Zona del silencio, México ...


Zona del Silencio es una área ubicada en la frontera de los estados de Coahuila, Durango y Chihuahua. Fue reportada por vez primera en la década de 1930 por Francisco Sarabia, piloto mexicano. Él afirmó que su radio había fallado misteriosamente mientras sobrevolaba el área. Desde entonces, muchas personas que han visitado la región han reportado que las señales de radio se desvanecen y que las brújulas dejan de apuntar al norte magnético.

Parece ser que principios de los años setenta, un cohete de la NASA, el Athena, perdió el control y fue a caer en la región. De inmediato un equipo de especialistas estadounidenses llegó para localizar el artefacto y contrataron a algunos lugareños para ayudar a peinar la zona. Curiosamente, a pesar de todos los recursos empleados, incluyendo aviones, la búsqueda se prolongó por varias semanas.

Finalmente, localizado el cohete, se tendió un corto tramo de vía desde la estación de Carrillo, para sacar los restos del aparato y, además, bajo el supuesto de que estaban contaminadas con desechos radiactivos, se embarcaron varias toneladas de tierra del área vecina al lugar del impacto. Las operaciones se realizaron bajo un fuerte dispositivo de seguridad, de manera que ni los lugareños pudieron ver los restos del cohete.



Alguna vez en el tiempo, esta gran extensión de tierra estuvo bajo las aguas del llamado Mar de Thetis, ésto lo demuestra la existencia de fósiles marinos en la zona. También en la Zona del Silencio, existen áreas con gran concentración de fragmentos de aerolitos, así como especies endémicas, como lo es el caso de la tortuga del desierto, reptiles únicos en el mundo y una gran abundancia de nopales violáceos.


La Zona del Silencio es frecuentemente comparada con el Triángulo de las Bermudas, con las Pirámides Egipcias, las Ciudades Sagradas del Tíbet, Cabo Cañaveral, todas localizándose entre los paralelos 26 y 28 (Hunt 1984). 

Lo que está claro, es que después de numerosos estudios, se comprobó que la zona se encuentra totalmente magnetizada y las ondas hertzianas o de radio no pueden propagarse. Las brújulas y relojes antimagnéticos pueden fallar. El motivo? Es todo un misterio, sin duda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario