Colinas de chocolate, Filipinas


Las Colinas de Chocolate (Chocolate Hills) son una formación geológica inusual en Bohol, Filipinas. Se compone de alrededor de 1268 conos en formas de colinas de aproximadamente el mismo tamaño, repartidas en una superficie de más de 50 kilómetros cuadrados. Están cubiertos de hierba verde que se vuelve marrón durante la estación seca, de ahí el nombre, pues vistas desde cierta distancia parecen enormes bombones de chocolate.

En cuanto al origen de los conos de Filipinas, no existe una teoría consolidada, aunque entre las más aceptadas, se considera probable que alguna vez fueran depósitos de piedra caliza bajo el mar, levantado por el movimiento de las placas y, a continuación, suavizado por el viento y la erosión del agua de lluvia. Las colinas de Bohol están consideradas un ejemplo de topografía karst.


Pero existe una leyenda muy curiosa al respecto ... La leyenda cuenta que hace muchísimo tiempo, dos misteriosos gigantes se enfrentaron en una fuerte batalla que duró algunos días y que las armas eran piedras y arena que se arrojaban entre sí. Cuando la pelea terminó y agotados como estaban, se reconciliaron y se marcharon de allí pero antes apilaron aquellas piedras y arena en esa forma tan inusual para dejar constancia de aquella batalla.

Quién sabe, si hay algo de cierto detrás de esta leyenda, porque está claro que detrás de muchos mitos hay mucho de verdad. Es más, muchos son los que dudan de que se trate de una formación natural, más bien existe la creencia de que son pirámides que están bajo una capa de arena y vegetación, que fueron creadas o por el hombre o una civilización inteligente del pasado.

Si os doy mi humilde opinión, yo sin duda apuesto por la artificialidad de estas "colinas" ... ¿Pirámides? Sin duda hay muchas bajo la "maleza" (en cierto modo me recuerda a las pirámides de China, esas pirámides que camuflaron para que no fuesen visibles) .... O sin ir más lejos, también podemos pensar en Cahokia o Silbury Hill!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada