La cultura Vinča ... Incongruencias de la historia


¿Fue realmente la civilización sumeria la primera que hubo? ¿O hubo otras civilizaciones anteriores - coetáneas más avanzadas que esta civilización mesopotámica? La llamada Cultura Vinča estaría tanto o más civilizada que la sumeria, compartiendo unos dioses que decían llegar del espacio. Pero es que lo curioso de esta gente es que sus dioses guardan un extraño parentesco/parecido con esos extraterrestres grises que tan bien conocemos. ¿Realmente los vieron así y como tal los esculpieron? ¿Eran ésas las caras de sus dioses? Veamos!

El yacimiento de Vinča está a 14 kilómetros al sureste de Belgrado, a orillas del Danubio, en el llamado centro de las comunicaciones de hace 7.000 años, cuando los valles de los ríos eran las principales vías de contacto. Este lugar se encuentra en en un cerro de 10 metros de altura, formado por los estratos culturales de los que ocho metros corresponden a la cultura Vinča del neolítico. La ciudad de Vinča fue durante un milenio una verdadera metrópoli, y centro de una civilización que abarcaba el sureste europeo, la región desde los Cárpatos hasta la llanura de Skopje, abarcando el río Bosna, en el oeste, hasta Sofía, en el este. 


[Datación: la datación por radiocarbono determinó la fecha de aparición de esta cultura antes del 4000 a.C, aunque, para algunos otros historiadores, todavía la sitúan aún más lejos, sobre el 5.200 a.C.]

Durante la fase Vinča-Plocnik se explotó la mina de Rudna Glâva que cuenta con varios pozos verticales y otros secundarios que se ramifican lateralmente siguiendo las vetas de malaquita. Los testimonios arqueológicos, como las herramientas de asta y más de un centenar de martillos sobre guijarros con estrangulamiento central para el enmangue, se mantienen tal como fueron abandonados por los mineros calcolíticos, lo que permite conocer como se realizó la explotación del mineral.

La ciudad de Vinča también contaba, en sus cercanías, con algunos de las materiales de más valor en aquella época, como el cinabrio, del que se obtiene el color bermellón; mientras que en los Cárpatos contaban con la obsidiana, un mineral volcánico utilizado para hacer instrumentos cortantes, como cuchillas de afeitar, y que todavía se utiliza en la cirugía actual.

Se dedicaban también a diseñar tejidos, a pescar, a la agricultura y la construcción de joyas de cobre.Taladraban y pulimentaban piedra, de la que obtenían objetos para todo tipo de usos, desde hachas hasta morteros para moler cereales. Los anzuelos de huesos de animales y de cuernos son de un aspecto similar a los nuestros. 


También fabricaban figuras de cerámica, recipientes y objetos de diferentes tamaños y formas estéticas bastante curiosas, por tanto podemos llegar a la conclusión que la civilización vinča es coetánea a la de la civilización sumeria. 

De hecho, al igual que el pueblo de las cabezas negras (los sumerios se llamaban a sí mismos sag-giga, traducido casi siempre como “pueblo de las cabezas negras”, otra acepción en su traducción es “gigantes de algún lugar”) , la civilización de vinča dejó por escrito que sus dioses llegaron del cielo, de la zona de las Pléyades, y que esos dioses llegaron a convivir con ellos. Por extraño que parezca, incluso uno de sus dioses principales, Mardek, comparte características con el Marduk sumerio, como si se tratara del mismo individuo, y no sólo eso: sus características y estética son casi idénticas lo cual demuestra una vez más que eran ramas de un mismo tronco, una civilización original y mundial que pobló nuestro planeta de polo a polo con una única cultura y una ciencia quimérica.

También desarrollaron un sistema de signos que para algunos autores supone la más antigua forma de escritura (o proto-escritura) conocida, anticipándose en muchos siglos a la grafía cuneiforme mesopotámica. “Los comienzos del uso de la escritura en la Antigua Europa se remonta a finales del VI milenio a.C. Con ello queda claro que la escritura […] de la Vieja Europa es un desarrollo autóctono que está a una visible distancia temporal de los inicios de la escritura en Mesopotamia; nada menos que dos milenios es lo que hay de los primeros testimonios escritos de la cultura de vinča y los más antiguos registros sumerios. Tan extraordinaria como la antigüedad de esta escritura es su vinculación con la esfera religiosa. La totalidad de objetos inscritos se encontraron en lugares de culto y de enterramiento, fuera de los asentamientos propiamente dichos.”


Otro dato curioso es que la Cultura Vinča nunca hizo la guerra entre sí ni contra otros. Entonces... por qué desaparecieron?¿quiénes enseñaron a estas gentes el uso de herramientas, la siembra, o el arte? ¿Cómo pudo una civilización así, estar tan avanzada en lo que se consideraría una civilización? Demasiadas preguntas sin respuesta a no ser que pensemos que esta civilización adquirió sus conocimientos de una cultura mucho más avanzada que la nuestra!

1 comentario: