Oxirrinco, Egipto



Oxirrinco es el nombre helenizado de Per-Medyed, antigua ciudad localizada en el XIX nomo del Alto Egipto, la actual El-Bahnasa, que se encuentra unos 160 km al sudoeste de El Cairo (Egipto), en la margen izquierda del Bahr-Yusef "Canal de José".


En la zona se encuentra un importante yacimiento arqueológico, identificado inicialmente por Vivant Denon, uno de los estudiosos que acompañaron a Napoleón durante su expedición militar y científica a Egipto (1799-1802).



En la época helenística era un próspera capital regional, la tercera ciudad más grande de Egipto. Después de que Egipto fuese cristianizado, llegó a ser famosa por sus numerosas iglesias y monasterios.


Tras la conquista de Egipto por Alejandro Magno (332 a. C.), la ciudad vivió una importante colonización griega, que le dio el nombre de Oxirrinco y le proporcionó un gran crecimiento demográfico hasta convertirla probablemente en la segunda ciudad de Egipto. Oxirrinco tuvo relaciones privilegiadas con la nueva capital, Alejandría. Mantuvo sus dimensiones y su importancia durante la época romana y cristiano-bizantina, y no fue hasta muy avanzada la Edad Media que comenzó su decadencia, tras la conquista árabe (640) que fue abandonada debido a la falta de cuidados del canal del que dependía.
  • El pez oxirrinco ...
Según la tradición egipcia el pez oxirrinco estaba relacionado con esta ciudad. En El Fayum era considerado un animal sagrado. Se creía que había surgido de las heridas de Osiris. Según la teología heliopolitana fue el pez oxirrinco quien se comió el falo de Osiris, después de ser desmembrado por su hermano Seth. Así, en época grecorromana, por deferencia al dios, no se debía consumir pescado. Se le representaba con un tocado de cuernos bovinos, disco solar y uraeus.

  • La ciudad ...
La ciudad grecorromana de Oxirrinco era una ciudad amurallada con muros de adobe por el lado oeste que da al desierto.

En la época romana, cuando la ciudad alcanzó su máxima extensión, estaba formada por una serie de barrios situados a lo largo de la muralla y estructurado en torno a una gran necrópolis central, en el centro de la cual se levantaba un gran templo, posiblemente dedicado a Serapis, y frente a él, un gran mercado.


Fuera del recinto amurallado de la ciudad, al oeste, hay un Osireion del cual se ha conservado la parte subterránea y que data esencialmente de tiempos ptolemaicos. Entre el Osireion y la ciudad hay una necrópolis griega y romana.

En la época cristiano-bizantina, extramuros de la ciudad se fueron construyendo numerosos monasterios, tanto de monjes como de monjas. Hay una gran villa fortificada al noroeste de la ciudad y también un oratorio copto.

  • El Osireion ...
Cerca de la necrópolis hay un Osireion, o templo dedicado a Osiris, subterráneo. El templo consta de una serie de galerías o catacumbas excavadas en la roca, a las que se accede por una puerta principal y dos puertas secundarias. En una de estas galerías se encuentra una estatua yacente de Osiris, de más de tres metros de altura. En algunas de estas galerías hay construidos, a ambos lados, una serie de nichos donde cada año se enterraba una estatuilla de barro de Osiris que había sido el objeto principal del ritual mistérico de la resurrección del dios del año anterior.


En el dintel de los nichos hay una serie de inscripciones hieráticas que indican las fechas correlativas del entierro de cada estatuilla, y que van del reinado de Ptolomeo VI Filométor al reinado conjunto de Ptolomeo X Sóter II y de Cleopatra III. En cualquier caso, todas las fechas corresponden a la segunda mitad del siglo II a. C. Además, estas mismas inscripciones nos proporcionan el nombre del templo, Per-jef. Gracias a las inscripciones jeroglíficas de las tumbas saítas de la Necrópolis Alta sabemos que este templo Per-jef ya existía durante el Período Saíta.

Fragmento de los Elementos de Euclides, escrito en papiro, hallado en el yacimiento de Oxirrinco 
  • Papiros de Oxirrinco ...
Los llamados Papiros de Oxirrinco son un grupo numeroso de manuscritos descubiertos desde 1897 por los arqueólogos Bernard Pyne Grenfell y Arthur Surridge Hunt en un antiguo vertedero de basuras cerca de Oxirrinco, en Egipto.

Los papiros, que datan de los S. I al VI incluyen miles de documentos manuscritos en griego y latín, cartas y trabajos literarios. También se han conservado unos pocos pergaminos de vitela y más recientes manuscritos en idioma árabe en papel.

Fragmento de "La República" de Platón; papiro hallado en Oxirrinco, Egipto.
  • Más imágenes de este magnífico lugar ...





No hay comentarios:

Publicar un comentario