Cerro de los Santos ... Arte íbero


El Cerro de los Santos es un yacimiento arqueológico íbero situado en el municipio de Montealegre del Castillo, provincia de Albacete (España).

El nombre de Cerro de los Santos proviene del siglo XIV pero no fue hasta mediados 1830 cuando se deforestó la zona y comenzaron a aparecer los primeros hallazgos. El primer informe oficial de descubrimientos data del 28 de junio de 1860, con el informe que Juan de Dios Aguado y Alarcón. En aquella época Vicente Juan y Amat realizó las primeras excavaciones vendiendo los descubrimientos (previa modificación de algunos para aumentar su valor y directamente falsificados otros) al Museo Arqueológico Nacional de España.

  • La primera campaña arqueológica fue llevada a cabo con el consentimiento del dueño del terreno, el Marqués de Valparaíso. En ella se excavó el templo y se descubrió la pieza más importante de las encontradas allí: la Gran Dama Oferente...una escultura de 1,30 metros de altura realizada en piedra caliza ...Se muestra ricamente ataviada con tres túnicas superpuestas; la inferior, de pliegues muy finos, roza el suelo y enmarca los pies calzados.

Viste túnica lisa cubierta con un manto de gruesos pliegues en zigzag cuyos bordes caen hieráticos bajo las manos resaltando el valor de la ofrenda. Una fíbula o pasador en forma de T sujetando el cuello de la túnica, tres collares y un lujoso tocado sobre su cabeza, con largas trenzas acompañadas de rodetes la adornan ataviada especialmente para la fiesta sagrada, en el día elegido y único de su presentación ante la divinidad y los hombres.

Desde entonces ha habido varias excavaciones más. En 1929 se erigió un obelisco que hoy en día es el único distintivo de la zona.


  • Esta escultura se caracteriza por la alta tiara puntiaguda cubierta por velo o manto que cae casi hasta los pies formando una sucesión escalonada de geométricos repliegues en ángulo sobre el pecho. Su textura gruesa contrasta con el fino acanalado de la túnica cuyos pliegues numerosos acentúan la verticalidad de columna de la oferente.

  • Pareja de oferentes ... Al varón y a la mujer, de pie, les une un gesto común: la ofrenda del vaso sagrado a la divinidad del santuario. Los dedos de ambos se alargan estilizados en la mostración: la ofrenda constituye el centro visual del grupo.

  • Dama sedente .... Esta dama sentada en trono reproduce un modelo ibérico estereotipado. La posición es hierática y todos los detalles subrayan la dignidad y riqueza de la allí representada.

  • Otras piezas interesantes ...




El misterio ... La raíz de todo comenzó en 1870, en un paraje conocido como el ‘Cerro de los Santos’, cerca del pueblo albaceteño de Montealegre del Castillo. Allí se había producido un hallazgo sensacional para el que nadie parecía estar preparado.

Aparecieron centenares de figuras de gran tamaño, eran mensajeros de una cultura de piedra completamente ignorada.

Estas figuras nada tenían que ver con los griegos, romanos, fenicios o egipcios… eran íberas y habían despertado de un largo sueño de 2500 años!

No hay comentarios:

Publicar un comentario