La Dama de Baza



La Dama de Baza es una escultura íbera labrada en piedra caliza policromada, del siglo IV a. C. Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.

El hallazgo ....

Esta obra fue encontrada el 22 de Julio de 1971 por el arqueólogo Francisco José Presedo Velo en el Cerro del Santuario, necrópolis de la antigua Basti (Baza), en la provincia de Granada, España.

Estaba dentro de una cámara funeraria de 2,60 metros cuadrados y 1,80 m de profundidad, donde había además un ánfora púnica que se comunicaba con la superficie por medio de un embudo, a través del cual seguramente se hacían desde el exterior, libaciones como ofrendas líquidas. Esto indica que se profesaba culto a la persona allí enterrada.

La dama está sentada en un trono que tiene unas alas bastante largas en el respaldo. Las patas delanteras del trono son garras de león. La superficie está rematada con la técnica del estucado y pintada después en azul, rojo, castaño y negro, todo ello aglutinado con yeso.



Su rostro muestra unas facciones mediterráneas. Tiene el pelo negro, con dos grandes ondas laterales que asoman por debajo de un tocado compuesto por una cofia o tiara que cubre parcialmente las orejas y que además está decorada con tres bandas. Lleva unos pendientes de gran tamaño que están huecos y que cuelgan directamente del lóbulo de la oreja. El cuello está cubierto por cuatro gargantillas y a continuación luce un collar formado por cuentas en forma de tonel al que se enganchan cinco colgantes. Otro gran collar se muestra con tres piezas en forma de corazón. En los dedos tiene numerosos anillos y en cada muñeca se pueden ver varios aros.


Como vestimenta lleva una túnica azul con una cenefa en la parte inferior. Debajo de la túnica se aprecian dos sayas, la segunda apoyada sobre los zapatos. Tiene además un manto que va desde la cabeza a los pies; está abierto por delante formando pliegues en los laterales de la cabeza y sobre el cuerpo. La dama sostiene cuidadosamente en su mano izquierda un pichón pintado de azul cuyo ojo está representado por un círculo negro.


En la tumba de la Dama, la nº 155 de la excavación, se encontró, además de la estatua,otros objetos ...

  • Ánfora de cerámica gris rojiza a torno, engobe blanco, pintada en negro, marrón y rojo, forma ovoide, franjas negruzcas descendentes y una orla horizontal de hojas de olivo en rojo.
  • Ánfora similar que perdió casi toda la pintura por erosión y humedad.
  • Ánfora igual a las anteriores pero de perfil más marcado, restos de pintura negra y roja.
  • Ánfora del mismo tipo, cuello menos pronunciado y decoración perdida.
  •  2 platos a torno similares, color teja y engobe crema.
  • Cuatro urnas a torno panzudas y muy semejantes con ligeras diferencias en el exvasado de los bordes, en el engobe, en la decoración, geométrica de líneas paralelas. Blancas, azules, rojas y negras.
  • 3 tapaderas a torno, cuya decoración varía, y se repite la policromía.

El rito funerario utilizado era la cremación y las cenizas eran introducidas en urnas de cerámica, depositadas en fosas excavadas en la tierra... En el caso de la Dama de Baza las cenizas estaban en una oquedad lateral del trono, en su lado derecho, bajo el brazo del mismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario