Borobudur


Inmerso en la indonesia isla de Java, el mayor monumento budista de todos los tiempos vive cobijado por un cuenco de montañas y dominado por la ominosa presencia del Merapi, el volcán más activo del planeta. Se da por cierto que Borubudur fue construido sobre el año 750 de nuestra era, pero no hay constancia de quién pudo hacerlo, ni por qué, ni para qué.

Este inmenso monumento está constituido por 3 secciones de 72 estupas (templetes) cada una de las cuales se alzan hasta una altura de 35 metros. En ellas aparecen las imágenes de numerosos Budas. Ha sido reconstruida por la UNESCO e inaugurada en marzo de 1983, con el aspecto que tenía inicialmente en el siglo VIII. La explosión del volcán Krakatoa en el siglo XIX la había esparcido en kilómetros y luego fue cubierta por la selva. Su reconstrucción permitió también el análisis de todos los textos grabados en piedras.


Borobudur es una pirámide iniciática en donde las instrucciones para el adepto se expresan en 1300 paneles narrativos y 1200 paneles decorativos aparte de algunos cientos más de instrucciones iniciáticas. Es el mayor monumento del Budismo. El adepto inicia la marcha desde la puerta oriental en el sentido de las agujas del reloj ascendiendo a la pirámide.

Progresivamente va encontrando los paneles en donde se le muestran las etapas y sacrificios del ascenso a la Iluminación, meta del budismo. Al descenso el “Bodhisatva” (adepto) lee los paneles en la parte inferior y de izquierda a derecha.


El simbolismo de la pirámide pertenece al budismo Mahayana que es una modificación del budismo original ,de fuerte contenido individual y filosófico, convertido en una religión popular y mitológica. Esencialmente, el monumento consta de tres partes...

1) La parte inferior o Primer Etapa llamada también el “Mundo de los Deseos”. Es el mundo del hombre corriente, explicado en los relieves de la base del monumento como buenas y malas acciones y en donde se ven escenas del más conspicuo erotismo oriental.

2) Las terrazas cuadradas donde se encuentran los relieves correspondientes al “Mundo de las Formas” en donde el hombre evolucionado todavía vive capturado por “Maya” o sea la Ilusión.

3) La parte superior del monumento constituido por terrazas circulares en donde el único que puede verse son las numerosas estatuas de los Budas que han logrado la Iluminación. La ausencia de formas está simbolizada por las estructuras circulares o esféricas.


Es importante destacar aquí que la estructura del monumento, antisísmico por enganche de las piedras con espigas, le da una significación volcánica. Aparte de estar rodeado de montañas volcánicas, las construcciones son en su totalidad de “andesita”, una piedra de origen tectónico.

Borobudur, cuenta la leyenda de sus orígenes, se inspiró en una flor de loto que crecía en un lago. Debemos recordar que el Buda de la mitología nació en una flor de loto que explica el plano y distribución de la pirámide de Borobudur.


El monumento consta, en total, de diez terrazas lo cual asocia una vez más al budismo con el “número perfecto” de los pitagóricos que era el número diez. es decir, es la suma de los conocimientos humanos.

El diez también se considera el número universal porque contiene a todos los restantes, por lo tanto, sería una representación de la "eternidad"...


El diez (10) es la totalidad del Cosmos. La Cábala simbolizaba el atributo de la divinidad con la palabra IOD. En hebreo el número 10 se corresponde con el nombre IOD, que en griego es IOTA y que corresponde con nuestros sonidos Y, I, J.

Los pitagóricos sostenían la existencia de 10 pruebas iniciáticas y para los Budistas hay 10 puntos de perfección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario