Hablemos de ángeles...


En la Biblia sólo se mencionan los nombres de tres de los ángeles, Gabriel, Miguel y Rafael, quien es mencionado en el Libro de Tobías, y sólo aparece en las Biblias católicas y ortodoxas.

La Iglesia Católica tiene tal respeto por estos tres ángeles que les ha adjudicado el 29 de septiembre en su calendario de santos. A pesar de ser ángeles, que es una jerarquía espiritual mucho más elevada que la de los santos, la Iglesia se refiere a ellos como San Gabriel, San Miguel y San Rafael.

La mayor parte de la información que tenemos sobre los ángeles proviene de otras fuentes, entre las que están el Talmud y los Midrash hebreos y otras escrituras rabínicas incluyendo la Cábala. El Corán y otros libros musulmanes nos hablan de los ángeles y sus grandes poderes y el Libro de Enoch nos revela los nombres de muchos ángeles, entre los cuales están también los ángeles caídos. 

Un gran compendio de ángeles ha llegado también hasta nosotros de otras fuentes menos conocidas, como los libros de la Apócrifa, El libro del ángel Raziel, La gran clavícula de Salomón, La pequeña clavícula de Salomón, también conocida como Goetia, El arbatel de la magia, El sexto y séptimo libro de Moisés y otros muchos. Pero de todos los ángeles mencionados en todos estos libros, los más conocidos y más venerados son los cuatro grandes arcángeles Rafael, Miguel, Gabriel y Uriel.

Este último ángel es menos conocido que los otros tres, pero su influencia es inmensa en la tradición angelical. Rafael, Miguel, Gabriel y Uriel están identificados con los cuatro elementos y los cuatro puntos cardinales, los cuales rigen. Los elementos y los puntos cardinales forman una rueda, un círculo de gran poder y magnetismo dentro del cual se encuentra el globo terrestre.
- El primer punto cardinal es el Este, que es donde sale el Sol cada mañana, y corresponde al elemento aire, regido por Rafael. 

- Moviéndonos hacia la derecha dentro de este círculo cósmico, según las agujas del reloj y del Sol, llegamos al punto cardinal del sur, el cual corresponde al elemento fuego, regido por Miguel.

- Del Sur pasamos al Oeste, donde se pone el Sol por las tardes, que corresponde al elemento agua y es regido por Gabriel. 

-Y del Oeste pasamos al Norte, que corresponde al elemento tierra y es regido por Uriel.

Si visualizamos a la Tierra dentro de esta rueda solar, podemos ver que los cuatro arcángeles están parados en los cuatro puntos cardinales del planeta en forma de cruz. Cada uno de los arcángeles tiene sus propios colores y atributos y una apariencia especial según la antigua tradición mística.

  • Tipos de ángeles ...
Las tres principales religiones del mundo occidental, judaísmo,cristianismo e islamismo, así como prácticamente todos los sistemas de creencias religiosas del mundo entero, incluyen a seres celestiales en sus cosmologías. Los ángeles, como los humanos, pertenecen a familias o grupos que se diferencian por sus niveles vibratorios. En las jerarquías angélicas lo superior se entiende no como "mejor" sino como más sutil. Los textos de ángeles más conocidos los disponen en tres "esferas" o"coros", ya que sus voces cantan alabanzas a la Creación componiendo la "música de las esferas", explicada en los textos herméticos como la vibración básica del Universo.
  • Disposición de los coros angélicos ...
Primera esfera:
1. Serafines
2. Querubines
3. Tronos

Segunda esfera:
4. Dominios
5. Virtudes
6. Poderes

Tercera esfera:
7. Principados
8. Arcángeles
9. Ángeles
  • ¿Qué hacen los ángeles de la Primera Esfera?
- Serafines: Estos seres celestiales cantan la música de las esferas y regulan el movimiento de los cielos según emana de Dios.

- Querubines: Son los custodios de la luz y de las estrellas. Aunque alejados de nuestro plano material, su luz toca nuestras vidas, la luz divina que ellos filtran desde el Cielo manifestando la sabiduría divina.

- Tronos: Son ángeles acompañantes de los planetas y manifiestan la unión con Dios. En este momento de nuestro desarrollo evolutivo es importante que cobremos conciencia de un trono en especial, el ángel de la Tierra que es el guardián de nuestro planeta
  • ¿Qué hacen los ángeles de la Segunda Esfera?
- Dominios: Son los seres que manifiestan la soberanía de Dios gobernando las actividades de todos los grupos angélicos inferiores e integrando el mundo espiritual con el mundo material. Aunque reciben órdenes de Dios y rara vez se ponen en contacto con los individuos, su trabajo está vinculado con nuestra realidad.

- Virtudes: Manifiestan la voluntad de Dios. Ahora son de especial importancia para nosotros porque pueden proyectar grandes niveles de energía divina. A medida que más humanos aprendamos a trabajar con las virtudes, habrá una mayor infusión de energía espiritual disponible para nuestro planeta.

- Poderes: Son los que manifiestan el poder de Dios. Son portadores de la conciencia de toda la humanidad, los que conservan nuestra historia colectiva. A esta categoría pertenecen los ángeles del nacimiento y de la muerte. Ellos pueden atraer y retener la energía del plan divino, tal como los árboles absorben la energía del Sol. De este modo los poderes pueden enviarnos a todos la visión de una red espiritual mundial. Todos los centros espirituales del planeta son órganos diferentes del cuerpo espiritual emergente de nuestro planeta.

  • ¿Qué hacen los ángeles de la Tercera Esfera?
- Principados (ángeles integradores): Son los ángeles que manifiestan el dominio de Dios sobre la naturaleza. Son los devas o guardianes de todos los grandes grupos, desde ciudades y naciones hasta creaciones humanas recientes, como las corporaciones multinacionales. Ahora sería más adecuado llamarlos ángeles integradores. Hay muchos de estos seres dedicados a nuestro planeta.

- Arcángeles (ángeles superlumínicos): Manifiestan el liderazgo de Dios. Nos sugieren que los llamemos ángeles superlumínicos porque se ocupan de las zonas más amplias de la experiencia humana. Pertenecen a una familia diferente de los ángeles y hay muchos tipos distintos de ángeles superlumínicos en esta familia mayor. Algunos comandan a los espíritus planetarios, otros son responsables del reino animal y otros más cumplen tareas específicas en servicio de la humanidad.

*Rafael se viste de amarillo con reveses violeta. Representa al amanecer y se describe como un adolescente muy bello de ojos azules y cabellos rubios ensortijados que forman una aureola dorada alrededor de su cabeza.

*Miguel, que sigue a Rafael en esta rueda cósmica, se viste de rojo y verde y representa el color del mediodía. Miguel se describe como un hombre joven de unos 25 años de edad. Su piel es clara con tonos dorados, sus ojos son verdes y su cabello es rojo como una llama, espeso y ondulado y le llega hasta el cuello.

*Gabriel se viste de azul claro con reveses anaranjados. Representa a la tarde. Aparenta una edad de alrededor de 35 años. Su piel es tostada, sus ojos azul verde y su cabello bronceado le llega hasta los hombros.

*Uriel es el ángel que cierra la rueda solar, el ángel de la tierra. Se viste de cuatro colores: verde oliva, verde limón, ladrillo, marrón oscuro o negro. Representa al anochecer. Su piel es morena, sus ojos castaños y su cabello castaño oscuro, casi negro, le pasa de los hombros. Uriel es el único de los cuatro arcángeles que tiene barba. Su barba es oscura, espesa y rizada pero no larga. Representa una edad entre los 40 y 45 años. Como es fácil ver en esta descripción de los cuatro arcángeles, estos van madurando en edad según pasamos de un punto cardinal a otro y su apariencia física se va oscureciendo. Esto se debe a que la rueda solar simboliza el día. Desde que amanece hasta que oscurece. Es por eso que Rafael es rubio como el sol naciente y Uriel oscuro como la noche.

- Ángeles (ángeles acompañantes): Son los más próximos a la humanidad, los que más se ocupan de los asuntos humanos manifestando la protección de Dios. Dentro de la categoría de ángeles hay muchos diferentes, los que más conocemos son los ángeles guardianes o ángeles acompañantes quienes se ocupan de nuestra evolución espiritual. Conforme entramos a una época de mayor luz y amor en el planeta, estos ángeles ya no necesitan ser nuestros guardianes, sino nuestros guías y compañeros entrañables hacia una conciencia cada vez mayor.

  • La música de las esferas ...
La música de las esferas ha apasionado desde siempre a los estudiosos del Universo. Para los pitagóricos, los tonos emitidos por los planetas dependían de las proporciones aritméticas de sus órbitas alrededor de la Tierra, de la misma forma que la longitud de las cuerdas de una lira determina sus tonos. Las esferas más cercanas producen tonos graves, que se agudizan a medida que la distancia aumenta.

Lo más hermoso era que, según ellos, los sonidos que producía cada esfera se combinaban con los sonidos de las demás esferas, produciendo una sincronía sonora especial: la llamada “música de las esferas”.

Para los pitagóricos, por tanto, el Universo manifiesta proporciones “justas”, establecidas por ritmos y números, que originan un canto armónico. El cosmos, a sus ojos, es por tanto un sistema en el que se integran las siete notas musicales con los siete cuerpos celestes conocidos entonces (el Sol, la Luna y los cinco planetas visibles). A estos planetas se añadían tres esferas suplementarias que alcanzaban el 10, el número perfecto.

La misma armonía celestial fue descrita por Platón cuando, en Epinomis, declaró que los astros ejecutan la mejor de todas las canciones. Cicerón también se refirió en el canto de Escipión a ese sonido tan intenso como agradable que llenaba los oídos de su héroe y que se originaba en las órbitas celestes, reguladas por intervalos desiguales que originaban diferentes sonidos armónicos.

La tradición que consideraba al Universo como un gran instrumento musical se prolonga durante la Edad Media y hasta el siglo XVII, en el que tanto Kircher (que hablaba de “la gran música del mundo”) como Fludd (que concebía un Universo monocorde en el que los diez registros melódicos evocados por los pitagóricos traducían la armonía de la creación), dejaron constancia de su vigencia.

Sin embargo, fue el astrónomo Kepler quien estableció que un astro emite un sonido que es más agudo tanto en cuanto su movimiento es más rápido, por lo que existen intervalos musicales bien definidos que están asociados a los diferentes planetas. Kepler postuló, en su obra Harmonices Mundi, que las velocidades angulares de cada planeta producían sonidos.

De hecho, Kepler llegó a componer seis melodías que se correspondían con los seis planetas del sistema solar conocidos hasta entonces. Al combinarse, estas melodías podían producir cuatro acordes distintos, siendo uno de ellos el acorde producido al inicio del Universo, y otro de ellos el que sonaría a su término. Resumiendo: Incluso la NASA ha confirmado que la música de las esferas sí existe! “El universo es un sueño holográfico proyectado” Nadie está a salvo de las derrotas. Pero es mejor perder algunos combates en la lucha 
por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando.

  • Llamadores de ángeles:
Las leyendas o historias celtas cuentan que hace miles de años, los humanos vivían en contacto directo con sus Ángeles Guías o Ángeles de la Guarda, y que, por alguna razón relacionada con el Pecado Original, tuvieron que dejar de vivir junto a sus ángeles. Los Ángeles, apenados por la pérdida de los humanos, les regalaron a los humanos unos colgantes esféricos de plata pura que, al agitarlos, sonaban como campanillas y que servían para avisar a los ángeles cuando ellos estuvieran en peligro o desearan hacer algo con toda su fe. También les pusieron una condición, y es que el llamador de ángeles es personal e intrasferible, y que sólo podría ser usado por un humano.

* Cómo limpiar el llamador de ángeles: Es aconsejable que nadie toque tu llamador, pero si sucede podemos hacer lo siguiente ...

Limpiarlo con un paño blanco y dejarlo toda la noche sobre el paño a la luz de la luna llena. Esto es como un baño de luz purificante para el llamador de ángeles.


* Cómo invocar a los ángeles ...

Lo más importante antes de proceder a la invocación es darse unos minutos de silencio interno para realizar la petición. La actitud debe que ser la que se tiene cuando se va al encuentro de alguien que apreciamos y respetamos. Es una cita angélica. Se tendrá en cuenta que la letra “H” en los nombres angélicos se pronuncia como “J”. Sentado, de pie o de rodillas, lo importante es sentirse cómodos. Se respira tres veces en forma lenta, se inhala paz y se sopla inquietud.

* Luego se dice:

“En el Bendito Nombre de todo lo creado, Yo…………………. invoco a (se nombra el ángel) para que por su virtud y su fuerza me asista en (aquí se hace el pedido correspondiente) ... Así sea.” [Se repite el Salmo correspondiente al ángel del día 7 veces].

2 comentarios:

  1. Es hermoso tener informacion de algo tan inportante y bello para toda la humanidD

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado !!! A ver donde puedo conseguir un llamador de angeles. Sería bonito poder estar en contacto directo con ellos. Muy bonito todo esto Liza. Un besito

    ResponderEliminar