Teotihuacan ... Ciudad de los Dioses


Teotihuacan significa el lugar donde fueron hechos los dioses; ciudad de los dioses y es el nombre que se da a la que fue una de las mayores ciudades de Mesoamérica durante la época prehispánica.

El topónimo es de origen náhuatl y fue empleado por los mexicas, pero se desconoce el nombre que le daban sus habitantes. Los restos de la ciudad se encuentran al noreste del valle de México, en los municipios de Teotihuacan y San Martín de las Pirámides (estado de México), aproximadamente a 45 kilómetros de distancia del centro de la Ciudad de México. La zona de monumentos arqueológicos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco en 1987.

  • Orígenes ....
Los orígenes de Teotihuacan son todavía objeto de investigación entre los especialistas. Alrededor del inicio de nuestra era, Teotihuacan era una aldea que cobraba importancia como centro de culto en la cuenca del Anáhuac. Las primeras construcciones de envergadura proceden de esa época, como muestran las excavaciones en la Pirámide de la Luna. El apogeo de la ciudad tuvo lugar durante el Periodo Clásico (ss. III-VII d. C.).

En esa etapa, la ciudad fue un importante nodo comercial y político que llegó a tener una superficie de casi 21 km2, con una población de 100 mil a 200 mil habitantes. La influencia de Teotihuacan se dejó sentir por todos los rumbos de Mesoamérica, como muestran los descubrimientos en ciudades como Tikal y Monte Albán, entre otros sitios que tuvieron una importante relación con los teotihuacanos.

El declive de la ciudad ocurrió en el siglo VII, en un contexto marcado por inestabilidad política, rebeliones internas y cambios climatológicos que causaron un colapso en el Norte de Mesoamérica. La mayor parte de la población de la ciudad se dispersó por diversas localidades en la cuenca de México.

Se desconoce cuál era la identidad étnica de los primeros habitantes de Teotihuacan. Entre los candidatos se encuentran los totonacos, los nahuas y los pueblos de habla otomangueana, particularmente los otomíes.

Las hipótesis más recientes apuntan a que Teotihuacan fue una urbe cosmopolita en cuyo florecimiento se vieron involucrados grupos de diverso origen étnico, como muestran los descubrimientos en el barrio zapoteco de la ciudad y la presencia de objetos provenientes de otras regiones de Mesoamérica, sobre todo de la región del Golfo y del área maya.

Teotihuacan ha sido motivo de interés para las sociedades posteriores al declive de la cultura teotihuacana en Mesoamérica.

Sus ruinas han sido exploradas desde la época prehispánica, entre otros, por los toltecas y los mexicas. El descubrimiento de objetos teotihuacanos en los yacimientos arqueológicos de Tula y el Templo Mayor de México-Tenochtitlan así lo confirma. En la mitología nahua posclásica, la ciudad aparece como el escenario de mitos fundamentales como la leyenda de los Soles de los mexicas.

Actualmente, los restos de Teotihuacan constituyen la zona de monumentos arqueológicos con mayor afluencia de turistas en México, por encima de Chichén Itzá y Monte Albán.

Las excavaciones arqueológicas en Teotihuacan continúan hasta nuestros días, y han dado como resultado un paulatino incremento en la calidad y cantidad del conocimiento que se tiene sobre esta ciudad, de la que, por cierto, se desconocen cuestiones tan importantes como su nombre original y la filiación étnica de sus fundadores. Se sabe, en cambio, que fue un sitio cosmopolita, por la presencia documentada de grupos originarios de la costa del Golfo de México o de los Valles Centrales de Oaxaca.

  • Arquitectura ...
- Pirámide del Sol ... Aunque al final de sus 63.5 metros de altura se piensa que había una especie de templo enorme, hoy en día la superficie de la estructura más grande de la zona está vacía. Para llegar a la cumbre se necesita subir igual número de escalones, uno por cada día del año. En 1971 se descubrió una gruta, la "cueva sagrada" , debajo de la pirámide a la que se accede por un pozo de 7 metros de largo ubicado al pie de la escalinata. El descubrimiento de esta gruta demostró que, aún antes de la pirámide, ese lugar tenía gran relevancia religiosa.

- Calzada de los Muertos ... Es el eje de la ciudad. Empieza en la Plaza de la Ciudadela y termina en la Pirámide de la Luna, pero está flanqueada a lo largo de sus 2 km por los edificios más importantes destinados a templos, palacios y casas de personajes de altura. Allí están, además de las dos grandes pirámides, la Casa del Sacerdote, el palacio de Quetzalpapalotl , el palacio de los Jaguares, la estructura de las caracolas emplumadas, el templo de Quetzalcóatl, la ciudadela y muchas edificaciones más que en su día fueron de gran belleza. En uno de los aposentos se descubrieron pisos construidos con dos capas de láminas de mica de 6 cm de espesor, que fueron cubiertas más tarde con tezontle.

- Pirámide de la Luna ... En el extremo norte de Teotihuacan, al final de la Calzada de los Muertos, se ubica esta pirámide de 42 metros de altura, que por su ubicación puede parecer incluso más alta que la del sol, aunque no lo es. Frente a ella existe una estructura cuadrangular con 10 pequeños altares en su interior, y junto a ella una pequeña pirámide. Junto a esta pirámide se encontró una estatua llamada Diosa de la Agricultura.

- Palacio de Quetzalpapálotl ... Al suroeste de la Pirámide de la Luna se encuentra esta construcción, que se piensa fue ocupada por un importante sacerdote. Para acceder a su interior hay que subir una escalinata custodiada por unos jaguares. Desde la plataforma sobre la que se encuentra el edificio es posible descender al patio central del palacio. Este espacio está rodeado por pórticos que enmarcan los accesos a las cámaras interiores del palacio. Las columnas de piedra están talladas profusamente con representaciones de mariposas y plumas de quetzal, de ahí el nombre del palacio. En el tiempo que estuvo en funciones esta edificación, los relieves en las columnas fueron policromados. Los muros interiores estuvieron decorados con motivos relacionados con el culto a la divinidad del agua. Una de las subestructuras de este edificio es el patio de los Jaguares.


- La Ciudadela y la Pirámide de la Serpiente Emplumada ... La Ciudadela es un conjunto arquitectónico localizado en la banda poniente de la calzada de los muertos, al sur del curso del río San Juan. El conjunto forma una gran plaza cuadrangular de aproximadamente 400 metros por lado y fue construido durante la fase Miccaotli. El conjunto de La Ciudadela comprende también la pirámide de la Serpiente Emplumada , a la que rodean trece templos secundarios construidos sobre una plataforma. Detrás del templo de las Serpientes Emplumadas se encuentran dos conjuntos habitacionales que pudieron estar reservados para la élite teotihuacana. En el centro de la plaza se encuentra un adoratorio con cuatro escalinatas que daban acceso a la plataforma.

- Palacio de Tetitla ... Al oeste del yacimiento de Teotihuacán, el Palacio de Tetitla conserva los fragmentos de pintura mural más hermosos. Muchas cámaras están aún decoradas en la base de las paredes y, en el patio principal, el tablero de la Diosa de Jade permanece casi intacto.

- Palacio de Atetelco ... Es un conjunto habitacional cuyo significa "En el muro de piedra junto al agua". Su acceso principal se localizaba hacia el oeste, en donde aún existe un pequeño arroyo. Está formado por varias secciones habitacionales denominadas Patio Blanco, Patio Rojo y Sección Norte. Estaba rodeado por angostas calles a través de las cuales se comunicaban con otros conjuntos que formaban parte del sistema urbano de la antigua metrópoli teotihuacana. Existen numerosos murales realizados entre los años 450 y 650 d.C. con iconografía relacionada con la guerra, lo que nos sugiere que pudo ser una escuela militar o un cuartel.

- Palacio de Tepantitla ... Situado al este, en el Palacio de Tepantitla puede admirarse el famoso fresco de Tlalocán - paraíso de Tláloc, morada del Dios masculino de la lluvia.

La figura de la deidad fue primero interpretada como el Dios de la Lluvia, y la escena de la parte inferior como el Tlalocán, fue descrito por Bernardino de Sahagún:"... Allí acudían las almas de los muertos fulminados por un rayo, ahogados, o por algún tipo de muerte relacionada con el agua. Era el Tlalocan un lugar de delicias, de perpetua alegría entre abundantes ríos y manantiales. Había toda clase de árboles frutales en permanente producción; abundaba el maíz, el frijol, la chía y toda clase de alimentos. En aquel jardín de delicias, las almas pasaban una existencia de juegos y descanso bajo los árboles en compañía de alegres camaradas y toda clase de manjares al alcance de la mano." ... Pero existen nuevas interpretaciones que sugieren que la deidad es una figura femenina, el profesor Zoltán Paulinyi sugiere que es una diosa de carácter acuático.


- Yayahuala ... El conjunto departamental de Yayahuala, es un complejo de templos, patios y cuartos localizados a 70 m al norte de el palacio de Zacuala, fue excavado por Séjourne durante tres temporadas, desde 1958 hasta 1961. Yayahuala es único, comparado con otras estructuras conocidas de Teotihuacan debido a su amplia y alta entrada dispuesta acia el oeste, que permite el acceso a un patio central bordeado en tres de sus costados por templos grandes. Por su construcción más abierta y amplia, el Palacio de Zacuala habría estado dedicado dedicado a celebrar importantes ceremonias, mientras que Yayahuala, por su carácter más recatado, sus grandes muros y pequeñas habitaciones, probablemente fue destinado a los aposentos de los sacerdotes.

- Zacuala ... Rodeado por gruesos muros que tuvieron unos 5 m de altura. Una sola entrada en la esquina sureste amplia y elegante conduce conduce a un espacio porticado cuyo techo plano estaba sostenido por gruesas columnas colocadas alrededor de un espejo de agua. A través de este vestíbulo de recepción se pasaba al interior circulando por pasillos, espacios porticados y patios de distribución hasta llegar a un patio central.

El conjunto consta de 40 habitaciones,poseía un desarrollado sistema de drenaje que aún hoy no permite que se inunde. Cuartos, pórticos, corredores y patios presentan murales de temas y diseños de gran homogeneidad de estilo. Según Laurette Séjourné:

"La continuidad temática que develan los símbolos inscritos sobre los muros del palacio de Zacuala es tan rigurosa, que el edificio aparece como un inmenso libro cuyas páginas van desplegándose a la manera de los códices."

Séjourné excavó cerca de 30 entierros con sus ofrendas, en el supuesto que la secuencia de los mismos coincidiera con su ocupación, esta se extendería entre los años 350 y 750 d.C.



- La Ventilla ... El antiguo barrio de La Ventilla se encuentra ubicado aproximadamente a 1 km al suroeste de La Ciudadela, limita al norte con el río San Juan, al este con la Calzada de los Muertos, por su parte sur con el actual rancho El Hórreo y al oeste por la población de San Juan Teotihuacán.

Por los materiales arqueológicos localizados, se sabe que antes que se construyera este barrio -alrededor del año 100 d.C..- existían en la zona campos dedicados a la agricultura limitados con canales de irrigación. Con el crecimiento de la antigua ciudad de Teotihuacan se fue ocupando como lugar de residencia, por su cercanía con el centro ceremonial donde se ubican las pirámides monumentales.

En La Ventilla podemos encontrar los diferentes componentes de un barrio teotihuacano: manzanas delimitadas por calles, un complejo sistema hidráulico y diferentes edificaciones: plazas, edificios públicos, templos, áreas habitacionales y espacios dedicados a la producción artesanal.

El Templo del Barrio es un conjunto de edificios techados ubicados alrededor de una plaza abierta, dispuestos hacia los cuatro rumbos del universo con un altar al centro, delimitados por muros altos y gruesos que conformaban un cuadrante de 60 x 70 metros.

La Plaza de los Chalchihuites es un grupo de edificios que se destaca por sus basamentos piramidales cuyas alfardas y tableros están pintados con figuras que refieren al sacrificio humano. Se han reconocido la existencia de entre 580 y 585 círculos concéntricos o chalchihuites, números asociados con el ciclo de Venus, lo cual refuerza el uso religioso de este edificio.

Los Edificios de Bordes Rojos son los más antiguos, datan de los años 150 d.C. Sus escalinatas y muros están decorados con bandas rojas, además de representaciones de conchas, caracoles y bandas entrelazadas.

- Complejo Xalla ... Xalla ("El Arenal" en náhuatl), es un gran conjunto arquitectónico ubicado 230 metros al norte de la Pirámide del Sol, construida entre los años 200 y 250 d.C., se comunicaba con la Calzada de los Muertos a través de un camino elevado.

Su muro perimetral con dos accesos enmarca una superficie en los que fueron construidos 32 edificios y 8 plazas. Su centro es una gran plaza con cuatro estructuras que ocupan los extremos cardinales alrededor de un altar central.En la superficie del sitio se ha encontrado cerámica temprana 100 d.C, objetos santuarios y pinturas murales.

  • Relevancia astronómica ...
Según Alejandro Sarabia, director del sitio arqueológico, se tiene conocimiento de dos lugares que fueron esenciales para la observación astronómica en el sitio: la Pirámide del Sol y la llamada Cueva astronómica, ubicada cerca de dicha estructura. El especialista menciona que en esta pirámide, el astro rey se oculta exactamente frente a ella, el día 13 de agosto, mientras que para el 19 de febrero surge por su parte posterior. En cuanto a la cueva, se dice que los teotihuacanos registraban en ella el paso cenital del Sol dos veces por año, de una manera exacta.

Otro punto a destacar sobre Teotihuacan es que los investigadores coinciden en que la estructura urbana de la ciudad estuvo regida, al momento de construirla, por diferentes puntos astronómicos que, hasta el momento, no han sido definidos.

  • Arte y ciencia ....
Además de sus notables avances en arquitectura, ingeniería y urbanismo, los teotihuacanos desarrollaron un sistema iconográfico de numeración y escritura; realizaron observaciones astronómicas para manejar un calendario agrícola-religioso y en su seno florecieron las artes, especialmente la escultura, la cerámica y la pintura mural.

  • Religión ...
Eran politeístas, no se conocen los nombres de los dioses venerados, pero su iconografía es definida. Entre los aztecas pueden reconocerse las mismas deidades, es por ello que se utilizan los mismos nombres:

Tlaloc, Dios de la lluvia y la fertilidad y su compañera Chalchihuitlicue, diosa de las aguas horizontales.

Quetzalcóatl, la serpiente con plumas de quetzal, responsable de la fertilidad en la tierra y la vida misma.

Huehueteotl, el dios viejo, era el encargado del fuego y protector de la casa y del fogón.

Mictlantecuhtli, Dios de la Muerte. Señor del infierno.

Xipe Totec, Dios de la primavera (el comienzo de la época de lluvias) y de la nueva vegetación. Era también el patrono de los orfebres.

Los grandes monumentos en donde se les rendían honores, sitúan a Teotihuacan como la capital religiosa de su tiempo. Las Pirámides del Sol y la Luna representaban montes sagrados consagrados a los dioses de la Lluvia, el Agua y la Fertilidad; el Templo de Quetzalcóatl, al mito de creación del tiempo y el calendario y a la Serpiente Emplumada como patrona de los gobernantes y tal vez -por los entierros de sacrificios humanos y de animales dispuestos simétricamente-podría simbolizar a Tonacatépetl, la mitológica montaña sagrada que constituía el centro del universo.


La existencia de sacrificios humanos se detectó a finales del siglo XX, en palabras de los arqueólogos: "Antes de esa investigación se tenía idealizado a Teotihuacan, pero ahora se puede reinterpretar la historia; se ha comprobado que practicaban sacrificios humanos".

Teotihuacan fue la ciudad de los dioses y también la ciudad de los muertos, aquellos que pasan a ser teutl, es decir héroes divinizados. Al enterrar aquí gente notable, se les supone con categoría suficiente para convertirse en teutl; como a los dioses, a los que nadie podía ver su rostro porque llevaban máscaras, los grandes señores teotihuacanos o toltecas sepultados en Teotihuacan, también la llevaban para presentarse en el inframundo. Las máscaras eran el nexo entre el difunto y la divinidad, el medio por donde se comunicaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario