Cerdeña megalítica



La isla de Cerdeña tiene una geoformación antigua, sus rocas datan del Paleozoico. Debido a los largos procesos de erosión las tierras altas de la isla, están formadas de granito, esquisto, traquita, basalto, arenisca y caliza dolomítica...



Lo que no se sabe es cómo comenzó el poblamiento de Cerdeña. Lo que sí sabemos es que esta extraña tierra fue una de las primeras partes de Europa en ser poblada. En el año 1979, arqueólogos locales desenterraron restos paleolíticos tempranos (del Paleolítico Inferior), que pueden remontarse a entre unos 500.000 y 150.000 años. 


Lamentablemente, no se han encontrado restos humanos asociados con los artefactos, por lo que, si bien podemos estar seguros de que el ser humano estuvo en esta isla desde la mismísima noche de los tiempos, no podemos afirmar de qué especie humana se trató. Curiosamente los restos encontrados consisten solamente en herramientas hechas con piedras en forma de tableta, casi todas de gran tamaño.


En el Paleolítico Tardío o Superior (40.000 - 10.000 años), también estuvo poblada Cerdeña. Lo misterioso es que, teniendo restos arqueológicos tanto del Inferior como del Superior, faltan totalmente los testimonios humanos del Paleolítico Medio.


Ello deja un enorme hueco en nuestro conocimiento de la prehistoria sarda, un agujero cronológico que abarca nada menos que 260.000 años (entre 300.000 y 40.000 años atrás). No es minucia, y cabe preguntarse por qué podemos encontrar restos de la actividad humana de medio millón de años pero no de cincuenta mil. ¿Se despobló Cerdeña durante ese período?
  • Edificios megalíticos ... 
Un nuraga es el principal tipo de edificio megalítico que se puede encontrar en Cerdeña, remontándose a años anteriores al 1000 a. C. Actualmente se ha convertido en el símbolo de Cerdeña y su cultura distintiva.


El típico nuraga está situado en un lugar panorámico y tiene la forma de una torre con forma geométrica de cono truncado o divido por la mitad, algunos más altos otros muy bajos, recordando a un tholos. La estructura no tiene cimientos y se sostiene sólo por el peso de las piedras que la forman, que pueden alcanzar varias toneladas. Algunos nuragas miden más de 20 metros de alto. Actualmente, hay más de 8000 nuragas aún existentes en Cerdeña, aunque se ha estimado que en el pasado pudieron existir más de 30.000. Los nuragas prevalecen sobre todo en el noroeste y el centro de la parte meridional de la isla.


Hay un tipo similar de estructura que tiene un corredor o un conjunto de corredores. Algunos autores consideran inadecuado incluir este tipo de estructura dentro de los nuragas y prefieren el término «pueblo nurágico».

Los nuragas se construyeron en época indeterminada . Aunque algunos de ellos se han datado del 3500 a. C., la mayor parte de ellos se cree que se construyeron entre mediados de la Edad de Bronce (siglo XVIII-siglo XV a. C.) y la Edad de Bronce tardía. Muchos estaban en uso continuado desde su erección hasta que Roma entró en Cerdeña en el siglo II a. C.


El uso de los nuragas no se ha determinado con claridad, señalándose que pudieron ser templos religiosos, alojamientos cotidianos, la residencia de los jefes del pueblo, fortalezas militares, salas de reunión de líderes, o una combinación de algunas de estas finalidades. Algunos de los nuragas están, sin embargo, en ubicaciones estratégicas respecto a importantes pasos que podrían ser controlados fácilmente.

Sin duda, los nuragas tenían un contenido simbólico significativo. Podían transmitir riqueza o poder, o ser un indicativo de que el lugar era un pueblo. Teorías recientes tienden a creer que las villas sardas eran ciudades-estado independientes, aunque no fueran ciudades en sentido estricto, que formaban federaciones y que la construcción de estos monumentos podían haber dependido de una distribución previamente acordada del territorio entre las villas federadas.


La cultura nurágica desarrolló una metalurgia relativamente avanzada. El pueblo nurágico alcanzó fama en muchos lugares mediterráneos por el bronce que producía.

  • Los gigantes del monte de Prama ... 
Los gigantes del monte de Prama o los Kolossoi del monte Pramma son esculturas nurágica, esculpida en bulto redondo. Dividida en numerosos fragmentos, fueron encontrados casualmente en un campo en marzo de 1974 en la localidad de Mont'e Parma, en Cabras, en el centro-oeste de Cerdeña, cuando el arado de un campesino, Sisinnio Poddi, sacó a la luz la primera cabeza de una estatua.



Las estatuas fueron esculpidas en arenisca local y su altura varía entre los 2 y los 2,5 metros. Junto con las estatuas y los modelos nurágicos también se encontraron diversos betilos del tipo «oragiana», en general, pertenecientes a una o más tumbas de los gigantes.



Las tumbas de los gigantes son monumentos funeriarios constituidos por sepulturas colectivas de la época nurágica presentes por toda la isla de Cerdeña.




Como los nuragas, estas particulares construcciones megalíticas no tienen ningún equivalente en el continente europeo y son construidos con planta rectangular con un ábside mediante grandes losas de piedra empotradas en tierra. Estas particulares tumbas consisten esencialmente en una cámara funeraria de entre 5 y 15 metros de largo y entre 1 y 2 metros de alto.


La parte frontal de la estructura está delimitada por una especie de semicírculo, que simbolizaba los cuernos de un toro, y por una tumba más antigua en el centro del semicírculo con una pequeña abertura por la cual se accedía a la tumba. Junto a la abertura se erigía un obelisco (llamado en sardo betile) que probablemente simbolizaba a dioses o a ancestros que velaban por los muertos.


  • La astronomía en la Tumba de los Gigantes ...
En estos diseños la astronomía tampoco fue dejada de lado. De acuerdo a lo que pudieron observar diversos arqueólogos, la mayoría de las aberturas de las tumbas se enfrentan a la luz del sol naciente mientras que otras se enfrentan al sureste para así atrapar los rayos del sol en el equinoccio. Además tres de las tumbas están orientadas hacia la estrella más brillante en la constelación de Tauro, la estrella Aldebarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada