La "Puerta de Mehr"


Mheri-Dur, o Meher-Tur (la "Puerta de Mehr"), es una construcción en forma de puerta tallada en la roca misma con una lista de 79 deidades y el tipo de ofrendas y sacrificios que debía recibir cada una, como cabras, ovejas, vacas, y otros animales.

Está ubicada en lo que se llamó el reino de Urartu, un antiguo país en torno al lago Van, en el suroeste de Asia y que hoy se reparten entre Armenia, Turquía e Irán.

El reino fue mencionado por primera vez en los registros asirios del siglo XIII a.C. Repetidamente atacado por los reyes asirios, Urartu se redujo a ruinas en el siglo VIII a.C.

Según la leyenda armenia, Mher era el hijo del legendario héroe armenio David. Mientras se vengaba de su padre, lo maldijeron y quedó atrapado dentro de la Roca del Cuervo, cerca de la ciudad armenia antigua de Van.

Desde ese día Mher vive en esa cueva. El río subterráneo Gail (Lukos) fluye debajo de la cueva con un terrible estruendo. Según la saga, Mher debe permanecer allí con su caballo de fuego hasta que haya justicia, honradez y paz en el mundo.

Una vez al año (en el festival de las rosas, originalmente un festival pagano de fuego y agua, en la noche de destinos) la puerta de Mher se abre.

Cualquier persona que ese día se encuentre cerca de la puerta, corre peligro de ser atrapado en el interior de la roca también.

Se cree que algún día Mher va a salir de la cueva, montado en su caballo de fuego, para castigar a los enemigos de su pueblo. Ese será el día de la ira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario