El Priorato de Sión


Las crónicas nos cuentan que en el año 1099, tras la conquista de Jerusalén, el gobernante de la ciudad Godofredo de Bouillon fundó una misteriosa Orden sobre la abadía de Notre Dame du Mont Sión, de la que poco sabemos.

Cinco de los nueve fundadores del Temple pertenecían a su vez a la Orden de Sión, y se podría decir que en principio el Temple era el brazo armado de la Orden de Sión o incluso que ambas órdenes eran una sola, puesto que según parece compartían el mismo Maestre. Sería el caso de André de Montbard , uno de los 9 caballeros originarios de la orden templaria y que llegaría a ser el máximo dirigente de la misma. Pero el tío de San Bernardo consta asimismo como miembro de Sión, con lo que podemos hacernos una idea del hermanamiento entre ambas.

Esta situación de confraternidad se prolongaría durante aproximadamente unos sesenta años, hasta que en 1188, un año después de la caída de Jerusalén en manos musulmanas, se produjo un cisma entre las dos órdenes que produjo su separación definitiva.

Según el Priorato de Sión, de la pérdida de Tierra Santa sería en gran parte culpable la Orden del Temple, y más concretamente su Maestre Gérard de Ridefort, a los que los documentos “prioré” acusan de traición. Éste arrastró a los Templarios a combatir en la batalla de los Cuernos de Hattin, que significó un auténtico desastre para los cruzados y propició la caída de Jerusalén. La situación derivaría en que la Orden de Sión se trasladaría a Francia, abandonando a los Templarios a su suerte. La ruptura de relaciones se simbolizó mediante la tala de un olmo de ochocientos años, en la ciudad de Gisors. A partir de ese momento, la Orden de Sión cambió su nombre por el de Priorato y se dedicó a sus propios objetivos.
  • Pero… ¿de qué objetivos se trataba?
Supuestamente, la misión del Priorato consistiría en proteger un gran secreto relacionado con los descendientes de la dinastía de los reyes merovingios y restaurar en la monarquía de Francia a uno de sus miembros. Su legítima descendencia, que se cree "extinguida", habría sido demostrada por unos pergaminos descubiertos en el pueblecito francés de Rennes-le-Château.

  • El Santo Grial
La visión convencional del Grial, es que es el cáliz que una vez contuvo la sangre de Cristo y que José de Arimatea se llevó a Gran Bretaña. Se cree que José lo llevó a Glastonbury, en el sur de Inglaterra, y desde entonces su paradero ha estado envuelto en misterio.

Pero sepamos más sobre este lugar ... Glastonbury ...

Los mitos alrededor de esta colina tienen relación con José de Arimatea y con el Santo Grial, así como el Rey Arturo.

La leyenda de José de Arimatea, supone que Glastonbury es la cuna de la cristiandad en las islas británicas, pues el personaje construyó la primera iglesia en suelo británico en Glastonbury Tor, aproximadamente 30 años después de la muerte de Jesucristo. Esta iglesia estaba destinada a albergar al Santo Grial. Se supone que José llegó a Glastonbury en barco, tras una inundación de la región de Somerset. Al desembarcar, el cayado de José de Arimatea se transformó milagrosamente en un arbusto espinoso que crece solamente en la región.

En algunas versiones de las leyendas artúricas, Glastonbury es frecuentemente identificado con el mítico Avalon. El historiador galés Godofredo de Monmouth fue el primero en hacer esta identificación en 1133. Los monjes de la abadía de Glastonbury afirmaron en 1191, haber encontrado las tumbas de Arturo y Ginebra al sur de su abadía.

Sigamos ...

La leyenda cuenta que esta copa o Grial fue utilizada en la Última Cena y que se usó para recoger la sangre de Cristo en la Crucifixión, aunque las distintas historias mencionan a diferentes personajes que recogieron la sangre: unas dicen que fue José de Arimatea, otras que Nicodemo y algunas que fue María Magdalena. Las leyendas se sucedieron a lo largo de los siglos hasta alcanzar el culmen en la Edad Media.

La idea de que el Grial es una metáfora de la línea de sangre de Cristo y de los orígenes de su linaje familiar es relativamente moderna. Según los autores que defienden esta teoría esta verdad la conocían a lo largo de la historia unos pocos selectos artesanos y hombres sabios que la codificaron en obras de arte y arquitectura a lo largo de los años.

Según esta teoría, María Magdalena, tras la crucifixión de Jesús, llega a las Galias escoltada por José de Arimatea y portando el Santo Grial. María Magdalena era la esposa de Jesús, y cuando viajó a las Galias , lo hizo embarazada o acompañada de su progenie, una niña llamada Sara, o Sara la Negra. Aquí el término “Santo Grial” debe comprenderse en el sentido de Santa Sangre, es decir, como la descendencia física de Jesús, que se trasladó a las Galias y se continuó allí.

Una vez en Francia, este linaje judío se unió matrimonialmente con el de los reyes francos, dando lugar a los merovingios. Alrededor del año 500 d.C., con el bautismo y conversión del rey Clodoveo (de la dinastía Merovingia) la Iglesia Romana se instauró como suprema autoridad espiritual de Occidente. Pero los merovingios seguían manteniendo simpatías por la religión arriana que practicaban antes de su conversión al cristianismo. Doscientos años después, el rey merovingio Dagoberto II fue asesinado junto con su familia por encargo de su propio mayordomo de palacio, Pipino de Heristal. La Iglesia, viendo peligrar su hegemonía, habría apoyado la conspiración. Con la muerte de Dagoberto y sus descendientes la dinastía merovingia llegó supuestamente a su fin.

Pero, según afirma el Priorato de Sión, los merovingios, la estirpe de Jesús, sobrevivieron a través de un hijo de Dagoberto que se habría salvado del asesinato de su familia. Se llamaba Sigisberto IV, y entre sus descendientes estaría más tarde Godofredo de Bouillon. Sabemos por los Evangelios que Jesús era de sangre real y de la estirpe de David. Es decir, Jesús era el heredero legítimo del trono de Jerusalén. En las Cruzadas, con la conquista de Jerusalén y la coronación de Godofredo de Bouillon, un heredero de Jesús recuperó su patrimonio legítimo volviendo a ser rey de la Santa Ciudad.

Todas las historias encajan, y todos los datos van entremezclándose, poco a poco… ¿Qué hay de verdad, y que hay de leyenda en todos estos datos aportados?, ¿nos conformamos con la historia que nos han vendido, o intentamos ir más allá?, ¿dejamos la mente abierta, o simplemente cerramos los ojos? Yo no sé vosotros, pero yo no me conformo con una verdad a medias, o una información manipulada…Me gusta investigar y sacar mis propias conclusiones….

  • Las doce tribus de Israel y el Santo Grial ...
El cuarto evangelio dice muy claramente que la mujer que ungió a Cristo en Betania era María, hermana de Lázaro. El nombre de María Magdalena no se menciona en relación con la escena de la unción, sin embargo, según los evangelios, es ella quien acompaña a Jesús al calvario, permanece cerca de la cruz, y es ella quien va en el amanecer del día de Pascua a completar la unción para el entierro que ella misma había comenzado días antes. ¿Por qué María de Betania fue llamada la " Magdalena"? ¿Por qué fue forzada a huir de Jerusalem? ¿Y qué ocurrió con el sagrado linaje sanguíneo que llevaba con ella?

Hay muchos indicios que me hacen sospechar que Jesús contrajo un matrimonio dinástico secreto con María de Betania y que ella era hija de la tribu de Benjamín, cuya herencia ancestral era la tierra que rodeaba a la ciudad santa de David, la ciudad de Jerusalem. Un matrimonio dinástico entre Jesús y una hija real de los benjamitas hubiese sido percibido como una fuente de sanación por la gente de Israel durante su época de miseria como una nación ocupada.

En una antigua leyenda francesa, la exiliada "Magdal-eder", la refugiada María que busca asilo en la costa sur de Francia es María de Betania, la Magdalena. La leyenda registra que María "Magdalena" viajando con Marta y con Lázaro de Betania, desembarca en la costa de la Provenza en Francia.

Otras leyendas acreditan a José de Arimatea como el custodio del Santo Grial, el cuál, como he sugerido podría ser el linaje sanguíneo real de Israel antes que un cáliz literal. La vasija conteniendo este linaje sanguíneo, el arquetípico cáliz del mito medieval, debió ser la esposa del ungido Rey Jesús.

La imagen de Cristo que emerge de nuestra historia es la de un líder carismático que corporiza los roles de profeta, sanador y Rey-Mesías. Un líder que fue ejecutado por las fuerzas romanas de ocupación y cuya esposa y línea sanguínea fueron secretamente sacados de Israel por sus leales amigos y transplantadas a Europa occidental a la espera de que se cumpliera el tiempo para la culminación de la profecía.

Curiosamente sólo aparecen referencias a María Magdalena con posterioridad a la Ascensión en los Evangelios Gnósticos (de los cuales fueron hallados rollos coptos en Nag Hammadi en 1945 y en otros sitios de Egipto). Textos que confirman que María Magdalena fue una compañera íntima de Jesús. El Evangelio de Felipe dice: "Hubieron tres que caminaron con el Señor en todo momento: María su madre, su hermana (de María) y Magdalena aquella que es llamada su compañera". María Magdalena según este evangelio gnóstico encontrado en Nag Hammadi despertaba celos en los apóstoles porque ella era la compañera cercana o "consorte" del Señor, quien con frecuencia la besaba en la boca.

Está claro a partir de los cuatro Evangelios canónicos que María Magdalena gozaba de una prioridad especial en la comunidad de creyentes ya que ella fue la primera persona en ver y hablar con Jesús en el domingo de Pascua, habiendo sido ella quien corrió hasta su tumba con las primeras luces del día, para realizar los rituales para el embalsamamiento del cadáver de Jesús.

Curiosamente en el pueblo de Les Saintes-Maries-de-la-Mer en Francia hay un festival desde el 23 al 25 de mayo de cada año en honor a Santa Sarah la egipcia, también llamada Sara Kali "La Reina Negra". Para más inri, debemos saber que el nombre Sara significa "reina" o "princesa" en hebreo. ¿Casualidad? ... No, una investigación revela que este festival originado en la época medieval, es en honor a la criatura egipcia que acompañó a María Magdalena a Marta y a Lázaro, quienes llegaron en un pequeño bote que recaló en esa localidad aproximadamente en el año 42 d.C. 


Resumiendo podríamos pensar que las dos refugiadas reales desde Israel, madre e hija, pudieron ser representadas en el temprano arte europeo como madre e hija de piel negra, las escondidas. Las Madonnas Negras de los primeros santuarios en Europa pueden haber surgido en veneración simbólica a esta otra María y a su hija, el Santo Grial que José de Arimatea llevó para su seguridad a las costas de Francia.

Podrían estar los restos de María Magdalena en este monolítico palacio renacentista convertido en el centro de arte más famoso del mundo, El Museo del Louvre ???

1 comentario:

  1. Qué lástima si la mayoría de la gente supiera que todo lo que nos han estado contando todo este tiempo..respecto a este tema , pero también respecto a muchos otros, son nada más que lo que a ellos les interesa y han solapado cosas como esta!!!...es un post sensacional...una información fantástica de verdad...ya hacía tiempo que no te leía...a ver si sigues publicando!!!

    fdo: artículo1

    ResponderEliminar