El Gran Buda de Leshan



 El gran Buda de Leshan es la estatua esculpida en piedra de Buda más alta del mundo. Fue construida durante la dinastía Tang.

Está tallada en un acantilado que se encuentra en las confluencias de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi, en la parte sur de la provincia china de Sichuan, cerca de la ciudad de Leshan. La escultura está frente al monte Emei mientras el agua de los ríos corre por los pies de Buda.


El Buda gigante, conocido como "Dafo" por los chinos, está esculpido en la ladera de la colina, donde se erige a 71 metros de altura (233 pies) sentado muy orgullosamente con una magnífica vista al río. Dafo tomó más de 90 años para ser tallado, y ahora es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La talla representa a un Buda Maitreya con las manos apoyadas sobre las rodillas. Los hombros miden 28 metros de ancho y el más pequeño de los dedos del pie es suficientemente ancho como para que se pueda sentar en él una persona. Un dicho local dice: La montaña es Buda y Buda es la montaña. El origen de esta frase está en el hecho de que la montaña en la que se encuentra el gran Buda (vista desde el río) tiene una silueta que recuerda a un Buda tumbado.



Según la leyenda, la escultura de la estatua fue comenzada por un monje llamado Hai Tong hace casi 1.300 años.

La construcción se realizó en el lugar donde convergen tres ríos. En este sitio, las fuertes corrientes y aguas turbulentas causaban muchos de los accidentes de los barqueros locales.


Hai Tong esperaba que la construcción del Buda sirviese para apaciguar los espíritus del agua. El Gran Buda sería el protector de las aguas y patrón de los muchos barcos que se desplazaban sobre el río.

Después de la construcción del Buda de Leshan, 90 años más tarde, la cantidad de desechos y escombros que habían caído en el río, causaron que las corrientes de agua se calmaran y todos creían que los espíritus habían sido apaciguados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario