Copalita, México


En 1996 un grupo de investigadores encontró indicios de un asentamiento significativo con varios templos prehispánicos, todo debajo de la densa vegetación slevática. Una década de excavaciones e investigaciones indican que el asentamiento fue habitado alrededor del año 500 a.C por grupos procedentes del Golfo de México, aunque el origen de los constructores y colonizadores originales sigue siendo dudoso, ya que a lo largo de los siglos diferentes grupos dejaron su huella, siendo los mixes-zoques y los chontales los principales.


Los chichimecas, náhuatls, mixtecas y zapotecas jugaron un rol importante, hasta que el sitio fue abandonado definitivamente en la década de 1520, al mismo tiempo que la Conquista española se desarrollaba.


Hace 1.500 años, al mismo tiempo que Monte Albán consolidaba su estatus como le centro urbano más importante de los Valles Centrales de Oaxaca, Bocana del Río Copalita ya era un pueblo desarrollado que poseía un sistema de escritura, un calendario y la capacidad de llevar registros de la actividad astronómica, así como una compleja organización política, socioeconómica y religiosa.


El área urbana cubría unas 30 hectáreas y tenía una población de más de 2,000 personas. La ingeniería y arquitectura de las estructuras excavadas demuestran un avanzado conocimiento de las técnicas de construcción. Los constructores, talladores y pintores tomaron estilos arquitectónicos y pautas de otras regiones, incluyendo Teotihuacán, pero también emplearon métodos propios de Copalita, haciendo uso de sistemas ingeniosos adaptados a las áreas planas, a los cerros y humedales pantanosos que rodean al lugar, creando estructuras que resistían las constantes inundaciones y tormentas severas.


Existe una serie de senderos desde los cuales el visitante puede apreciar la gran diversidad de flora y fauna abarcada por el parque. También hay vistas increíbles vistas del mar, y se puede apreciar las laderas escalonadas que fungían como área residencial para los ciudadanos comunes; solo a los sacerdotes y a la élite se les permitía vivir dentro del centro ceremonial y sus alrededores.


Cerca del año 1.100 d.C., la costa era dominada por el señor mixteco 8 Venado, Garra de Jaguar, un poderoso cacique mixteco, señor de Tututepec, que unió las regiones Alta y Baja de la Mixteca con la Costa Mixteca. Su imperio se extendía hasta aquí. Los estudiosos siguen descifrando los códices mixtecos del siglo XV en los que aparece, pero la historia hasta este momento es la de un líder grandioso pero despiadado que fue víctima de las mismas tácticas que usó contra sus enemigos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario