La Catedral de St. John, Valetta, Malta


La historia de la Catedral de Malta está relacionada directamente a la de los caballeros de la Orden de Malta. La Orden fue dividida en 8 lenguas que representaban las distintas regiones de Europa. La cruz de 8 puntos representan las 8 lenguas. Los caballeros vinieron de las familias nobles más importantes del continente europeo. La Orden de San Juan fue fundada en Jerusalén en el s. XI durante la época de las cruzadas cómo una cofradía religiosa para proteger a los peregrinos en su camino a la Tierra Santa. 


Tras la toma de Jerusalén por los turcos, los caballeros empezaron a tener un papel más militar.Tras perder su base militar en Jerusalén y más tarde en Rodas, el emperador Carlos V o Carlos I de España, les entregó Malta en 1530. La isla se convirtió muy pronto en un baluarte de la cristiandad atrayendo inevitablemente la atención de los turcos otomanos.


Los otomanos sitiaron la isla en 1565, batalla conocida cómo el Gran Sitio de Malta. Los caballeros liderados por el Gran Maestre Jean de la Valette, derrotó a las fuerzas turcas pero el gran sitio dejó su marca y consecuencias.Con la posibilidad de nuevas amenazas y tras las graves consecuencias del sitio, Jean de la Valette, entendió que una nueva ciudad fortificada debía de ser creada si la Orden quería resistir otro ataque en el futuro.Así se erigió Valetta, una ciudad fortificada en cuyo centro fue construida La Catedral, edificio dedicado a San Juan Bautista, el Santo patrón de la Orden. Su construcción desarrollada del 1573 al 1577 utilizó sólo la piedra caliza local. La fachada sencilla flanqueada por dos campanarios es austera y posee las características de una fortaleza.


La nave mide 53 metros de largo y 15 metros de ancho con las capillas laterales a ambos lados. Estas capillas fueron asignadas a cada una de las 8 lenguas de la Orden. Inicialmente su interior fue modestamente decorado pero en el siglo XVII se introdujo el nuevo estilo barroco que permitió una nueva decoración que nada tenía que ver con la anterior. El interior es del todo inexplicable con la división de las 8 capillas según sus lenguas de procedencia y su magnífica decoración de estilo barroco, en piedra caliza local y pinturas y barnices bañados en oro.


La Catedral en su interior es realmente espectacular, no sólo por su inesperado interior sino por ser una Catedral propiedad del pueblo de Malta. Los caballeros de la Orden de Malta eran representantes de la Iglesia católica pero no dependían de ella por lo que esta Catedral es propiedad del Gobierno maltés.En la Catedral encontramos una de las mejores obras de Caravaggio, como es La Decapitación de San Juan Bautista

No hay comentarios:

Publicar un comentario