Miyajima


Esta Isla-Santuario, ha sido venerada desde tiempos antiguos, donde se han encontrado vestigios de construcciones desde el año 593.


En la isla se encuentra un santuario llamado Itsukushima construido sobre el agua que es considerado como la principal atracción de la isla. El inusitado criterio de construir un santuario sobre el agua obedece a la idea de venerar a la deidad del mar, y se cree que la isla era objeto de culto gracias a que presenta una bahía con forma bastante cerrada, la cual es ideal para la locación de un santuario, según la antigua geomancia china Feng Shui.


El conjunto consiste en varias construcciones diseminadas en la montaña. Estos edificios, que han sido reconstruidos varias veces, constan de un Santuario Principal y varios templetes subsidiarios, conectados por caminos o galerías.


El Santuario está presidido por un Otorii, un gran pórtico de color bermellón que descansa sobre el fondo del mar, sin estar empotrado en la arena. Reconstruido en madera de alcanfor en 1875 (periodo Meiji), alcanza una altura de 16 m, siendo la circunferencia de los pilares de 99 dm .


Frente al Otorii, se halla el Santuario principal, llamado Itsukushima, que consiste de 3 áreas: El Salón Santo donde los dioses habitan, (Heiden), una parte interior donde sólo los sacerdotes ingresan (Haiden), y el área externa para la adoración del público (Haraiden).


Frente al Otorii se encuentra una plataforma llamada Bugaku, rodeada por linternas de bronce y en donde se llevan a cabo presentaciones musicales, como el festival de Kangensai, reminiscencia del periodo Heian que aún se lleva a cabo a mediados de verano cuando hay luna llena.


El pico más alto de la isla es el monte Misen (530 msnm) al cual se puede acceder por teleférico. En su cima, uno puede encontrarse con monos y ciervos que habitan en el lugar y forman parte de las atracciones. Los ciervos en la isla son considerados como animales sagrados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario