Geometría sagrada: La espiral ...


En la naturaleza y en el universo mismo, parece que la espiral es una constante, una de estas formas innatas que encontramos en todas partes, desde ciertas plantas hasta las galaxias, pasando evidentemente por las conchas que recogemos en las playas. 

Esta constante no escapó a nuestros antepasados que se mezclaban con su medio natural, formas, apariencias, de las que hicieron símbolos, un lenguaje en toda regla que les permitía realizar intercambios entre ellos, pero también comunicarse, e incluso comulgar con la naturaleza.

Por eso, en toda Europa se han encontrado megalitos, esos bloques de piedra monumentales erigidos en el neolítico, sobre los que se grababan espirales. Podemos suponer que al dibujar en su lápida sepulcral este símbolo de un fenómeno corriente en la naturaleza, ya demostraban una creencia en el más allá y en la vida eterna, siendo efectivamente la espiral la figura de un movimiento evolutivo sin fin.

Es más, se podría decir que la espiral se resume en un símbolo de evolución ...
La espiral, la escalera y Kundalini ... Relacionado con el mito de la escalera ... 

Esta representa el movimiento permanente de energías que circulan, se interpenetran, se fecundan, se transforman, se regeneran permanentemente, como sucede con el ciclo del agua en la Tierra o el largo del eje vertebral por donde circulan, de arriba abajo y de abajo arriba, las energías primordiales representadas por la kundalini, a su vez representada por una serpiente.


Otros ejemplos de espirales ...

* En el Hinduísmo la espiral está simbolizada en la tríada de las deidades, Brahma, Vishu y Shiva, Vhisnu es el Cosmos, la suprema armonía de los dos opuestos evolutivos. Brahma es el supremo creador, y Shiva es la destrucción de las formas gastadas, que devora las cosas. Vishnu, surgiendo del mar de leche primordial y navegando en la serpiente Ananta de mil cabezas conserva las cosas en su óptimo nivel expansivo.

* La representación de la Venus de Milo girando sobre sí misma en forma de espiral, con su parte superior desnuda y la inferior cubierta, como si surgiera hacia arriba abandonando las ropas, de alguna manera es un símbolo del alma que abandona los ropajes de la materia. Y en las representaciones de los antiguos Misterios, el símbolo de la serpiente envuelve el cuerpo del candidato a la Iniciación, cuyo espíritu va despojándose sucesivamente de sus pieles más groseras. Entonces la espiral representa algo más que el ciclo, y se torna la curva del tercer grado que los matemáticos llaman «epicicloide».

* Otra típica representación con ofidios con relación a la espiral es la conocida figura del caduceo relacionada con el dios griego Hermes y vinculado hoy a la Medicina. El caduceo surge del mito que narra cómo dos serpientes peleaban alrededor de una vara avellano. Tras ser tocadas por Hermes, abandonaron su lucha y con su aliento hicieron florecer una bellota en lo alto de la vara.


* El viejo símbolo oriental de Yin Yang es también una forma de espiral como figura perfecta que carece de principio y fin. Todo surgirá de Dios y se expandiría dando origen a la dualidad y a la multiplicidad de la manifestación para recogerse de nuevo en la divinidad tras la culminación del proceso.

* Para numerosos pueblos de África negra la espiral simboliza la dinámica de la vida, el movimiento de las almas en la Creación. El glifo solar de las tribus de los Dogón y los Banbara es a este respecto altamente revelador. Está hecho de una vasija de barro rodeada por una espiral de cobre rojo que le da tres vueltas. Ésta simboliza el verbo original, la primera palabra del dios Amma, la semilla de la divinidad.

* Es en la mitología griega donde del huevo de Leda, engendrado por Zeus bajo la forma de cisne, salen los Dióscuros, Cástor y Pólux, ambos en correspondencia simbólica con la doble espiral, dado que nacieron de un huevo de dos yemas que simbolizan, además de las fuerzas conocidas de expansión y recogimiento, la división entre lo mortal y lo inmortal. Cualquiera de nosotros, puede verse como mortal o «inmortal», dependiendo de nuestro estado de conciencia.

* Entre los pueblos germanos, una espiral rodea el ojo de la figura del caballo, el cual, subido sobre un carro de naturaleza solar, simboliza la fuente de toda luz.

* La espiral también está relacionada en Oriente con la forma circular del Dragón indicando que el Universo no posee ni principio ni fin.

* En la tradición alquímica el símbolo del Dragón viene asociado al origen de todas las cosas y también preside su final, de acuerdo con la visión cíclica del Universo, idea que reaparece en India acerca de los ciclos de renacimientos, de la Rueda Eterna del Samsara o Rueda de la Existencia o Destino. El mundo alquímico evoca el método que debe conducir hacia el Despertar: «si quieres aprender, olvida todo lo que sabes, descompón el Todo y redúcelo a sus elementos más simples».

* También ha sido utilizada la forma espiral para esquematizar el símbolo del laberinto. Éste nos abre una puerta hacia una dimensión interior. Recordemos tan solo el caso egipcio del Laberinto en Abydos llamado «el caracol». Era un templo circular en cuyos pasillos se celebraban las ceremonias relativas a los antiguos Misterios y a la evolución del neófito, como se hacía también en Newgrange, Irlanda, donde había una gran piedra en la entrada con el símbolo de la espiral.

* Una pirámide en realidad no es otra cosa que una espiral logarítmica materializada en piedra. Ella es la evolución de la forma en caracol del zigurat y de la pirámide escalonada. Esta relación pirámide-espiral ya fue comentada por H.P. Blavatsky, que afirmó que estas construcciones no son meras resultantes de un dictamen caprichoso, sino que obedecen a determinados cálculos orientados al servicio de una numerología sagrada. La forma piramidal contiene en su seno el movimiento de torbellino ascendente de las ondas energéticas que ascienden hasta el vértice de la pirámide.


* La espiral de Fibonacci ... En el año 1202, Fibonacci publicó un libro titulado "Liber Abaci", en el que incluyó varios problemas y métodos algebraicos. La conocida espiral, denominada "sucesión de Fibonacci" aparece constantemente en la naturaleza. Los podemos observar por ejemplo:

- Contando las escamas de una piña. Tras observarla, te sorprenderás de que aparecen en espiral alrededor del vértice en igual número a los términos citados en la sucesión de Fibonacci.

- También en las piñas del girasol. En ellas, se forman una red de espirales, unas que van en el sentido de las agujas del reloj y otras al contrario, pero en cualquiera de los casos siempre, las cantidades de unas y de otras son los términos consecutivos de la sucesión de Fibonacci.

- En las ramas de los árboles, en la flora de la alcachofa, en el arreglo de un cono o en la disposición de las hojas en el tallo.

- El número de espirales en numerosas flores y frutos también se ajusta a parejas consecutivas de términos de esta sucesión: los girasoles tienen 55 espirales en un sentido y 89 en el otro, o bien 89 y 144.


- También está presente en los huracanes, algunas galaxias, las conchas tipo trilobites...

- En partes corporales de seres humanos y animales, como es el caso de: la relación entre la altura de un ser humano y la altura de su obligo, la relación entre la distancia del hombro a los dedos y la distancia del codo a los dedos o la relación entre las articulaciones de las manos y los pies.

- En el arte: en los violines, la ubicación de las efes se relaciona con el número áureo. También aparece en las relaciones entre altura y ancho de los objetos y personas que aparecen en las obras de Miguel Ángel, Durero y Da Vinci, entre otros.

Esta secuencia tan querida por los aficionados a las matemáticas, se forma sumando los dos elementos anteriores de la serie, es decir, 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144…

2 comentarios:

  1. A lo largo de la historia se reproducen estos símbolos..llámese la letra "H", el círculo y muchos más...parece que este en concreto conduce a "algo"..es un camino sinuoso para alcanzar....un OBJETIVO.

    ResponderEliminar
  2. Pero que no nos laven el coco....una espiral con sentido levogiro y nunca dextrogiro..
    juca

    ResponderEliminar