Ventanillas de Otuzco en Cajamarca...


Conocida arqueológicamente como necrópolis de Otuzco, su denominación, "ventanillas", proviene del aspecto que ofrecen como conjunto de cavidades dispuestas en hileras consecutivas horizontales. Las ventanillas son concavidades de forma cuadrada y rectangular, talladas en bajo relieve en una superficie rocosa de origen volcánico .


Estos nichos, a su vez se presentan de dos maneras: simples, en donde solo se observa una estructura cuadrangular o rectangular; y en forma de galerías, es decir nichos conectados por dentro, entre sí. Cabe mencionar que en esta construcción también se observa la presencia de canaletas, estas estarían presentes con fines de conservación de los nichos ya que evitarían, mediante su fin de drenaje, que la humedad ocasionada por el agua empozada de las lluvias dañaran a sobremanera la edificación.


Las Ventanillas de Otuzco fue una vasta necrópolis tallada en la colina rocosa circundante y con una precisión asombrosa, para albergar cadáveres. Las ventanillas fueron un lugar importante para honrar a los antepasados. Los fallecidos primero eran enterrados en el suelo hasta que el cuerpo se descomponía; luego los cráneos y huesos eran desenterrados y colocados en nichos junto con sus pertenencias.


Según la creencia de aquella época, la vida continuaba después de la muerte; por tanto, los utensilios, alimentos y otras ofrendas eran ubicados en los nichos funerarios. La cerámica encontrada en el sitio data de los siguientes períodos: Huacaloma tardío y Cajamarca temprano, medio y tardío. Estos períodos abarcaron los años 1130 a.C. a 1240 d.C., dando testimonio de casi 2.400 años de colonización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario