Polonnaruwa, Sri Lanka


Polonnaruva es una de las antiguas capitales de Sri Lanka. Fue la sede de los reyes cingaleses desde el siglo XI hasta el siglo XIII. Dos siglos se mantendría en pie la gran ciudad de Polonnaruwa.


La convulsión de los años que vinieron a la muerte de Vijayabahu se enderezaron con el que sería el monarca más recordado de esta etapa tan importante para Sri Lanka, la del Rey Parakramabahu I (1153-1186), nieto del anterior. Con Parakramabahu la ciudad de Polonnaruwa alcanzaría su máximo esplendor, construyéndose la mayor parte de los edificios y templos que hoy aún se pueden ver. Recuperó la reliquia de reliquias para los cingaleses, el diente de Buda, que pasó a guardarse dentro de un área sagrada (El Cuadrángulo) de enorme valor religioso-histórico-artístico. Aunque la obra del gran Rey que había logrado estabilizar los designios del Reino Cingalés no se centró únicamente en el ámbito religioso sino también en el civil. Así construyó un buen número de estanques, uno de ellos de 2400 hectáreas (probablemente el mayor lago artificial de la época), optimizando la irrigación de los campos y, por tanto, la subsistencia de su pueblo. Lo mejor de todo es que aún siguen existiendo y se consideran esenciales para el cultivo de los campos.


Nissanka Malla, procedente de India, continuó como pudo la labor de Parakramabahu, pero le llovieron los problemas. Polonnaruwa empezó a decaer y, aunque todavía apuró sus latidos, el corazón de una ciudad comparable con las más importantes de todo el continente asiático, se apagó definitivamente cuando la corte (y el diente de Buda) se trasladó a Kandy. Las ruinas se durmieron en el interior de una selva que, una vez más, engulló toda una ciudad durante siglos al igual que sucedería con los Templos de Angkor, en la actual Camboya, y con otros tantos tesoros ocultos durante siglos.


Polonnaruva se extiende sobre 122 hectáreas y presenta numerosos monumentos bien conservados. En general, el estilo arquitectónico muestra influencia india. La mayor parte de los monumentos son religiosos, aunque se conservan también edificios civiles, como la cámara del consejo real. Se encuentra rodeado de el embalse Prakrama Samudra, lago artificial construido por el rey Prarakamabahu en el siglo XII.


Los Budas de Gal Vihara son tres grandes budas esculpidos en una pared rocosa. El primero se presenta sentado, en meditación; el segundo en pie, con los brazos cruzados sobre el pecho, postura que representa la iluminación; el tercero, de quince metros de longitud, está acostado, en el nirvana. Éste último está considerado la estatua más perfecta y misteriosa de Sri Lanka.


Pero, si hay un lugar grandioso en Polonnaruwa es ese recinto cuadrado considerado como el centro neurálgico y sagrado del Imperio durante casi doscientos años: El Cuadrángulo, cuadrilátero o, simplemente, la terraza de la reliquia del diente. En Sri Lanka, durante más de 2000 años, el poder del Imperio estuvo condicionado a la posesión o no del diente de Buda salvado de la pira en el último momento. Después de que la reliquia fuese custodiada durante mucho tiempo en Anuradhapura, el poderoso Rey Parakramabahu I la trajo a la capital de la isla en ese momento, reservándole la mejor de las estancias. Y aunque después de ser llevado definitivamente a Kandy, la ciudad fue abandonada, el Cuadrángulo sigue siendo el complejo de edificios antiguos más perfecto y mejor conservado de Sri Lanka.

No hay comentarios:

Publicar un comentario