El sexo sagrado


Como en casi todas las antiguas civilizaciones, en el antiguo Perú el sexo también se consideraba como algo sagrado ... No existe en la naturaleza fuerza más misteriosa y portentosa que el sexo. Pero aunque todo el mundo lo practica, pocos son conscientes de las puertas que el sexo es capaz de abrir.


En la antigüedad, todo era considerado sagrado en la Tierra, pero el sexo lo era aún más,pues era por medio de él, que podía crearse la vida y trascenderla. El sexo era entonces la puerta de los dioses y la mujer tenía la llave. Por eso, nacieron las diosas en la mente de los antiguos. Así nacieron las venus paleolíticas como la Venus de Willendorf entre otras. Ella era la que daba a luz, de ella surgían los seres humanos. Por eso había que venerarla. Es de aquí de donde viene el culto a la Virgen María, que inicialmente proviene del viejo culto a las vírgenes negras.



Pero, con la instauración del patriarcado, imperó la dominación sobre la mujer bajo el pretexto de la protección de la familia. La mujer pasó de ser el vehículo natural para conectarse con lo divino a estar en un segundo plano ... Pasó a estar sometida a la autoridad omnímoda del pariente masculino más cercano y, en general, ella era un ciudadano de segunda categoría cuya función principal era ser "gyne", es decir, "portadora de hijos". La función de la mujer era procrear, perpetuar, y servir a los hijos, teniendo el dudoso "privilegio" de compartir los favores del esposo con otras esposas secundarias.


Cuando el Cristianismo pasó a ser la religión oficial del Imperio Romano, se fue convirtiendo en una fuerza política y represiva. Pasó a dictar normas para la conducta sexual, basándose en la concepción del sexo como pecado. Se exalta la castidad como símbolo de pureza y el acto sexual es considerado como algo pecaminoso, incluso dentro del matrimonio; se admite porque es imprescindible para la procreación, considerada como un deber sagrado. Para conseguir que el placer fuese el mínimo y con el fin de evitar la visión del cuerpo desnudo, las mujeres debían ponerse un camisón que poseía a la altura de los genitales un orificio por el que el marido debía introducir el pene. En la Biblia se exhortaba a crecer y multiplicarse, siendo el sexo reproductivo una obligación y el sexo sin hijos, una ofensa o una maldición. Por otra parte, allí se condenaba la prostitución, la homosexualidad y la masturbación.


En Babilonia, según Herodoto, en el siglo V a.C., toda mujer debía realizar un singular servicio a la comunidad una vez en su vida: "prostituirse" en el templo de la diosa Ishtar. Todas estaban obligadas a hacer el amor con un desconocido, fuesen ricas o pobres, feas o bonitas. El extraño daba una moneda que era depositada en las arcas del Templo. Algunas se quedaban a servir permanentemente, eran las prostitutas sagradas o hieróbulas.


Otras curiosidades ....

En el texto del Kamasutra y el Ananga Ranga es donde se explica las técnicas del tantra

Los misterios de Afrodita también terminaban en orgías, previo baño ritual y danza con un falo de piedra con sal en la mano. Las hetairas eran las prostitutas sagradas.

Para los sumerios, la virginidad no era bien vista, por eso las púberes eran iniciadas en el Templo de Innana, llevadas por sus propias madres. Perder la virginidad bajo la mirada amorosa de la diosa, era volverse parte de ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario