Los Misterios de Ofiuco ... El decimotercer signo


Historia mitológica sobre Ofiuco ...

Ofiuco está representado por un hombre sosteniendo a una serpiente, según la mitología griega, se trata de Asclepio y ésta es su historia ...

Asclepio esta considerado dios de la medicina, dios sanador, cuyo origen es probablemente la deificación de un héroe vestida luego de leyenda. En muchos lugares se representaba como un hombre de larga barba al igual que Zeus, pero con aspecto benigno.

Sus atributos eran el báculo y una serpiente enredada en él. En algunas representaciones aparecía un perro tumbado a sus pies. También solía llevar tablas para escribir, emblema de la ciencia médica.

Fue hijo de Apolo (dios del Sol) y de Corónide, hija a su vez del rey Flegías. El imortal Apolo sorprendió a la mortal Corónide bañándose desnuda en un lago y, perdidamente enamorado, la dejó embarazada. Sin embargo, Flegias la obligó a casarse con su novio de siempre, Isquis.

El cuervo, que era el animal que informaba a Apolo de las cosas que pasaban en la tierra, y que entonces tenía un plumaje totalmente blanco, le contó la supuesta traición de su amada y Apolo de la furia que sintió lo maldijo, por lo que el cuervo se volvió negro para toda la eternidad.

El vengativo dios solar convenció a su hermana Artemisa (diosa de la caza) de que la matara para castigar su infidelidad. Más tarde, en el momento en que su cuerpo iba a consumirse en la pira funeraria, Apolo arrancó al feto del cadáver de su madre y confió su hijo al centauro Quirón, quien lo educó y le enseñó las artes de la medicina y de la caza, aunque de su propio padre que era también dios de la salud, recibiría muchos más conocimientos que le caracterizarían como prototipo del médico.

Asclepio puso esta ciencia al servicio de los hombres, por lo que fue objeto de un culto fervoroso durante toda la antigüedad. Millares de enfermos acudían cada día a sus santuarios buscando alivio para sus males.

En su trayectoria como sanador llegó incluso a resucitar a los muertos, entre ellos a Hipólito, el hijo de Teseo. Para ello utilizó la sangre del flanco derecho de Medusa, regalo de Atenea, que era la que daba la vida (la sangre del flanco derecho de Medusa daba la vida mientras que la del flanco izquierdo ocasionaba la muerte debido a un potente veneno.)

También resucitaría a Capaneo, Licurgo y Tindareo, Glauco y hasta al conocido cazador Orión. Zeus, ante las quejas de Hades, dios de los muertos, y para evitar que el orden del mundo se alterase con los poderes de Asclepio, decidió fulminarlo con un rayo.

Apolo vengó a su hijo matando a los cíclopes, hijos de Zeus y encargados de fabricarle los rayos con los que podía asesinar a voluntad. Asclepio, sin embargo, no fue precipitado al Tártaro después de su muerte (si te condenaban al Tártaro caías para siempre en el olvido), sino que le fue devuelta la vida, con lo que se cumplió una profecía hecha por Euipe, hija del centauro Quirón (predijo que aquel niño renovaría sus destinos dos veces y que muriendo semidiós, sería convertido en dios), e incluso le fue concedida la inmortalidad, convirtiéndose en la constelación llamada Ofiuco.

Es evidente que últimamente estamos viviendo una época de cambios, si nos fijamos bien los avances en el campo de la medicina son sorprendentes, pasa lo mismo en la ciencia o incluso en nuestro día a día en que vemos como millones de aves, peces, cangrejos y otros animales mueren, también proyecciones (Blue Beam) en el cielo o incluso los conocidos Chemtrails.


Pero, veamos más ...

Hace tiempo nos sorprendieron, diciéndonos que no son 12 los signos zodiacales, si no 13.

La Unión Astronómica Internacional fijó su posición como constelación en la línea zodiacal a partir de 1930, pero Ofiuco no fue reconocido por la astrología tradicional, de origen babilónico; pero todo puede cambiar con los postulados de la Minnesota Planetariun Society, que reclama el estatus zodiacal de Ofiuco.

Este nuevo signo, más el movimiento del eje de la Tierra conocido como precesión, alterarían radicalmente la concepción que se tiene de la astrología pasando de un sistema duodecimal a un sistema de trece signos o arquetipos a través de los cuales se mueve el hombre como reflejo del universo ¿Es posible que toda tu vida creíste que eras Capricornio, cuando en realidad eras Sagitario, adoptando los atributos de la cabra con cola de delfín cuando tu origen era el centauro?Ahora veamos en qué consiste exactamente el movimiento de precesión:

La clásica rotación y traslación no son los únicos movimientos de nuestro planeta. Hay otros más, pero el que interesa para este caso es la "precesión". Corresponde a un "bamboleo" muy lento del eje terrestre, similar al cabeceo de un trompo cuando está por detenerse. Debido a su lentitud, dicho bamboleo describe una circunferencia completa en unos 25.800 años. La precesión ocurre debido a que la Tierra no es una esfera perfecta, sino achatada, y su principal efecto es una variación constante en la orientación de los polos celestes, conllevando un pequeño retroceso en relación a la eclíptica.

¿Qué significa esto? Que cada año hay un desplazamiento ínfimo de las constelaciones zodiacales en la eclíptica, y el intervalo en que el Sol “transita” por cada constelación se ve minusculamente retrasado. Esto no sería importante si el zodiaco se hubiese concebido, por ejemplo, hace un par de años; pero esta herencia griega tiene miles de años y el efecto acumulativo de la precesión ha causado que actualmente todas las constelaciones zodiacales estén desplazadas.

Ofiuco, también conocido como serpentario, se corresponde en la mitología griega con Asclepio, el hijo de Apolo y la humana Corónide. Era tan bueno curando a enfermos que se decía que podía resucitar a los muertos, por lo que fue matado por Zeus. Su símbolo es la Vara de Esculapio (una serpiente entrelazada en una vara).


En la entrada de Wikipedia de Ofiuco se dice: También se hace referencia a esta constelación en el Vaticinio de Nostradamus, en la cual se le relaciona con profecías para la fecha de 2012.

Aparentemente Nostradamus, en el llamado Libro Perdido, habló de esta constelación como el signo secreto, el cual definiría el momento del Apocalipsis.

¿Tiene esta aparición viral de Ofiuco en el mainstream media una misteriosa relación con una agenda apocalíptica o simplemente se trata de una maniobra para alimentar una crisis masiva de identidad y fomentar así la confusión que para algunos ha sido históricamente rentable?

Muchos también temen que ese decimotercer signo, sea un signo de mal agüero, pero realmente es el número 13, un número de mala suerte?

En muchas civilizaciones el número 13 se ha considerado como un número mágico. Sin ir más lejos para los mayas, el 13 era un número sagrado, los antiguos egipcios establecían que la muerte era la 13º fase del ciclo de la vida, consideraban que el número 13 representaba la nueva existencia, era el camino hacia la morada de los dioses: un viaje al más allá.

En los estudios de Pitágoras, el número 13 pasa a ser el número de la evolución y del crecimiento. También sirve para que el buscador de lo místico, usándolo adecuadamente, pueda abrir las puertas del conocimiento.

El 13 en magia, simboliza el velo de los maestros, que podrá ser levantado una vez que el iniciado haya alcanzado la "iluminación".

Y no olvidemos que para los Masones, el número 13 era la "transformación".

¿Estaremos viviendo realmente esa época de cambio que han predicho tanto los mayas, como profetas? Sólo podemos esperar! ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario