Templo de Ain Dara


Originarios de Anatolia, los Hititas expandieron su reino hasta el norte de Siria, construyendo en el siglo XI a.C. una ciudad: Aïn Dara.



El templo de la ciudad en el norte de Siria, se asemeja mucho a la descripción bíblica del Templo de Salomón. Su edad, tamaño, plano y decoración, son un paralelo de la descripción de la Biblia. El arqueólogo John Monson, ha identificado más de 30 elementos arquitectónicos y decorativos descritos por los escritores bíblicos.


El templo de Aïn Dara fue construido alrededor del año 1.300 a.C. y fue utilizado durante más de 550 años, hasta el 740 a.C. La planta y la decoración del templo son tan magníficos que sin duda inspiraron a los ingenieros y artesanos fenicios que construyeron el gran edificio de Salomón en el siglo décimo a.C. 


Como destaca el arqueólogo Lawrence Stager, de la Universidad de Harvard, fecha y detalles arquitectónicos se ajustan perfectamente a la tradición de arquitectura sagrada del norte de Siria utilizadas desde el siglo décimo al octavo a.C. La planta, tamaño, fecha y detalles arquitectónicos se ajustan perfectamente a la tradición de la arquitectura sagrada del norte de Siria, Stager dice:

La existencia del templo de Aïn Dara prueba que la descripción bíblica del Templo de Salomón no es un relato anacrónico ni una creación literaria. La planta, tamaño, fecha y detalles arquitectónicos se ajustan perfectamente a la tradición de la arquitectura sagrada del norte de Siria (y probablemente fenicia) utilizadas desde el siglo décimo al octavo a.C.»


La ciudad estaba bajo la protección de su templo de la edad de hierro sirio-hitita, es un templo que data entre los siglos X y VIII antes de Cristo, está a 45 km al noroeste de Alepo. Seguramente dedicado a Ishtar, la diosa del amor y la fertilidad.


Para entrar en el edificio de basalto negro, la base del cual todavía conserva bajos relieves, hay que pasar primero ante un impresionante león, el guardián del sitio (Imagen 1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario