"La Amenaza Extraterrestre" y "El informe Matrix"


Majestic 12 es el nombre en clave del supuesto comité secreto formado en 1947 por el presidente estadounidense Harry S. Truman, para investigar la actividad OVNI. La aparición en los Estados Unidos del llamado “Informe Matrix” puso de actualidad el controvertido asunto de los OVNIs en su época. Se trataba de una supuesta puesta en evidencia de una relación que desde hace décadas mantienen los extraterrestres con los representantes de los gobiernos de las potencias mundiales.

Pero tratemos de analizar algunos puntos que me parecen sumamente interesantes y que son mencionados por Freixedo ...

* Silencio y desprestigio ... La campaña de desprestigio de los OVNIs ordenada por la CIA en 1953 publicó libros y colocó cientos de artículos en la prensa para crear una atmósfera de ridículo en torno al tema; creó falsos «contactos» y bromas y los sigue creando todavía; se infiltró en los grupos más importantes dedicados a la investigación del fenómeno y logró ridiculizarlos y hacer que dirigiesen sus investigaciones hacia «otras explicaciones» más racionales.

La campaña tuvo un éxito muy superior al que la CIA hubiese esperado, debido principalmente a la brillante manipulación de la prensa, utilizando la estrategia del ridículo. La prensa «seria», por miedo a caer en el ridículo, se tragó increíblemente todos los «comunicados oficiales» acerca del fenómeno.


* Comunidad Científica ... El Proyecto Blue Book, y el Informe Condon y muchos científicos notables, son parte de esta campaña de encubrimiento de la CIA. El «Informe Condon» fue una farsa «científica» que inmediatamente fue desenmascarada como un fraude por el extinto Profesor James E. MacDonald. ( Al poco tiempo apareció muerto en circunstancias extrañas. Estaba tumbado en el campo con una pistola al lado, dando la impresión de que se había suicidado, aunque lo más probable es que lo suicidasen como a tantos otros!)

* Tema OVNIs y las reacciones de los Presidentes de los EEUU ...

En 1942, se le informa al presidente Roosevelt mediante una carta enviada por el general Marshall sobre unos misteriosos «aviones» que habían sido vistos sobre Los Ángeles y contra los que las baterías antiaéreas habían disparado 1.430 veces, sin que lograsen derribar ninguno. Eran por lo menos 15 OVNIs que volaban a una altura entre 3.000 y 5.500 metros.

Las conclusiones a que el general Marshall llega son que no habían dejado caer ninguna bomba, no hubo heridos y no habían salido en su persecución aviones del Ejército o de la Marina.

En sus comentarios al presidente le dice que probablemente se trataba de «aviones comerciales» operados por agentes de potencias enemigas con el objeto de descubrir dónde estaban situadas las defensas antiaéreas, y de hacer más lenta la producción debido a los apagones que tal alarma causaba.

Muy diferente sería su reacción pocos años después cuando ya estuviese convencido de que no se trataba de «aviones comerciales».

Harry S. Truman (1945-1953) fue el primero que tuvo que enfrentarse directamente con el fenómeno ovni, cuando los militares de la Fuerza Aérea le confirmaron oficialmente que en efecto, todo lo que decía la prensa, era una realidad. Efectivamente, desde la guerra de Corea y posteriormente en los propios Estados Unidos, se habían detectado en el aire naves que no pertenecían a ninguno de los ejércitos de las demás naciones del planeta.

Truman formó el famoso grupo « Majestic Twelve» (MJ-12) cuya existencia, a pesar de haber sido negada reiteradamente por las autoridades norteamericanas, es una total realidad. De hecho uno de los que componían este grupo, el Secretario de Estado James Forrestal se suicidó, lanzándose al vacío desde el piso 16 del hospital en el que estaba recluido. La razón oficial de su suicidio fue una depresión nerviosa, pero otras fuentes aseguran que se debió a la preocupación que le causó el descubrir cuál era la verdad tras el fenómeno OVNI. Sus familiares, por otra parte, siempre han asegurado que fue asesinado, según parece porque era de la opinión que había que decirle toda la verdad al pueblo, cosa a la que se opusieron desde un principio los restantes miembros del «Majestic». 



Terminada la era de Truman accedió a la presidencia el general Eisenhower al cual le llegaron muchos informes de las extrañas luces que los aviadores norteamericanos vieron en el cielo durante la guerra de Corea, al igual que años más tarde las verían los que lucharon en la de Vietnam.

Y para que no se diga que éstas son generalidades, hoy ya se posee el documento por muchos años secreto, preparado el 18 de noviembre de 1952, tras la elección del general Eisenhower a la presidencia. Se sabe que ni él estaba informado sobre lo que ocurría. Esto nos dice el secreto con que se llevaba todo lo referente a OVNIs y la enorme importancia que se le daba, por mucho que le dijesen al pueblo que el asunto no tenía fundamento alguno.

Posteriormente el general, ya en la presidencia, tuvo ocasión de ver el día 20 de febrero de 1954, en la base aérea de Muroc (California) el ovni que allí se conservaba. En esa visita lo acompañó monseñor John J. McIntyre .

Según un informe basado en una carta particular, Eisenhower tuvo la intención de comunicarle todo lo referente al fenómeno OVNI a la nación:

«Tengo la convicción de que (Eisenhower) ignorará el terrible conflicto entre diversas "autoridades" y se dirigirá directamente al pueblo por radio y televisión, si este "impasse" continúa durante mucho tiempo. Por lo que he podido deducir, se está preparando una declaración oficial para difundirla a mediados de mayo.» Pero llegó mayo y el pueblo siguió sin enterarse. Los «secretistas» habían triunfado una vez más.

Tras Eisenhower vinieron Kennedy y Johnson. Según un informe, el primero se interesó vivamente por el fenómeno ovni, y se propuso comunicárselo al pueblo. En un principio lograron convencerlo de la inconveniencia de tal declaración, pero un año más tarde, alarmado por los informes que seguían llegando, se decidió a decírselo a la nación. Según el mismo informe ésa fue la causa de su muerte y de la de su hermano Robert que también opinaba que había que decir toda la verdad sin ocultarle nada al pueblo.

De Nixon sabemos que su hombre de confianza, Haldeman, estaba en contacto con el MJ-12.

Gerald Ford y Jimmy Carter tuvieron algo en común; antes de ser presidentes ambos dijeron que en caso de llegar a la Casa Blanca, harían que se le dijese al pueblo toda la verdad sobre los ovnis. En particular Carter, que se había impresionado mucho tras haber contemplado durante un buen rato un ovni en el Estado de Georgia mientras era gobernador, en 1973, y se lo había prometido a los periodistas. «Juro que era realmente un OVNI , había dicho, parecía tan grande como la Luna».

En cuanto a Ronald Reagan, según los rumores, se entusiasmaba ante las noticias que le daban de las actividades de los OVNIs y las seguía con un cierto nerviosismo infantil.

Lo curioso es que Reagan, en los últimos cuatro años de su mandato, habló cuatro veces inexplicablemente y casi a destiempo de los extraterrestres, en alguna ocasión con pasmo para los que le oían, que no podían dar crédito a lo que estaban escuchando.

La segunda de estas ocasiones fue el 4 de diciembre de 1985, en el Colegio de Fallston, habiéndoles a los estudiantes. He aquí sus palabras:

«En mi último encuentro con Gorbachov, en un momento de nuestra charla privada, le dije:

"Piense en lo fácil que sería nuestra tarea, si de repente se presentase gente de otro planeta y nos amenazase a los habitantes de la Tierra. Entonces olvidaríamos las pequeñas diferencias locales que tenemos entre nosotros y de una vez para siempre caeríamos en la cuenta de que todos somos seres humanos que tenemos que vivir juntos aquí en esta Tierra nuestra"».


* Pero ... ¿Cuál es ese «secreto final» tan celosamente guardado por el MJ-12, asistido por tres o cuatro grandes agencias gubernamentales? 

Por un lado, sería el trato hecho por el gobierno de los Estados Unidos con ciertas entidades extraterrestres a las que el MJ-12 bautizó con el nombre de «EBEs».

Al parecer, las películas «Encuentros cercanos del tercer tipo», «ET», «Hangar 18», así como la serie «V», y unas cuantas más, fueron hechas para que nos fuésemos "acostumbrando" a la existencia de semejantes seres y hasta a su nada agradable apariencia. ¡Ya se sabe que Hollywood es un as "profetizando" acontecimientos!




* Manipulación mental, formando al rebaño ...

Si estos "invasores" han logrado convencer y engañar a los sabios y a los poderosos del mundo, ¿qué no harán con el pueblo indefenso?

La gran invasión, no es la que está teniendo lugar en las bases subterráneas de los Estados de Nevada, Nuevo México y Arizona, ni la que sucede cada noche en cientos de granjas y casas apartadas en todo el mundo en donde los EBEs secuestran cantidad de reses y personas; la gran invasión es la que está teniendo lugar en las mentes de la gente joven de este planeta.

En nuestro mundo actual hay muchas señales de que las mentes, sobre todo las mentes de los jóvenes y niños, están siendo bombardeadas; y la conducta de los ciudadanos de este planeta acusa ciertos síntomas sospechosísimos de una influencia externa.

La mayoría de la gente ve estos síntomas como algo normal, fruto de la época que nos ha tocado vivir y como una expresión natural de las inquietudes del hombre de hoy. Sin embargo, creo que hay algo más debajo de todas estas manifestaciones:



He aquí algunos de los síntomas:


- La proliferación de sectas por todas partes y de todos los tipos y la cantidad de seguidores que tienen, por desquiciadas que sean sus prédicas.

- La violencia estúpida y salvaje que se ha desatado en los estadios junto con el gamberrismo creciente que se manifiesta gratuitamente en muchos otros actos sociales.

Por el contrario, el "pasotismo" en que han caído muchos jóvenes a los que parece no interesarles nada e instalarse en la sociedad con un seguro y fácil «modus vivendi». Generación "NI-NI".

- El consumo de drogas, que acarrea tanto sufrimiento y que ha destrozado las vidas de tantos incautos.

-El terrorismo sin causa que no tiene inconveniente en matar a inocentes sólo por hacerse notar.

- El gusto por las modas cada vez más estrafalarias.

- El rock duro, que con su estruendo, sus movimientos desenfrenados y sus dominantes cuatro ciclos por segundo, tanto daño causa a los tejidos cerebrales.

- El fundamentalismo religioso, que hoy tanto abunda y que tan funesto es para la evolución de la mente de los que lo padecen.

- La corrupción gubernamental. Aunque con apariencia de personas honorables, en muchísimos países del planeta el poder ha caído en manos de políticos corruptos e ineptos, verdaderos enemigos de sus respectivas patrias, que lejos de buscar el bien del pueblo lo único que procuran es su propio enriquecimiento. Algunos de ellos no sólo son ladrones sino auténticos «gángsters» capaces de asesinar a quien sea, con tal, de mantenerse en el poder. 



* EBEs y Sociedades Secretas? ... Todos conocemos bastante bien las actividades de los Templarios y los Rosacruces en la Edad Media, los Illuminati, Francmasones o los Golden Dawn, en tiempos más cercanos. No se puede negar que miembros de estas organizaciones fueron los causantes de grandes cambios en la sociedad de su tiempo y que incluso tenían acceso a informaciones privilegiadas.

En la actualidad, da la impresión de que grupos intrigantes y bien organizados de personas con un enorme poder económico se han aliado con ciertos hombres de la milicia o se han infiltrado en sus filas, y mediante sus ilimitadas posibilidades económicas y su irrestricta capacidad de acción están cambiando rápidamente el panorama del planeta.

Estos cambios parece que obedecen a una abarcadora estrategia que no sólo tiene que ver con lo social, económico o político, sino que se extiende a fenómenos tan neutrales como la climatología.

Según algunos informes, el SIDA ha sido causado por uno de estos grupos secretos y prepotentes en convivencia con algún grupo de extraterrestres, con el fin de acabar rápidamente con ciertos estratos problemáticos de nuestra sociedad y con las razas o castas más atrasadas.

La capacidad que estas sectas de «selectos» tienen para disimular sus acciones, por horrendas y masivas que éstas sean, y para manipular a la opinión pública es increíble.

Un ejemplo palmario de ello es cómo han sido capaces de ocultar durante más de cuarenta años la presencia de seres de otros mundos entre nosotros, engañando o amordazando para ello a los grandes medios de comunicación.

Estos pequeños grupos de superparanóicos, autoerigidos en dictadores de los habitantes de este mundo, son los que en la actualidad están dejando que se filtre la noticia de la presencia de extraterrestres entre nosotros, para en un momento preciso, usar el pánico que ello pueda generar, y exigir que todos los líderes de las naciones les rindan sus poderes «con el objeto de poder enfrentar unidos la invasión extraterrestre». Esto pondría en bandeja de plata el dominio del planeta entero en sus manos.

Y estos mismos grupos son los que están camuflando muchas de sus actividades criminales y sus experiencias, achacándoselas a extraterrestres; aunque es cierto que ellos fueron los que les proporcionaron la tecnología necesaria para poderlas realizar. Las experiencias de la Base de Dulce, sin dejar de ser verdaderas, podrían ser obra de alguna de estas sociedades en colaboración con un grupo de militares. Aunque luego den informaciones falsas y se haga aparecer todo como obra de alienígenas.

Parece cierto, que ya en la década del 30 un grupo de científicos alemanes estableció contacto con extraterrestres y debido a sus instrucciones aceleraron la construcción de los V-2. Se sabe que, rusos y norteamericanos encontraron en Peenemunde y en otros lugares de la Alemania nazi, planos muy avanzados para la fabricación de aparatos similares a los OVNIs.

También podíamos hablar acerca de las innegables mutilaciones y desangramientos de ganado, las abducciones de personas o incluso yendo más allá, la desaparición de miles de personas. En ocasiones dan la impresión de haber sido perpetradas por grupos de humanos con unos medios que suponen una tecnología desconocida por la ciencia oficial. Esto me hace pensar en ciertos rituales ... y en los círculos de las altas esferas ... aunque claro! es mucho más sencillo decir que son los EBEs quienes hacen todo esto!

Lo que es evidente es que habrá que tener muy presentes todas estas sospechas, ante tantos extraños acontecimientos como estamos contemplando en nuestros días.

Vivimos en un mundo multidimensional que es compartido y visitado por entidades de otras dimensiones, incluso podría aventurar que compartimos medio con ellos desde hace mucho!
Nuestro desarrollo genético y las religiones tienen mucho que ver con la intervención de estos seres... O no?

2 comentarios:

  1. Si es que es imposible....si el PRESIDENTE de los estados unidos...considerado una de las personas con más MANDO en el mundo ha sido "convencido" e incluso vete tú a saber qué más para no desvelar estas apariciones, no me creo que ahora vayamos a saber más...lo que es evidente es que ...aunque se pueda pensar que es fácil engañar a la gente....la gente tonta no es y está claro que todo todo no va a ser INVENTADO...que ALGO hubo y habrá....

    fdo: ta tau

    ResponderEliminar
  2. A mi lo del rock duro me ha llegao al alma, qué penaaaaa, tener perro y no tener caenaaaa... !!!

    ResponderEliminar