

Lo único que faltaba era la radio de alta frecuencia, lo cual parecía indicar que alguien no quería que la tripulación pudiera llamar para pedir ayuda. Este hecho hizo que la hipótesis del ataque pirata ganara fuerza, sin embargo los demás hechos no cuadraban con ella, por lo que en caso de que se tratarse de piratas estos habrían tenido que ser interrumpidos y no habrían podido completar su misión.

La tripulación podría haber huido en el bote que faltaba, aunque también podría ser que el barco no hubiera llevado nunca ese bote pese a ser obligatorio, pues muchas veces los armadores de estos pesqueros se lo ahorran. En cualquier caso, donde estaba la tripulación? pues de haber escapado en un bote, habrían tenido que ser encontrados ya que el tiempo había sido tranquilo durante las últimas semanas en la zona.

El High Aim 6 acabó siendo hundido en el mar de manera similar a como lo haría el Jian Seng el día 21 de Abril del 2006, ambos se llevaron al fondo del mar su secreto, del propietario del Jian Seng jamás se supo nada, del destino de la tripulación del High Aim 6, pese a la intensa búsqueda, tampoco.


2006: Un carguero que resultó ser el " Jian Seng" apareció sin tripulación a bordo y sin que se supiera de dónde venía ni adónde iba. Fue llevado a aguas profundas y hundido.

2006: El Bel Amica aparece cerca de Cerdeña, sin nadie a bordo pero con cuatro almuerzos egipcios a medio comer y mapas de Francia, África y Luxemburgo.

2007: El Kaz II, un catamarán de 12 metros, aparece al noreste de Australia, sin gente a bordo pero con el motor en marcha, un ordenador portátil encendido, la radio y el sistema GPS funcionando, ropa tendida secándose y la mesa puesta para el almuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario