Sumba megalítica


La isla de Sumba es una isla indonesia perteneciente a la provincia de Nusa Tenggara Oriental. Los isleños son de origen malayo y melanesio; aunque muchos practican la tradicional religión Malapu o Malafu, otros son cristianos y algunos musulmanes suníes.


Conocida antaño como la Isla de la Madera, Sumba tiene en el oeste de la isla tumbas en grandes piedras (megalitos) ... Y es que la muerte, tal y como sucede en otras culturas, es parte esencial en la vida de los sumbaneses que, a pesar de la presión cristiana e islamista, siguen profesando sus tradicionales creencias animistas.


La isla de Sumba es una de las más pobres de Indonesia y también una de las más olvidadas por el gobierno de Jakarta. Quizás por eso, sus habitantes se resisten a abandonar su ancestral, y muy peculiar, modo de vida ... Rinden culto a los espíritus, sacrifican decenas de búfalos y caballos durante sus ceremonias funerarias, entierran a sus muertos en grandes tumbas de piedra y celebran sangrientos festivales en los que se debe verter sangre para garantizar la prosperidad de la isla. 


En poblados como Rende o Umabara, se pueden admirar grandes sepulcros megalíticos en los que abundan las figuras esculpidas de búfalos, cocodrilos, tortugas y caballos.


Todavía en la actualidad se siguen construyendo estas tumbas megalíticas para algunas personas ricas. El futuro difunto organiza el traslado de la piedra desde la cantera hasta su aldea.

Un día a la semana se reúnen docenas de personas de todos los kampung (aldeas) cercanos, y van arrastrando la piedra sobre rodillos. El pago de esta mano de obra se hace en especies (el jefe mata varios animales y prepara una gran comida colectiva). Los funerales incluyen aquí el sacrificio de numerosos cerdos, búfalos, perros y caballos. 



Otras ceremonias son el Pajura o Pasola ... Durante días, jinetes a caballo de pueblos rivales combaten ante una multitud enfervorecida. Sus lanzas, pese a no llevar ya puntas metálicas, provocan serias heridas y, en ocasiones, la muerte de algún contendiente. Verter sangre en la Pasola es un gran honor y sirve, además, para fertilizar la tierra y así garantizar la bonanza de las futuras cosechas.


Y si la sangre es símbolo de fertilidad y de vida, también es un elemento imprescindible para afrontar la muerte. Los sumbaneses, como otros pueblos de Indonesia, creen que el único camino para que el muerto halle la paz y, de paso, no atormente a los vivos, es brindarle un ostentoso funeral. La ceremonia puede durar varios días en los que hay que dar de comer y de beber a centenares de invitados. Pero además hay que disponer de los medios suficientes para sacrificar búfalos, cerdos, pollos y caballos. Cuantos más mejor!!.


Los kampung son aldeas tradicionales, en las que viven la mayoría de los habitantes de Sumba. Más o menos amurallados, conservan las antiguas viviendas de madera con altísimos tejados de paja, pero sobre todo constituyen el núcleo básico en torno al cual se organiza la convivencia y se cuidan las tradiciones.

Aunque las tierras se consideran propiedad privada, se mantiene un cierto concepto de responsabilidad comunal sobre las mismas. Se considera inconcebible venderle tierras a una persona que no pertenezca al mismo kampung, y no son raras las batallas entre los habitantes de dos kampung vecinos por la propiedad de unas tierras o el uso del agua.

  • La isla de Sumbawa es una isla de Indonesia que pertenece al grupo de las islas menores de la Sonda. Se encuentra entre las islas indonesias de Flores, al este, y Lombok al oeste.
Del reino de Sumbawa aún subsiste el palacio de los sultanes, Dalam Loka en la isla de Pulau Panjang. Fue construido en 1885 por el sultán Jalashuddin. En la ciudad de Bima también se puede visitar el antiguo palacio de los sultanes, restaurado y convertido en museo.

La Pompeya del Este: El Monte Tambora, en la isla de Sumbawa, es de "gran interés cultural" ya que se pudieron recuperar artefactos de bronce, objetos de cerámica y otras evidencias de una cultura relacionada con los pueblos que vivieron en lo que hoy es Vietnam y Camboya.


Además de las evidencias de una cultura antigua, los especialistas estudiaron los restos carbonizados dejados en 1815 por lo que se considera como una de las erupciones volcánicas más devastadoras de la historia humana.

También encontramos muchos vestigios de la antigüedad tales como los que podemos apreciar en la foto que adjunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario