La Ouija (II)


¿Qué es exactamente la Ouija? Todos sabemos cómo es una Ouija, simplemente un tablero con letras y números y un planchette que se desliza sobre ellas y forma mensajes, pero, realmente sabemos a qué y a quiénes nos enfrentamos cuando la utilizamos?

Antes de nada, me gustaría decir, que la Ouija es una puerta que se abre hacia otra dimensión. Generalmente los que se comunican con nosotros son bajos astrales, es decir, entidades poco evolucionadas y muy aferradas todavía al mundo físico, o bien, espíritus sin luz o almas en pena que quieren manifestar su estado de angustia al mundo de los vivos. Éstas suelen ser las entidades que nos visitan con más facilidad debido a su frecuencia de vibración, que es más cercano al nuestro. Pero también podemos contactar con entidades de otros planetas. Cabe destacar que también puede haber interferencias...que estemos en contacto con un ser y de repente... aparezca otra entidad.

Aún así, el mayor peligro, es el que tiene relación con los aspectos psicológicos y emocionales de los participantes. La Ouija posee un alto grado de atracción ya que nos abre las puertas a un mundo desconocido y eso puede aportar cierta fascinación, como es lógico.

Generalmente las personas que acceden a utilizar la Ouija, suelen hacerlo por distintas razones:

- Parte de esas personas suelen hacerlo por mera curiosidad, ya que les atrae el poder experimentar si la Ouija funciona. Una vez saciada su curiosidad y cuando las experiencias dejan de ser novedosas, suelen dejar de practicarla.

- Un segundo grupo sería el de las personas que tratan de aferrarse a un método para seguir en contacto con sus seres queridos. En este grupo, dependiendo de la calidad de los mensajes que reciben pueden continuar, convirtiéndose en una especie de adicción, o bien, desengañados, desistirán de su empeño.

- Y en tercer lugar estarían las personas que utilizan la Ouija como forma o medio de investigación.


Ahora bien, si realmente estamos pensando en utilizar la Ouija, debemos de ser escépticos, analíticos y ante todo críticos. Jamás debemos de creer a pies juntillas todo lo que se nos transmite, ya que en muchas ocasiones, las entidades con las que contactamos, lo único que buscan es confundirnos. 

Debemos de ser sensatos y ante todo equilibrados; las personas inmaduras, sugestionables, ansiosas o que están atravesando por un mal momento pueden ser el blanco perfecto para ciertos seres, y los peligros son inmensos, desde casos de esquizofrenia o paranoia, como también casos de suicidio.

Digamos que la Ouija es un potenciador, es como una caja de resonancia que amplifica todo, lo bueno y como no, también lo malo, y las personas que tienen algún desequilibrio o pequeño desorden "llaman" a estos seres, ya que son vulnerables.

También es muy importante que siempre se cierre la sesión, pase lo que pase, ya que si no se cierra, el portal queda abierto y el lugar donde se hace queda marcado. De ahí que en numerosas ocasiones, aparezcan casos de poltergeists en los lugares donde se ha practicado una sesión de Ouija.

Según el Dr. Alan Kardec en su libro de los espíritus, nos habla de que la Ouija es un vehículo atractivo para las llamadas almas en pena y también los espíritus burlones, también conocidos como, poltergeists. Éstos no están en posición de ayudar a sus contactados, sino de confundirlos más bien. Ésto puede afectar a su vida diaria e incluso a su salud mental.

Profesionales modernos de la salud mental tampoco recomiendan el "juego" ya que la autosugestión puede desencadenar en esquizofrenias y paranoias.

Cabe destacar que hay personas que afirman, que cuando la Ouija se mueve es por causas fisiológicas, como el movimiento involuntario de nuestros músculos, o bien gracias a nuestro subconsciente.
Desde mi punto de vista, es bueno practicarlo, aunque siempre con alguien que entienda del tema y que todos los participantes sean sensatos y equilibrados, pero ante todo, debemos ser conscientes de que la Ouija NO es un juego!

1 comentario:

  1. Espectacular la documentación de ambos post. Un instrumento con el que hay que tener bastante ojo, pues no se puede usar a la ligera, aunque creo firmemente en la capacidad de contacto y comunicación que se crea con un buen uso.

    ResponderEliminar