Huayna Picchu y el Templo de la Luna


Todos conocemos Machu Picchu, pero pocos conocen un camino que parte del extremo norte de Machu Picchu, atraviesa la estrecha lengua de tierra y conecta las montañas Machu y Huayna Picchu (Montaña joven).


Ese camino va hacia la parte posterior de la montaña y lleva hasta a uno de los más notables complejos de construcciones subterráneas de la región. Se trata de varias cuevas, algunas de las cuales han sido forradas con bloques de fina cantería que han sido tallados para encajar con precisión con los contornos irregulares de los grandes afloramientos rocosos que les sirven de techo. 


Los muros, de carácter claramente ornamental, incluyen falsas portadas y nichos trapezoides de doble y triple jamba. Si bien su función específica se desconoce, está claro que se trata de un conjunto de construcciones de élite por el esfuerzo que demandó hacerlas. Se cree que pudo tener usos funerarios y que todas las tumbas fueron saqueadas en algún momento de la historia de la región.

  • El Templo de la Luna ...
El Templo de la Luna también llamada la Gran Caverna es un templo ceremonial inca en Huayna Picchu cerca de Machu Picchu, en Perú. El sitio se compone de mampostería de piedra y una cara abierta, que consiste en una cueva poco profunda. 


En el centro de la cueva está un trono tallado en la roca. Junto al trono están los pasos que conducen a una parte más profunda en la cueva. Hay piedras talladas en el suelo, como desperdigadas y es que parece que el lugar quedó a medio construir. 


Sobre la pared derecha se ven estructuras asimiladas a la misma roca. Hacia el fondo, donde ya casi no hay luz, hay otras piezas talladas en la roca. Las piedras que se utilizaron en algunas de las estructuras de la Gran Caverna son de granito. 


El geólogo Gilber Carpio indica que un metro cúbico de esa piedra pesa cerca de cuatro toneladas... Lo que nos hace volver a la pregunta del millón ... Cómo llegaron allí? Cómo las movieron? Cómo las izaron? ¿Qué era este lugar? Un espacio sepulcral, quizás?

Como vemos, este es otro ejemplo claro de arqueología imposible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario