Misterios del mundo vegetal: Jengibre


Desde tiempos inmemoriales se han utilizado gran variedad de plantas para dar sabor a los alimentos, existiendo los más diversos condimentos. El jengibre, es el rizoma (tallo subterráneo) de una planta que se caracteriza por tener un sabor particular. Es muy codiciado en la industria alimenticia para dar un sabor picante a los más diversos platos. La planta de jengibre crece en la mayoría de los lugares del mundo con un clima tropical, principalmente en Australia, India, Jamaica, China y Perú. Se puede usar fresco, seco, en polvo o como aceite.

  • Historia ...
El jengibre es de origen asiático, recorría miles de kilómetros desde oriente, montado en los lomos de los camellos para llegar a otras civilizaciones. Las culturas Hindú y China lo han utilizado por milenios para aliviar problemas digestivos. Los chinos, griegos y romanos consideran esta planta como el yang (comida picante) la cual equilibra la comida fría ying; en fines culinarios estos conceptos se utilizan para crear armonía y balance en los alimentos. Más tarde, se comenzó a utilizar en América y Europa, tanto en la cocina como en aplicaciones medicinales. En estos continentes el jengibre se utilizó para crear una bebida muy popular que se conoce como Ginger Ale o Ginger Tea. Esta bebida es un excelente tónico para problemas estomacales. En la Inglaterra medieval era también muy apreciado, se utilizaba como confitura y como buen sazonador.

El aroma y sabor del jengibre aderezaron platos de la antigua Roma, la cual siguió utilizándolo aún después de la caída de su imperio. En España, ocupaba un lugar especial en las boticas de remedios medicinales naturales. Actualmente en la India, ocupa un lugar importante en cuestiones medicinales. La nueva cocina está volviendo a descubrir el jengibre experimentando su sabor en nuevos platos, en Japón se utiliza para marinar y acompañar al sushi (rollitos de arroz rellenos de distintos guisos) y el sashimi; en Occidente, el jengibre se consume molido, ya sea en ensaladas o sopas, o para aromatizar pan.

  • Propiedades medicinales ...
El tallo contribuye a favorecer una mejor digestión, porque favorece la secreción de jugos gástricos, mejora los síntomas del reflujo gastroesofágico y elimina la pesadez posterior a una comida copiosa. Las enzimas que contiene el tallo de jengibre contribuyen a la desintegración de las proteínas permitiendo una evacuación gástrica más rápida. Incluso se utiliza para tratar las diarreas o cualquier otra alteración del tubo digestivo. Vinculado a este aspecto, previene la aparición de náuseas vinculadas a la indigestión y al movimiento intenso.

También disminuye la tos, la bronquitis respiratoria y otras infecciones del tracto respiratorio que no mejoran con otros tratamientos. Su consumo habitual permite disminuir la probabilidad de sufrir numerosas enfermedades cardíacas, evitando trombosis y ataques cardíacos. Incluso puede contribuir a eliminar cálculos en los riñones de forma rápida e indolora.

En caso de gripe, resfriado o sinusitis es aconsejable hacer una infusión con una cucharadita de raíz de jengibre seca por vaso de agua, y para potenciar su acción añadir el zumo de medio limón. Tomar dos vasos al día.

El jengibre puede ser utilizado externamente para el tratamiento de los dolores dentales y los producidos por la artritis, además de contribuir a disminuir la hinchazón que produce inflamación local, ésto es gracias a su propiedad analgésica y antiinflamatoria.

En estas situaciones el jengibre debe prepararse y ser utilizado sobre la piel para lograr los mejores resultados analgésicos. Repetir el proceso cada 6 horas.También se aconseja friccionar la zona con aceite de jengibre al que se le añadirá también aceite de almendras.

Para la artritis: Hacer una infusión con un puñado de raíz de jengibre en un litro de agua. Mojar una compresa y aplicarla bien caliente sobre la zona a tratar durante 15/20 minutos.

También es afrodisíaco, ya que estimula la circulación sanguínea, por lo tanto favorece las erecciones y el flujo de espermatozoides, razón por la cual puede ser muy provechoso. Simplemente debes hervir agua y colocar una buena ración de jengibre rallado y beber la tisana para lograr los efectos deseados.

También se puede hacer una decocción de canela y jengibre: Realizar una decocción durante 5 minutos en un litro de agua al que se le introducirá una cucharada de canela en rama triturada con una cucharada de jengibre. Sacar del fuego y dejar reposar durante un cuarto de hora. Añadir 5 cucharadas de miel, y tomar un vaso al día repartido en dos tomas (después del desayuno/ cena). Beber durante 1 mes, descansar 15 días y beber durante 1 mes más.

Según últimas investigaciones, el jengibre destruye el cáncer. Un estudio con sede en la Georgia State University, reveló que el extracto de jengibre redujo el tamaño de los tumores de próstata en los ratones a la friolera cifra del 56%. Se observaron las propiedades contra el cáncer y el papel del jengibre en la reducción de la inflamación, además de ser una rica fuente de antioxidantes que mejora la vida.

En lugar de crear super-tumores, se ha demostrado que el extracto de jengibre ejerce importantes efectos inhibidores del crecimiento e induce a la muerte de las células cancerosas de la próstata.

Investigadores de la Universidad de Michigan descubrieron que la especia logró matar células cancerígenas.

El estudio también demostró que el jengibre tiene el beneficio adicional de evitar que las células se vuelvan resistentes al tratamiento de quimioterapia.

El anuncio fue hecho durante la conferencia de la Asociación Estadounidense de Investigación de Cáncer. Las pruebas además mostraron dos tipos de muerte celular:

- Una de ellas fue la apoptosis, que es básicamente el "suicidio" de las células cancerígenas.

- Y el segundo tipo de muerte es la autofagia, que ocurre cuando las células se consumen o se atacan a sí mismas. Si el jengibre puede causar muerte celular por autofagia, además de apoptosis, se podría evitar la resistencia a la quimioterapia convencional.

  • El jengibre en magia ...
Regido por el planeta Marte y el elemento Fuego, el jengibre se ha usado durante mucho tiempo en hechizos para atraer el dinero. Un método mágico requiere de una raíz de jengibre secada al sol durante 9 días y después hecha polvo con el molcajete. Cuando la Luna creciente esté en el signo de Tauro, visualice el resultado de su hechizo mientras salpica sus bolsillos con el jengibre. Si su magia funciona apropiadamente, pronto éstos se llenarán con oro y plata.

Es costumbre entre algunas brujas y otros practicantes de las artes mágicas comer un poco de jengibre antes de lanzar un hechizo con objeto de añadir más potencia a su magia. Además, para atraer el dinero y añadir poder extra al hechizo, con frecuencia se utiliza el jengibre en los trabajos rituales para mejorar la salud, incrementar los poderes psíquicos individuales, alcanzar el éxito y lanzar maldiciones contra los enemigo siempre y cuando este acto esté justificado.

Además, aleja las malas intenciones de los demás, evita efectos negativos y estimula la buena suerte y las amistades.

1 comentario: