Anunnaki


Según un mito babilónico los Anunnaki eran los hijos de Anu, los dioses hermano y hermana, ellos mismos, los vástagos de Anshar y Kishar . Anshar y Kishar eran los hijos de Lahm y de Lahmu, nombres dados a los guardias del templo en Eridu, el sitio de Apsu en el cual la Creación según ellos ocurrió.

El cabeza del consejo era el gran Anu de Uruk y los otros miembros eran sus descendientes. Su lugar fue tomado por Enlil, quien, en la antigüedad era considerado como el separador del cielo y de la tierra. Esto dio lugar a un conflicto entre Enlil de Nippur y su hermanastro Enki de Eridu, sobre la legitimidad de Enlil como gobernante celestial y terrestre.

Enki, además de ser el dios del agua dulce, era también dios de la sabiduría y de la magia, y era mirado por algunos como alquimista.

Cuando los Igigi rehusaron continuar trabajando para mantener la armonía del Universo, en el Shappatu (hebreo: Shabbat), Enki creó a la humanidad para que ésta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses habían abandonado.

Los Anunnaki, por su parte, eran los compañeros del consejo de los dioses y de Anu. Fueron distribuidos sobre la tierra y el mundo subterráneo o bajo mundo. Los más conocidos entre ellos eran: Asaru, Asarualim, Asarualimnunna, Asaruludu, En-Ki, Namru, Namtillaku y Tutu.

Los Anunnaki vinieron a la Tierra hace unos 450.000 años desde el planeta Nibiru, miembro de nuestro propio Sistema Solar cuya gran órbita lo trae a nuestra parte de los cielos una vez cada 3.600 años. Ellos vinieron aquí por la necesidad de oro y minerales, con el cual proteger su menguante atmósfera. Pero la obra metalúrgica se vio paralizada por la revuelta generada por sus mineros Igigi, ("aquellos que ven y observan" o "aquellos con grandes ojos") , dioses menores, los cuales comunicaron su descontento por las pésimas y asfixiantes condiciones de trabajo. Un día, ya cansados, se rebelaron tal como cuentan las leyendas de los poemas épicos Enuma Elish y Atrahasis.

Exhaustos y necesitados de ayuda para la extracción del oro, Enki propuso que usaran su conocimiento en genética para crear los trabajadores primitivos que precisaban. Así que modificó genéticamente a los homínidos existentes, quienes ya estaban en la Tierra por la evolución, añadiéndoles algunos genes de los Anunnaki.


Los Anunnaki, poseían la ciencia genética, reflejado no sólo por los textos actuales sino también por las numerosas representaciones en las cuales la doble hélice del ADN es interpretada como Serpientes Entrelazadas , un símbolo todavía usado hoy por la medicina. Cierto es que ensayaron y tuvieron errores, eso explicaría la presencia de seres antropomorfos o con aspectos extraños, pero al final lo consiguieron.

En la bíblica ciudad de Nínive, concretamente en el palacio de Asurbanipal se encontró una biblioteca con 25.000 tablillas de arcilla con inscripciones cuneiformes, que nos relatan con detalle cómo esta civilización extraterrestre llegó a la tierra hace 445.000 años y creó genéticamente al ser humano hará unos 300.000 años.

Las tablillas sumerias no hablan de criaturas etéreas, sino de seres biológicos de carne y hueso. Sabemos por las tablillas que los Anunnaki eran muy altos y también mucho más fuertes. Se les presenta como grandes manipuladores genéticos capaces de crear vida artificial.

En Babilonia denominaban a los Anunnaki como la “gran serpiente” y el propio Enki perteneció a una estirpe familiar llamada “la hermandad de la serpiente” siendo sus símbolos de representación las serpientes entrelazadas del caduceo.

Significaba esto que los anunnaki eran de naturaleza reptiliana? O por lo contrario podemos tomarlo como un "sello distintivo" en el que nos recuerdan nuestra propia naturaleza? Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario