Comalcalco ... Joy Chan


Comalcalco es un sitio arqueológico de la civilización maya que se localiza en el municipio de Comalcalco; en el estadomexicano de Tabasco, a unos 60 km de Villahermosa.

Las ruinas constituyen una necrópolis del período clásico maya (del siglo I a. C. al IX d.C) construida a diferencia de otras, con ladrillos y estuco de concha de ostión. 



La composición de las pirámides y los templos de Comalcalco es única. A diferencia de muchos sitios mayas en la península de Yucatán, donde la piedra caliza es abundante, en éste los constructores fabricaron ladrillos de adobe, arena y conchas. Se cree que Comalcalco cuenta con los primeros edificios de ladrillo hechos en Mesoamérica. Elaboradas fachadas de estuco, máscaras y relieves multicolores decoran las resplandecientes pirámides blancas del sitio, cerradas para los escaladores debido a su delicado exterior.

El asentamiento abarca una superficie de 7 kilómetros cuadrados y tiene numerosos grupos arquitectónicos que en su día estuvieron decorados con relieves y figuras de estuco pintadas de colores brillantes (rojo, azul, verde, amarillo y negro).


El yacimiento de Comalcalco fue dado a conocer por el explorador francés Desiré Charnay a finales del siglo XIX y aunque fue descrito desde entonces, no fue excavado sistemáticamente hasta 1956, por los arqueólogos mexicanos y norteamericanos Gordon Ekholm, Román Piña Chan, George Andrews y José Erosa Peniche. Por ellos sabemos que éste asentamiento prehispánico fue edificado y habitado por los mayas chontales y tuvo su apogeo entre el año 800 y el 1000 d.C., es decir, al final del periodo Clásico (200-850 d.C.) y en los inicios del Posclásico (850-1521 d.C.).

El núcleo del sitio está integrado por la Acrópolis Este, la Gran Acrópolis, la Plaza Norte y el Grupo Oeste. En estos existen diferentes tipos de edificios, plazas y patios, que evidencian una adecuada planificación. En la periferia se han localizado alrededor de 500 montículos ... plataformas de tierra de poca altura, sobre las cuales desplantaban viviendas asociadas a campos de cultivo y múltiples canales de agua. Además de esto las edificaciones monumentales como la Gran Acrópolis fueron acompañadas por las redes de drenaje que pasaban debajo de toda la ciudad. Este sistema de drenaje se realizó con cilindros elaborados con materiales propios de la zona como arcilla, con estos "cilindros moldados" en forma de tubos, se creó un sistema de drenaje profundo para evacuar los deshechos y el agua de lluvia.


La Gran Plaza está constituida por varios templos ...

El más interesante es la Gran Acrópolis, que es un complejo arquitectónico que agrupa sobre un mismo basamento, una serie de edificaciones civiles y religiosas dispuestas en diferentes niveles, entre las que destacan El Palacio, el Patio Hundido, La Tumba de los Estucos o de los Nueve Señores de la Noche, el Templo VI o Templo del Mascarón y el Templo VII o Templo de las Figuras Sedentes, llamado así por el arqueólogo Ekholm.

Algunos templos poseen una cámara abovedada en el interior del basamento sobre el que están edificados, desempeñando la doble función de templo y de tumba.

Cerca de la base de la Gran Acrópolis, hay una escultura de estuco bastante bien conservada llamada la Máscara del Señor del Sol.

Por su parte, la Acrópolis Este, tiene un interesante cementerio en el que se encontraron 66 cuerpos depositados en urnas funerarias con deformaciones craneales, limaduras e incrustaciones de jade en piezas dentales, mostrando el linaje elevado de los enterrados.


Plaza Norte ...

Extensa plaza de forma rectangular, donde se encuentra una serie de construcciones edificadas con núcleo de tierra y recubrimiento de estuco en sus etapas primarias.

Por sus dimensiones, el edificio más sobresaliente es el Templo I. En el extremo sureste de su fachada principal, aún conserva parte de la decoración antigua, que corresponde al menos a tres etapas diferentes, donde se aprecian un animal mitológico, motivos celestes y fragmentos de dos escenas con personajes antropomorfos.


Gran Acrópolis ...

Este conjunto representa la edificación continua de estructuras al paso del tiempo, las cuales se anexaban a las ya existentes de acuerdo con las necesidades de espacio de sus habitantes. Algunos templos poseen también una cámara abovedada de uso funerario en el interior del basamento sobre el que están edificados los templos, que desempeñan la doble función de templo y de tumba. Resaltan los patios, un altar al interior del Patio Hundido, así como el estanque localizado al este del Palacio.

El gran desarrollo tecnológico de los arquitectos mayas es evidente con el descubrimiento de una intrincada red de tubos de barro para drenar el área. Una particularidad interesante en los materiales con los que fueron construidos los edificios, es que los ladrillos utilizados muestran, en una de sus caras, diversos motivos decorativos, ya sean diseños antropomorfos, zoomorfos, epigráficos, simbólicos, geométricos o arquitectónicos. Las piezas fueron decoradas mediante técnicas como incisión, pintura, modelado o pastillaje.


El Palacio ...

Es el edificio de mayores proporciones. Tiene 80 metros de longitud y 9 metros de ancho. En sus paredes se observan restos de nichos o aberturas y en algunos cuartos hay altares bajos al estilo de banquetas adosadas recubiertas con pequeñas bóvedas, a manera de los altares de la zona arqueológica de Palenque. Su fachada muestra una serie de muros-pilastra que forman los claros de entrada.

Tempo IV o de La Tumba ...

Se trata de un basamento con escalinata central, sobre el que se levanta un templo compuesto por dos crujías; una era el pórtico o vestíbulo, y la posterior se divide en dos celdas laterales y una central que servía de santuario. Debajo del templo hay una cámara funeraria cuyos muros estucados están desprovistos de cualquier decoración, a diferencia de la que describimos en el párrafo siguiente.


La Tumba de los Estucos ...

Está ubicada hacia el sureste de El Palacio. Se considera la más importante de las tres descubiertas hasta ahora en Comalcalco, y fue similar en distribución y proporciones a la tumba del Templo IV; ésta sin embargo ha perdido la mayor parte del templo superior, y sólo se conserva el basamento y la cámara funeraria. En sus paredes interiores se encuentran distribuidos nueve personajes en relieve de estuco, en los cuales existían inscripciones jeroglíficas asociadas a ellos.

Templo V ....

Tiene un templo en su parte más alta, formado por un pórtico al frente y un santuario con celdas laterales en la crujía posterior. En el basamento destaca una tumba, cuya entrada quedaba cubierta por la escalinata, es similar a los dos templos–tumba descritos con anterioridad.


Templo VII ...

Denominado también Templo de las Figuras Sedentes. Sus dos primeros cuerpos muestran varias figuras sentadas en actitud de ofrendar; en el tercer cuerpo está la representación de una serpiente estilizada con una banda de jeroglíficos.

Un papel importante lo desempeñan los ladrillos decorados que, junto con las urnas funerarias, no tienen igual en el mundo prehispánico y en los que hay por igual representaciones de la fauna de la época, vestimenta y adornos de los grandes señores, personajes de perfil, edificios e incluso escenas más elaboradas como la de un señor sobre su palanquín o la de un par de remeros con alguna carga en su canoa (medio de transporte fundamental en la región). Destaca un ladrillo modelado en forma de un cocodrilo de la especie Moreletti. Hay también enormes urnas funerarias y grandes esculturas modeladas "en bulto".



Los dioses de Comalcalco ...

Los mayas de Comalcalco, rendían culto a varios dioses entre los que se encontraban Chak (dios de la lluvia), Kinich Ahau (dios del sol), Kisin (la muerte), Ixchel (la Luna) y Ek Chua (del Comercio). Estos y otros dioses fueron representados en ladrillos, vasijas, modelados de estuco o figurillas. Se les rendía culto quemando resinas en incensarios, además de otros rituales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario