La Abadía de Iona ... Escocia


Iona es una pequeña isla del oeste de Escocia, en las islas Hébridas, separada de la isla de Mull por el estrecho de Iona. El principal asentamiento, situado en la Bahía de San Ronan, es Baile Mòr.


En 563, San Columba o san Columcille, exiliado de Irlanda, fundó un monasterio en la isla, la Abadía de Iona. Desde allí, se produjo la cristianización de Escocia.

Se cree también que el Libro de Kells fue redactado en la isla por los monjes de Iona en los últimos años del S VIII, al igual que la Crónica de Irlanda, que también fue compuesta aquí hacia el año 740. El monasterio existió hasta la Reforma anglicana.


La Abadía sufrió un saqueo a comienzos del siglo IX, en 806, cuando todos los monjes fueron encontrados muertos. Este saqueo ha sido atribuido a los vikingos, al igual que otros tres ataques similares y posteriores.


Al comenzar el siglo XIII, la abadía de Iona se había convertido en un monasterio de Benedictinos, quienes también fundaron otra institución, conocida como Iona Nunnery ("Convento de monjas de Iona"). Con la llegada de la Reforma Protestante, Iona, junto con muchas otras abadías a lo largo y ancho de Escocia, Inglaterra e Irlanda, fue cerrada y sus edificios demolidos.


Iona había sido también la necrópolis de los reyes de Dalriada y de sus sucesores, los primeros reyes de Escocia (Kenneth I, Donald II, Malcolm I, Duncan I, Macbeth y Donald III) .... En 1938, George MacLeod fundó en Iona una comunidad ecuménica cristiana.


En la isla de Iona junto a la abadía, pueden verse también numerosas cruces celtas. La Cruz de San Martín todavía se yergue junto al camino. Una réplica de la Cruz de San Juan se halla también junto a la entrada de la abadía, mientras que el original, restaurado, se encuentra en el museo en el interior.



No hay comentarios:

Publicar un comentario