La cultura anasazi ...


La cultura Anasazi existió entre el año 900 d.C y el 1.150 d.C. Sus principales centros arqueológicos son los Mesa Verde y Pueblo Bonito. La cultura Anasazi se desarrolló en la zona hoy conocida como Chaco Canyon, en el estado Norteamericano de Nuevo México.

En esta región existen centenares de asentamientos, como el de Mesa Verde, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978, que empezaron a colonizar a partir del siglo I.


Vivían en pequeñas comunidades entre los valles y las mesetas , conocían la cerámica, el tejido y la irrigación , pero desconocían la escritura, la rueda y no usaban monedas, en vez de ello usaban el trueque.


A partir del siglo X los pueblos fueron aumentando albergando a varios centenares de individuos y en lugares como Cañón Chaco establecieron una especie de centro de peregrinación para realizar sus rituales religiosos ente 950 y 1100, época de su mayor esplendor.


A partir de este momento comenzó la decadencia, empezaron a fortificar los poblados con altos muros o se desplazaron hasta los acantilados donde las condiciones de vida eran difíciles ya que quedaban lejos de los campos de cultivo y resultaba difícil acarrear el agua y las piedras y materiales necesarios para sus construcciones. Unos 50 años después también abandonaron los acantilados, desapareciendo definitivamente, aunque existe la teoría de que los indios hopi y los zuñi sean sus descendientes. Los hopi los llamaba Hisatsinom, los "antepasados".



Cañón Chaco no era sólo una ciudad , también fue un centro ceremonial. En sus grandes kivas con sus 18 metros de diámetro y subdivididas en partes según los puntos cardinales, se reunían para adorar a sus dioses. Igual que el resto de los poblados fue abandonado a partir del 1150 sin saber exactamente la causa , como hemos visto las teorías van desde una sequía hasta el aumento de la población que ya no podría ser mantenida por sus recursos.




El doctor Jeff Dean , mediante las técnicas de dendrocronología (la ciencia que data la madera mediante el estudio de los anillos) ha llegado a la conclusión, mediante el estudio de una de las vigas en Pueblo Bonito, de que en el 1100 hubo una sequía ,unido a las inundaciones de las tierras por las crecidas de los ríos y el aumento de la población serían los tres factores que explicarían el abandono. Sin embargo las sequías no detuvieron las construcciones, y la de 1100 no fue la peor de todas.


El doctor John Kantner y sus alumnos de arqueología de la Universidad de Georgia han realizado excavaciones en la zona de Cañón Chaco y los pueblos de alrededor llegando a la conclusión de que Chaco tenía muy pocos recursos, estaba situado en medio de la nada y dependía de lo que hasta allí llevaban de los pueblos de alrededor , mucho mejor situados, con más agua, más piedra y madera. Chaco se convirtió en un centro religioso.



Aunque se desconoce cuál era su religión los arqueólogos piensan que tenía un “lado oscuro y misterioso”. Su teoría es que a partir de la sequía de 1100, si bien fue menor que otras anteriores, se produjo un vacío de poder que llevó a un caos social y a la violencia que les obligó a refugiarse en los acantilados , desplazándose a sitios como Mesa Verde.


Los petroglifos Anasazi son soberbios: el motivo más repetido es la espiral, que se encuentra prácticamente por todas partes. Una talla conocida como Espiral de Fajada, ubicada tras de tres monolitos gigantescos, recibe en su centro exacto un único rayo de sol en forma de línea, pero solamente al mediodía del 21 de junio, el solsticio de verano. Este solo hecho demuestra unos conocimientos astronómicos avanzados, absolutamente sorprendentes para una cultura del sudoeste estadounidense.


Las kivas parecen haber sido templos o sedes ceremoniales: la más grande y compleja de estas estructuras circulares (La Casa Rinconada) presenta solo una pequeña ventana de un lado y un nicho en el opuesto. Este nicho no recibe luz en ningún momento del año, pero a las 12 del 21 de junio un rayo de sol entra por la ventana y lo ilumina en forma directa.










No hay comentarios:

Publicar un comentario