Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas


Machu Picchu es el monumento emblemático por excelencia de Perú. Fue descubierta en 1911 por el arqueólogo inglés Hiram Bingham, y es uno de los conjuntos monumentales más imponentes e impresionantes del planeta.

Escondida entre los riscos y la vegetación frondosa, la antigua ciudad de Machu Picchu permaneció secreta hasta el siglo XX, y ni siquiera los conquistadores españoles, en su búsqueda de tesoros, fueron capaces de dar con ella ... Machu Picchu estaba quieta, inhabitada y silenciosa entre las nieblas de las montañas peruanas con sus secretos ocultos desde que fuera abandonada ya antes de la conquista.


Desde su descubrimiento en 1911 hasta la fecha, la ciudadela inca siempre fue llamada Machu Picchu, que significa Montaña Vieja, sin embargo, recientes estudios señalan que éste no sería el verdadero nombre con el que Machu Picchu fue conocido en tiempos del incanato...

Según la historiadora española, Mari Carmen Martin Rubio, y basándose en un texto ubicado en el capítulo XXXII de la Suma y narración de los Incas, crónica de Juan de Betanzos, Machu Picchu se habría llamado Patallaqta que significa la Ciudad Escalón o Ciudad de la escalera, calificación que va más acorde con la construcción de la ciudadela inca debido a los grandes andenes construidos para ganar terreno a las montañas ... Otros historiadores en cambio dicen que en sus principios se llamaba simplemente Picchu.



Machu Picchu se extiende entre los picos Huayna Picchu y Machu Picchu a unos 700 m por encima del valle y está suspendida entre los altos picos de los Andes peruanos. Según muchos arqueólogos Machu Picchu fue construido entre 1460 y 1470 por Pachacuti Inca Yupanqui. 

Éste habría usado la ciudad como residencia real y lugar de retiro religioso. Fue construida a unos 8000 pies sobre el nivel del mar y consiste en unos 200 edificios. Se estima que unas 1200 personas vivían en Machu Picchu, la mayoría mujeres, niños y sacerdotes.

Sin embargo, otros arqueólogos piensan que el complejo fue edificado en tiempos de Viracocha, que asumimos, es el padre de Pachacútec.



El enigma de Machu Picchu, sobre todo aquellas preguntas referidas a su construcción ha llevado a muchos a sugerir que los constructores de Machu Picchu tenían conocimientos hoy ocultos u olvidados pero que en esos tiempos les sirvieron para realizar tal maravilla arquitectónica ...



Cuando entre las montañas asoma Inti, el padre Sol, el dios supremo de los incas, muestra una increíble ciudadela armada como un rompecabezas de piezas encastradas, templos en semicírculo, paredes de granito, palacios, casas y escalinatas, canales, fuentes y terrazas de cultivo en distintos niveles, una obra maestra de planificación y construcción en una ciudad completa levantada por una civilización que no conocía la rueda ni tenía animales de carga.


Cómo pudieron trasladar esos enormes bloques de piedra y cómo los pudieron tallar tan finamente? ¿Acaso utilizaron el ayaconchi? ... Se dice que los sabios incas conocían una especie de preparado llamado “ayaconchi”, que se lograba con la mezcla de varias plantas misteriosas y que tenía la propiedad de ablandar las piedras lo que permitía que éstas pudieran ser levantadas con facilidad y moldearse a voluntad ... Esta técnica también pudo haberse usado en Egipto, o incluso en la construcción del Castillo de Coral, en Florida.


La arquitectura poligonal es típica de la etapa tardía de la cultura inca. Los edificios están construidos con bloques de granito, cortados supuestamente con instrumentos de piedra o metal y pulidos con arena, y encajan perfectamente los unos con los otros sin necesidad de mortero. Ningún bloque tiene el mismo tamaño y algunos tienen hasta 30 esquinas. Vanos siempre trapezoidales y uso de hornacinas y esculpidos como ornamentos arquitectónicos son algunos de los detalles que podemos apreciar.



Los arqueólogos han dividido Picchu en 3 grandes sectores: 

(1) Barrio Sagrado, incluye el Intiwatana, el Templo del Sol y la Habitación de las Tres Ventanas; 

(2) Barrio de los Sacerdotes y la Nobleza (zona residencial);

(3) Barrio Popular, el la parte sur de la ciudad, donde se encuentran las viviendas de la población común.



Aunque ninguno de los edificios es notablemente superior a los otros, se destaca el Templo de las Tres Ventanas, diseñado para obtener maravillosas vistas de los Andes. Éste y otros similares eran construcciones a cielo abierto, seguramente para que los sacerdotes pudiesen observar el Sol, la Luna y las Estrellas. El Sol es el ancestro divino de los incas por el calor y la luz que proporcionaban vida y cosechas.


En el Templo del Sol, se presume que se realizaban las sagradas ceremonias, resaltando la del solsticio de Junio, en honor del Dios Inti (Sol). El torreón, es una maravillosa construcción finamente elaborado, se supone que hubo incrustados en sus paredes piedras preciosas que en algún momento fueron saqueados. Debajo se encuentra una especie de mausoleo que se cree fue donde posiblemente estuvo la momia del IncaWiracocha.


Picchu puede ser conocida, también, como la ciudad de los andenes, las escalinatas y fuentes de agua. De las primeras, se pueden contar más de un ciento, algunas de las cuales con cien peldaños o más. En algunos casos la escalinata de ocho o diez peldaños ha sido esculpida íntegramente en un solo bloque de roca de granito. En todo el área de Picchu abundan los estanques y fuentes de agua llamadas "pacchas", labradas en piedra e interconectadas por canales y desagües perforados en la roca.


Quizás lo más impresionante de Machu Picchu sea que la ciudad está perfectamente integrada en la naturaleza que la rodea. Los templos que parecen salir directamente de la montaña, los altares tallados en la roca y las terrazas que los habitantes utilizaban para cultivar las patatas y el maíz ilustran hasta qué punto los arquitectos incas supieron adaptarse a su entorno.


El Intiwatana o "lugar donde se amarra al sol"... Esta piedra es la pieza central y más importante de un complejo sistema de mediciones astronómicas para determinar las fechas de inicio y fin de las campañas agrícolas. Pero fue realmente un reloj solar o es algo más? Si tenemos en cuenta que una buena parte del año está nublado allí y llueve. ¿Qué iba a marcar?


Pero ... esconde algo más Machu Picchu?

En abril de 2010, David Crespy, un ingeniero francés afincado en Barcelona, realizó una visita turística a Machu Picchu. Las intensas lluvias que se registraron ese año colapsaron las vías de acceso y le obligaron a permanecer tres días en la ciudad inca.



En esos días, hubo algo que le llamó mucho la atención ... un detalle que observó en uno de los edificios, una clara discontinuidad en la fachada del mismo. Parecía una puerta que había sido tapada. Se fijó también en la disposición de unas rocas de gran tamaño que parecían enmarcar una entrada y en las piedras de relleno situadas detrás de la primera línea de piedras talladas, que bloqueaban la entrada, y que daban la impresión de haber sido colocadas con rapidez y sin el orden tradicional que rige en todas las construcciones de Machu Picchu.




En febrero de 2013, los medios de comunicación peruanos se hacían eco de una noticia que podría cambiar todo cuanto conocemos sobre Machu Picchu: el supuesto hallazgo de la cámara funeraria de uno de los más célebres gobernantes incas… y de su tesoro.



1 comentario:

  1. Machu Picchu es una ciudad increible, hay que subir por el inca trail para poder disfrutar de toda su magnificencia que no es poco.

    ResponderEliminar