Timgad


Timgad fue una ciudad colonial romana situada en el Norte de África, a unos 35 km de la ciudad de Batna, en la actual Argelia. Sus ruinas son notables por ser uno de los mejores ejemplos conservados del planeamiento urbano romano en cuadrícula usado en sus colonias, hasta el punto de ser llamada como "la Pompeya del Norte de África".

Situada en la vertiente septentrional de los montes Aurés, la colonia militar de Timgad fue construida ex nihilo por el emperador Trajano en el año 100 d.C. 


Los romanos extendieron sus dominios hacia el norte de África en el siglo I antes de nuestra era, pero algunas tribus nómadas seguían luchando contra ellos. Los conquistadores trataron de detener sus ataques construyendo puestos de vigilancia y fuertes en la enorme región montañosa de lo que hoy es Argelia (los soldados de la Tercera Legión Augusta realizaron la construcción). Sin embargo, más tarde construyeron la ciudad de Timgad con un propósito distinto.

Oficialmente, los romanos fundaron Timgad para sus soldados jubilados, pero su verdadera intención era debilitar la resistencia de las tribus de la zona... y el plan dio resultado. Las comodidades que había en la ciudad comenzaron a llamar la atención de los nativos que iban a vender sus productos en ella. La atracción fue tal que muchos estuvieron dispuestos a servir veinticinco años en el ejército romano a cambio de la ciudadanía para ellos y sus hijos varones, pues solo los ciudadanos romanos tenían derecho a vivir en Timgad.


Hubo algunos africanos que no se conformaron con la ciudadanía, sino que llegaron a ocupar cargos importantes en esta y otras ciudades de la región. El inteligente plan de los romanos para ganarse a los nativos tuvo tanto éxito que cincuenta años después de la fundación de Timgad, la mayoría de sus habitantes eran africanos.

Localizada en la intersección de seis caminos, la ciudad fue amurallada pero no fortificada. El diseño en cuadrícula es perfectamente visible en el trazado ortogonal de la ciudad, destacando el decumano y el cardo al estar delineados mediante una columnata corintia parcialmente restaurada. El cardo no atraviesa completamente la ciudad, sino que intersecciona al decumano en un foro.


En el extremo occidental del decumano se yergue un arco del triunfo de 12 m de altura, denominado el arco de Timgad o el arco de Trajano, una denominación muy habitual en el mundo romano para designar a otros arcos del triunfo impulsados por Trajano. La estructura, que fue parcialmente restaurada en 1900, está realizada en arenisca y consiste en tres arcos flanqueados por columnas corintias, midiendo el central de ellos más de tres metros de anchura.

También existe un Templo Capitolino consagrado a Júpiter, con unas dimensiones similares a las del Panteón de Roma. Cerca se ubica una iglesia cuadrada con ábside circular que data del siglo VII, y al sudeste de la ciudad, una ciudadela bizantina erigida en los últimos años de ocupación de Timgad.


Otros edificios destacados en la ciudad son un teatro de 3.500 localidades, en muy buenas condiciones y que incluso se utiliza en la actualidad para representaciones teatrales, así como cuatro termas, una biblioteca y una basílica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario