Templo mítico de Madurai, India


El templo domina el paisaje urbano desde muy lejos y sus torres impresionan por su inusual arquitectura que impregna a la ciudad de un aura mágico. Es el Templo Meenakshi en la la ciudad santa de Madurai, una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo. Madurai es uno de los más importantes centros de peregrinación hindú con una historia documentada que se remonta al siglo III a.C.



El templo está construido como una enorme estructura de planta rectangular rodeada por altos muros que consta de tres zonas concéntricas enclavadas alrededor de los dos santuarios principales, consagrados a Sundareshvara y Meenakshi (los dioses Shiva y su consorte Parvati).


En el interior del laberíntico complejo del templo hay infinidad de corredores, varios grandes porches y enormes salas además del estanque sagrado, conocido como Pottamarai Kulam, con una gran escultura de un loto dorado en su centro. Los devotos caminan alrededor del estanque, rodeado de columnas y murales del siglo XVII, antes de entrar en el santuario principal.


Especialmente impresionantes son las 12 Gopurams, unas torres de forma piramidal con bases de granito, laboriosamente esculpidas con figuras de estuco que representan criaturas mitológicas, demonios y deidades hindús decoradas en colores vivos. Cuatro de estas torres, situadas en los cuatro puntos cardinales, indican la entrada al complejo del templo mientras que las restantes, de menor tamaño, conducen a los santuarios de las deidades principales. La torre mas alta alcanza casi los 52 metros de altura.


Karthikai Deepam es una fiesta sagrada que celebran los hindúes tamiles entre los meses de noviembre y diciembre, en un día de luna llena.

El día para la celebración del festival varía para hacer coincidir la conjunción de la luna con la constelación de Pléyades.


La sala de los mil pilares realmente tiene 985 columnas, todas esculpidas en el estilo Drávida. Parte de la sala se utiliza como museo donde se exhiben iconos, fotografías, esculturas y dibujos que muestran 1200 años de historia.

En las afueras de esta sala, hacia el oeste, se encuentran los pilares musicales que producen cada uno de ellos una nota musical diferente cuando se les golpea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario