Monasterio de Sumela, Turquía


El monasterio de Sümela se encuentra en Macka, Trabzon, Turquía. Se trata de un monasterio griego-ortodoxo consagrado a la Virgen María. Situado a 1200 metros sobre el valle de Altindere, el enclave lleva habitado desde el año 386.

El monasterio fue fundado durante el mandato del Emperador Teodosio en el año 386, según la leyenda, tras el descubrimiento de una imagen de la Virgen María en una cueva. Tras varios años de abandono intermitente, en el siglo VI es restaurado y ampliado por orden del General Belisarius siguiendo el plan del emperador Justiniano. En el siglo XIII adquirió gran importancia bajo el reinado de Alexios III que perduraría durante los siglos siguientes. En 1682 se convertirá en una de las escuelas religiosas más importantes de la región con su Phrontisterion de Trapezous. 


Durante la ocupación rusa (1916-1918), el monasterio sería diezmado y parcialmente destruido. En el año 1923 fue finalmente abandonado, ya que los intercambios poblacionales entre Grecia y Turquía terminaron por deshabitar la zona. A los monjes que se iban no se les permitía llevarse nada con ellos, así que enterraron los iconos bajo la capilla de Santa Bárbara. El monasterio ha sido restaurado recientemente, y ahora es una atracción turística estableciéndose incluso rutas de peregrinación.


En la entrada del monasterio puede verse un gran acueducto de piedra, que proporcionaba el abastecimiento de agua. La entrada al monasterio se realiza por una estrecha escalera que dan a un patio interior controlado por una pequeña garita. A la izquierda, frente a la cueva principal, se encuentra el complejo monacal. 


La cueva fue convertida en iglesia y constituye el centro del monasterio. A la derecha se encuentra la biblioteca. En la parte frontal del complejo monacal se encuentra la residencia de los monjes, un bloque con grandes galerías que contiene las celdas de los monjes así como las de los invitados y que fue construido en 1840. Muchas de estas últimas construcciones fueron realizadas bajo el gobierno turco, y su influencia puede verse en numerosos motivos, mobiliario o carpinterías. Dentro de la iglesia se encuentran frescos de gran valor, que representan escenas bíblicas con Jesucristo y la Virgen María como protagonistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario