Aksum, el monolito más grande jamás construido


Según la tradición, para su construcción y emplazamiento fueron necesarios los poderes del Arca de la Alianza... Hace dos mil quinientos años en Aksum (Etiopía) fue erigido un obelisco estela imposible…

Conviene recordar que Aksum (Axum), situada a 1.005 kilómetros de la capital etíope, Addis Abeba, fue una gran capital de la antigüedad. Allí, hace más de dos mil quinientos años, los monarcas eran coronados y recibían el título de "Rey de reyes". Ahí anidan los mayores enigmas de este singular país, del que sabemos que fue la casa en la que moraron algunos de nuestros más lejanos antepasados. Y es allí donde se encuentra el obelisco estela más grande jamás construido por el hombre.


Casi olvidado, hoy yace tumbado, lo que en tiempos fue una colosal mole de treinta y cinco metros de altura y un peso de quinientas toneladas. Se cree que tenía discos metálicos a los lados. Estaba tallado de una sola pieza y, claro, cabe preguntarse cómo lo levantaron y llevaron hasta allí.

Sabemos que hubo siete monolitos estelas de estas características en Aksum. Uno de ellos, también impresionante, medía veinticuatro metros de altura; fue llevado, robado dicen algunos, a Roma (Italia).

En realidad fue trasladado por el ejército italiano a finales de 1935 durante la invasión italiana de Abisinia. En 1937, después de la guerra ítalo-abisinia, sería llevado a Italia como trofeo de guerra. Su restitución tendría lugar en el año 2005.

Y si es extraordinario, el mayor de ellos –al que dedico este post– debía ser un espectáculo soberbio. Estaba trabajado para que, quienes lo vieran creyeran encontrarse ante un edificio de ventanas de trece pisos de altura.

Nadie sabe a ciencia cierta qué significado tenía. Quizá la mejor pista al respecto la puede ofrecer una falsa puerta tallada en piedra que se observa en la base del monolito. Probablemente, se trataba de un símbolo mediante el cual se quería transmitir que el obelisco conducía a las alturas ... ¡hacia el cielo!

Aksum es un sorprendente enclave cargado de historia y misterio. Allí vivía la reina de Saba, cuyo hijo Menelik fue fruto de su relación con el rey Salomón. Y es aquí donde topamos con otro enigma, el del Arca de la Alianza, una reliquia aún hoy buscada, que Menelik trajo desde Jerusalén a esta urbe de pasado glorioso.


Según «Gloria de Reyes», el libro sagrado de los etíopes, el Arca fue llevada hasta Aksum de un modo más que peculiar. Narra esta obra que carros y animales se desplazaron por el aire a poca altura sobre la superficie con la reliquia a bordo. Tras el primer día de viaje, la comitiva que conducía el Arca se encontraba ya en Gaza. Sin embargo, para desplazarse a pie desde una ciudad a otra se requerían trece días de viaje. Pero gracias a las facultades volantes de las que hicieron gala los hombres de Menelik, sólo tardaron veinticuatro horas en cubrir aquella distancia.

Tras la singladura, el Arca llegó a Aksum. Y ahí permanecería hoy, oculta y a buen recaudo por los responsables de la iglesia de Santa María de Sión, que simboliza la fe de todos los templos ortodoxos etíopes, que son nada menos que veinte mil. Todos ellos cuentan con una réplica del objeto que contenía las Tablas de la Ley y al que se le considera dotado de capacidades más allá de lo comprensible.

Y es aquí donde el Arca y el obelisco estela se adentran por la misma senda. La leyenda dice que el cofre fantástico era capaz de provocar la alteración de la materia, de allanar montañas, detener ríos e, incluso, asolar ciudades enteras. Tanto es así, que no pocos han pensado que se trataba de un artefacto dotado de mecanismos tecnológicos, que fue entregado a los hombres por un supertecnificado dios Yavéh. 

El Obelisco de Aksum, reubicado en Tigray (2009).
Y digo esto, porque cuando uno estudia los Textos Sagrados, y bajo esta perspectiva, pareciera que, a veces, seres de otro mundo, con una altísima tecnología, adquirieran voluntaria o involuntariamente el papel de dioses de los Hombres.

2 comentarios:

  1. Estas construcciones me resultan tan poco explicables lógicamente hablando.....por cierto...no sé si has tratado el tema alguna vez, pero me encantaría que hablaras en algún post del ARCA DE LA ALIANZA....es otra de las historias que me privan!!!...y como está enlazado con lo de la reina de Saba y Salomón que pones en este post.....Gracias por adelantado!!!!.


    de: bufiditos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el post... pues es verdad que no sabemos como levantaron esos monolitos con la tecnología que conocían. Lo que no entendí es que si el más grande se encuentra en este momento tumbado en el suelo y el de Tigray es otro, pero no tan grande.

    ResponderEliminar