Sigiriya, Sri Lanka


Sigiriya es un sitio arqueológico en el distrito de Matale, en la provincia Central, de Sri Lanka. Contiene las ruinas de un antiguo complejo palaciego, construido durante el reino de el rey Kasyapa (477 – 495). Es uno de los más populares destinos turísticos del país. Fue declarado lugar Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1982.


La roca de Sigiriya es el resto de una erupción de magma endurecido de un extinto y largamente erosionado volcán.


Sobresale por encima del llano circundante, visible en kilómetros desde todas las direcciones. La roca misma es un cuello volcánico que se eleva 370 (msnm) y es escarpada en todos sus lados, y en muchos sitios que sobresalen desde la base. El plano es elíptico y tiene una cima plana que se inclina gradualmente a lo largo del eje de la elipse.


Leyenda ....

El Mahavansa, el antiguo registro histórico de Sri Lanka, describe al rey Kasyapa como el hijo del Rey Dhatusena. Kasyapa asesinó a su padre emparedándolo vivo, y luego usurpando el trono que por derecho correspondía a su hermano Mogallana, hijo de Dhatusena y la verdadera reina. Mogallana huyó a la India para escapar de los intentos de asesinato de su hermano, jurando venganza. 


En la India, éste levantó un ejército con la intención de retornar y retomar el trono que por derecho le correspondía. Sabiendo del inevitable regreso de Mogallana, se dice que Kasyapa construyó el palacio en la cumbre del Sigiriya como una fortaleza palaciega. Mogallana finalmente llegó y declaró la guerra a su hermano. Durante la batalla, los ejércitos de Kasyapa le abandonaron, y éste se suicidó cayendo sobre su espada.

Otras imágenes ...










Ahora veamos algunos de sus magníficos frescos ...




Aún con siglos de soledad, el paso del tiempo no ha podido con verdaderas obras artísticas, como pinturas murales en las paredes, o esculturas. La obra del palacio de Sigiriya, construida en apenas siete años, fue el sitio desde donde Kassapa, ejerció un reinado que termina de un modo trágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario