Die Glocke: La Campana Nazi


Hablar sobre los grandes avances tecnológicos que se originaron durante el régimen nazi no debería sorprender a nadie, pero cuando estos involucran tecnologías aún inexistentes en nuestro tiempo o que están relacionados estrechamente con el fenómeno OVNI, nuestra visión de la historia puede verse bastante alterada.

En esta ocasión hablo sobre la "Campana Nazi" (Die Glocke) un proyecto del III Reich guardado en máximo secreto y catalogado por los alemanes como decisivo para la victoria en la Segunda Guerra Mundial. El proyecto estaba bajo el mando del misterioso General de las SS Hans Kammler, un ingeniero y científico que había estado involucrado también en el desarrollo de los misiles V-2, aviones reactores, alas volantes, construcciones subterráneas, entre otros.


Algunas de las personas implicadas en este proyecto ultrasecreto fueron ...

*SS Obergruppenführer und General Dr. Ing. HANS KAMMLER: Máximo responsable de todos los proyectos secretos desde 1944 entre ellos “La Campana” y que a las órdenes de Martin Bormann y del Führer, procedió a la evacuación de todo este material al final de la guerra en un Junkers 390 de seis motores.

*SS Obergruppenführer EMIL MAZUW: Coordinador y responsable directo del proyecto, del que se conoce muy poco a pesar de que tenía rango de general de las SS. Se sabe por documentos desclasificados que Mazuw estaba en lo más alto del escalafón SS.

*Almirante RHEIN: Figura poco conocida, pero responsable de la “FEP” o “Forschungen, Entwicklungen, Patente”. Quizás la Kriegsmarine tenía interés en este desarrollo.

*Profesor WALTER GERLACH: Premio Nobel por sus trabajos sobre polarización. Físico de primer nivel, especializado en física gravitacional y otros campos muy adelantados a su época como comportamiento del plasma de mercurio o la transmutación de elementos. Curiosamente, después de la guerra jamás volvió a trabajar en física gravitacional. Nick Cook dice que fue “por algo que le asustó más allá de la razón”. Aunque es una especulación, podría ser cierto por dos razones: por los resultados del uso de “La Campana” que podrían asustar a un ser humano racional o bien por la “ley del silencio” tras la guerra ya que las SS ajusticiaron a sesenta científicos y sus asistentes, antes de que este proyecto pudiese caer en manos aliadas o soviéticas. Sólo se salvaron el propio Gerlach y Kurt Debus.

*Dra. ELISABETH ADLER: Matemática de la Universidad de Königsberg. Poco conocida y tampoco su especialidad en matemáticas que la hizo participar en el proyecto “La Campana”. Gerlach ya era un excelente matemático y físico y por ello la intervención de la Dra. Adler debió ser por un tipo de matemáticas no convencionales que la doctora dominaba. Sus conocimientos justificaban su intervención. Si supiésemos en qué tipo de matemáticas era experta la Dra. Adler, se podría saber la naturaleza de la física que se investigaba con “La Campana”.

*Dr. OTTO AMBROS: responsable de la preparación de la guerra química en el Ministerio de Armamento de Albert Speer. El efecto de “La Campana” sobre organismos vivos fue denominado “Ambrosismo” en honor a uno de los científicos que no era del equipo directo de investigación de “La Campana”, pero que tenía conexión con el proyecto: el Dr. Otto Ambros. Fue responsable de la IG Farben para supervisar la construcción de la enorme planta “Buna” para caucho sintético en Auschwitz. Al parecer esta planta también era un complejo para el enriquecimiento de uranio. Esto tiene sentido con el Dr. Ambros ya que “La Campana” requería en algunos aspectos, la utilización de isótopos radioactivos.

*Dr. KURT DEBUS: Uno de los más interesantes ya que después de la guerra fue trasladado a los USA dentro de la Operación Paperclip, y acabó siendo director del Kennedy Space Flight Center en Cabo Cañaveral con Wehrner von Braun en la NASA. El Dr. Kurt Debus no era un científico en cohetes, sino que estaba interesado en física muy avanzada (incluso para nuestros

estándares actuales), como la separación de los campos magnéticos, medición de alto voltaje y medición de los parámetros de descarga de alto voltaje. Fue el responsable de la potente fuente de energía para “La Campana”

*Dr. HERMANN OBERTH: Científico especializado en cohetes y padre de los cohetes modernos. No se sabe exactamente el trabajo de Oberth con “La Campana”, pero se sabe que del 15 al 25 de Septiembre de 1944, hizo un aparente “viaje de negocios” con otros técnicos involucrados como Herbert Jensen, Edward Tholen y la enigmática Dra. Adler desde Praga a Breslau y a la región donde “La Campana” se estaba probando. ¿Es posible que la presencia de Oberth nos indique que Alemania tenía dos programas”espaciales” en marcha. Uno abierto al público con las V1 y V2 y otro secreto con “La Campana”, donde Oberth desarrolló su trabajo? Oberth nunca trabajo para la base de cohetes de Peenemünde, donde sí trabajó Wehner von Braun. Oberth era el mejor especialista teórico sobre los problemas y soluciones para un viaje espacial tripulado de larga duración. Por todo ello, se puede deducir que “La Campana” debía representar algún tipo de desarrollo revolucionario en sistema de propulsión espacial muy avanzado, que no se basaba en el ineficiente combustible por reacción química de los cohetes convencionales. Quizás esto explica también que la Kriegmarine estuviese implicada ya que habría que construir naves presurizadas para las tripulaciones y se requeriría el conocimiento de la marina en la construcción de cascos de submarino herméticos.


Pero profundicemos un poco más en este tema ...

Este proyecto, el Die Glocke, también era conocido como “Kronos” (Tiempo) o “Lanterntrager" (portador de luz)… Sus informes hacían referencia muchas veces a una Puerta del Tiempo… Por esta razón, mucha gente piensa que el Die Glocke no era únicamente una nave, sino una “Máquina del Tiempo”, que necesitaba activar sus sistemas propulsores giratorios y realizar al mismo tiempo pequeños desplazamientos aéreos. Y es que, efectivamente, una máquina del tiempo podía ser una gran arma efectiva, el arma definitiva, para cambiar el curso de la guerra.

Junto a una fábrica abandonada se encuentra el Anillo de pruebas, los respiraderos subterráneos, y la entrada al complejo de experimentación de la Campana. 


Igor Witkowski es un investigador polaco de tecnología militar que ha pasado más de 20 años estudiando el ingenio prodigioso de la Campana nazi.

El 9 de diciembre de 1965, un objeto volante desconocido, con forma de bellota o de campana, se estrelló en las proximidades de la localidad estadounidense de Kecksburg, en Pensilvania. 

Este suceso fue conocido en el estudio de la Ufología como el caso de Kecksburg. El artefacto tenía inscripciones extrañas, al igual que la campana nazi, y fue recuperado rápidamente por las fuerzas militares. Muchos testigos vieron el extraño suceso.


Todo hace pensar que el "OVNI" de Kecksburg era el resultado del desarrollo del proyecto de la campana nazi. De hecho, una de las hipótesis es que tanto Hans Kammler como la Campana nazi acabaron en las bases secretas del gobierno estadounidense, protegidos con el máximo secreto, dentro de la "Operación Paperclip".

No hay comentarios:

Publicar un comentario