Qenko ... ¿Santuario Sagrado?


Kenko o Qenko, en quechua Q'inqu es un centro arqueológico ubicado en el Valle Sagrado de los Incas, a 6 km. de la ciudad del Cuzco . Está integrado por dos lugares: el Grande, que se encuentra al pie del camino que va desde Sacsayhuamán hasta Písac; y el Chico, que está a 350 metros al oeste del anterior, sobre la ladera. Este adoratorio se encuentra ubicado sobre lo que hoy se conoce como el cerro Socorro y abarca un área que de un poco más de 3,500 metros cuadrados.

En la época del Imperio inca fue otro centro dedicado al rito y son de particular interés su anfiteatro de forma semi-circular y sus galerías subterráneas.

No se conoce el nombre original de este adoratorio, los conquistadores españoles le dieron el nombre de Q'inqu, palabra del Quechua que significa "laberinto", por las galerías subterráneas en forma de laberinto y por los pequeños canales labrados en las rocas en forma de zigzag.


Este monumento fue calificado como un anfiteatro, pues como bien he mencionado antes, tiene una construcción semicircular. En realidad, se ignora la finalidad de esta construcción, que bien pudo ser utilizada como altar, un tribunal o una tumba. Se presume que fue uno de los santuarios más importantes que hubo en el incanato. Igualmente es atractivo el laberinto con sus canales en zigzag y su piedra muda al centro frente a la que posiblemente se arrodillaban los adoradores de Inti o dios Sol y de la diosa Pacha Mama o Tierra.

Algunos de los templos de Qenko incluían cámaras subterráneas, como la Sala de los Sacrificios que se especula que fue utilizada para embalsamar cadáveres o era el lugar de sacrificios humanos. 


En el yacimiento de Qenko se percibe cómo los Incas retomaron rituales de origen antiquísimos relacionados con los ciclos de las estaciones y el sol, nacidos en el seno de civilizaciones anteriores de las que heredaron credos y conocimientos.

Este complejo cumplió una función netamente religiosa, encontrándose en la parte exterior un anfiteatro en forma semicircular con nichos trapezoidales y un monolito que simula ser un puma, el cual mide aproximadamente seis metros.


La caverna semicircular y semiartificial que existe en la parte interior posee una mesa o altar donde se realizaba ritos. En la parte superior de este roquedal existe una serie de asientos (tianas), gradas y escalinatas labradas. Se observa un canal serpenteante el cual termina en una circunferencia siendo la representación de la serpiente (amaru), luego una cabeza de felino y un ave que son elementos de connotación religiosa. 


Como máxima representación se tiene el Intihuatana, conformado por dos elementos circulares que por las sombras que este proyecta se cree que lo utilizaban para saber los tiempos de cosecha y siembra (solsticios y equinoccios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario