¿Qué esconde el Gran Cañón?


Hace años, exactamente el día 5 de abril de 1909, en un periódico estadounidense llamado “Gaceta Phoenix” se decía que en unas exploraciones realizadas en el Gran Cañón del Colorado, Arizona, se encontraron jeroglíficos, ruinas, artefactos, estatuas, armas de cobre y hasta momias de civilizaciones anteriores. Existe una caverna con pasillos, un santuario, y una cripta entre otros.



  • Pero veamos qué decía el artículo en cuestión ... 
“G.E Kinkaid nos comunicó las últimas noticias sobre cómo marchan las investigaciones del que, en opinión de los científicos, no es únicamente el descubrimiento arqueológico más antiguo de EE.UU, sino también el de mayor importancia de todo el mundo, Kinkaid descubrió, hace unos meses, una gran ciudadela subterránea en el Gran Cañón mientras descendía con un bote de madera por el río Colorado en dirección a Yuma procedente de Green River (Wyoming).

Según ha informado, los arqueólogos del Smithsonian han descubierto de manera casi segura que el pueblo que habitaba estas cuevas excavadas en la roca eran de origen oriental y, probablemente, egipcio ... el Instituto Smithsonian está realizando una minuciosa investigación dirigida por el profesor S.A. Jordan.

Se han explorado casi dos kilómetros del pasadizo principal que está a unos 450 metros por debajo de la superficie y se ha hallado una sala de grandes dimensiones de la que parten pasadizos en todas direcciones, como los radios de una rueda. Se han encontrado cientos de estancias así como objetos que proceden de Oriente: armas de guerra, instrumentos de cobre afilados y duros como el acero y claramente demostrativos del alto grado de civilización al que llegaron esas misteriosas gentes.”



  • Así continúa el artículo ...
... el yacimiento es casi inaccesible. La entrada se encuentra a 450 m por debajo del macizo del cañón. Se encuentra en propiedad estatal y está totalmente prohibido el acceso. Los científicos desean trabajar sin que nadie les moleste ... Bajaba por el río Colorado con un bote. Estaba solo y buscaba minerales ... descubrí en la pared oriental manchas de color en la formación sedimentaria ... la entrada a las cuevas está encima de la meseta que la protege de miradas curiosas. 

Desde la entrada, unos escalones conducen hacia donde antes llegaba el río .... Después de avanzar 30 m llegué a una cámara funeraria donde descubrí las momias. Levanté una de ellas y la fotografié con flash. Me llevé diferentes objetos y seguí mi viaje hasta Yuma, donde los envié por barco a Washington junto con un informe acerca de mi descubrimiento. El corredor principal mide 3,5 m de ancho ... a los lados hay cámaras del tamaño de una sala de estar a las que se accede a través de entradas ovaladas trabajadas de manera tan perfecta que seguramente fueron diseñados por un ingeniero. A más de 30 m de la entrada hay una sala en forma de cruz y en la que se halló la imagen de un dios sentado con las piernas cruzadas. En cada mano sostiene una flor de loto o una lila. Ese dios recuerda a un Buda ... es posible que se trate de un culto semejante al del antiguo Tibet. Alrededor de este dios hay diferentes figuras más pequeñas, muy hermosas y otras desagradables. Todas las imágenes están hechas de piedra dura semejante al mármol.

En el lado opuesto de la sala se encontraron instrumentos de cobre de todo tipo. Es obvio que este pueblo dominaba el arte perdido de endurecer ese metal ... también se hallaron jarrones y urnas, así como recipientes de cobre y oro ... asimismo un metal gris semejante al platino que hasta el momento no se ha podido identificar. En todas las urnas, paredes y tablas hay misteriosos jeroglíficos en cuyo desciframiento aún se está trabajando ... hay dos representaciones de animales, uno es de tipo prehistórico La cripta que alberga a las momias es una de las de mayores dimensiones ... todas son masculinas. Las dimensiones del conjunto son impresionantes ... podrían albergar a mas de 50.000 personas.




  • Pero aquí no acaba el misterio ...
En 1995, David Hatcher Childress, escritor estadounidense y editor de libros sobre temas de historia alternativa y el revisionismo histórico, se propuso descubrir si aquel titular era falso. Para ello, se puso en contacto con el Instituto Smithsonian el cual le respondió que nunca habían llevado a cabo ninguna excavacion ni sabían nada ni de Kinkaid ni de Jordan. Es decir, el Smithsonian negaba cualquier conocimiento de aquellos hechos y de las personas citadas en ellos.

La curiosidad de Childress no ceso ahí y continuó investigando ... Descubrió que, en 1910, el “Smithsonian Cientific Series” (la revista de divulgación científica de la institución), mencionaba expresamente al profesor S.A. Jordan en la página 239. También encontró un mapa con diversos enclaves de la zona septentrional del Gran Cañón que aparecían señalados con nombres egipcios.

La pregunta que me formulo es ... Por qué mintió el Instituto Smithsonian? Qué ocultan? Qué se encontró exactamente en el Gran Cañón? Acaso es algo tan importante que echaría por tierra nuestra historia oficial?

  • Datación del Gran Cañón ...

Los dinosaurios aún poblaban la Tierra cuando empezó a formarse el Gran Cañón del Colorado, de hecho, según las últimas investigaciones, la parte occidental del Gran Cañón tiene una antigüedad de 70 millones de años, y no de cinco o seis millones, como sostiene la opinión dominante.

  • Pueblos ancestrales o anasazi ...
La ocupación de los pueblos ancestrales en el Gran Cañón se produjo principalmente en Cañón Nankoweap, el Delta Unkar y el Bright Angel Site.

Existe una curiosa leyenda india al respecto ...

Es notable que entre los hopis la tradición diga que sus antepasados vivieron en un mundo subterráneo en el Gran Cañón hasta que se suscitaron disensiones entre el bien y el mal, el pueblo de un solo corazón, y el pueblo de dos corazones .

(Manchoto) que era su jefe, les aconsejó dejar el mundo terrenal, pero no había manera de salir. El jefe entonces hizo crecer un árbol para perforar el techo de los bajos fondos y luego el pueblo de un solo corazón salió. Ellos fueron detenidos por Palsiaval (Río Rojo), que es el Colorado, y cultivaron el grano y el maíz.

Enviaron un mensaje al Templo del Sol, pidiendo la bendición de la paz, la buena voluntad y de la lluvia para el pueblo de un solo corazón. Ese mensajero nunca regresó, pero, hoy en el pueblo Hopi, al caer el sol, se puede ver a los ancianos de la tribu sobre los tejados mirando hacia el sol, buscando el mensajero.

Cuando regrese, su tierra y su antigua morada les serán restaurados. Esa es la tradición.

Acaso existe un sistema de vastas cavernas, túneles y cámaras en el Gran Cañón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario