Rapa Nui ... El ombligo del mundo


En medio del Océano Pacífico, a 3526 kilómetros de la costa chilena , nación a la que pertenece su territorio, se halla la isla de Pascua, también conocida como Rapa Nui, que significa "Rapa la grande" y era el nombre que le pusieron los navegantes tahitianos que visitaban su costa , y "Te pito o te henua", que significa "El ombligo del mundo" y Mata ki te rangi, "Ojos que miran al cielo", como la conocían sus habitantes. 


Sólo mencionar Pascua acuden a nuestra mente las imágenes de esas grandes cabezas labradas en una sola pieza de toba, una roca de origen volcánico , ligera y formada por la acumulación de ceniza, que extraían del cráter del volcán Rano Raraku donde también las tallaban y aún hoy se pueden contemplar hasta 397 de ellas emergiendo del suelo, todavía sin terminar, como esperando que alguien las concluya para ocupar su lugar junto a las más de 600 cabezas o Moáis, palabra rapanui que significa escultura, distribuidas por toda la isla. 

Sobre su significado y existencia se han dado las más variadas explicaciones , pero todavía en nuestros días el motivo por el que fueron tallados, cómo se trasladaron desde las laderas del Rano Raraku hasta la costa y qué papel jugaron en la crisis de Rapa Nui, sigue siendo un enigma...


* Rano Raraku ...

Conocido como la fábrica de los moai. En este lugar se pueden apreciar alrededor de 400 estatuas en distintos momentos de su construcción y transporte, actividad que parece haber sido abandonada de un día para otro, sin que exista hasta hoy una explicación cabal de este acontecimiento.

El tallado se hacía directamente en la pared de la cantera y luego los moais eran trasladados a los distintos Ahu o centros ceremoniales.


Como en todos los lugares donde hay moais, vale la pena fijarse en la diferencia de tamaño y de facciones. Uno de los más curiosos es un moai que parece estar arrodillado. En torno a él hay varias versiones: unos dicen que representaría a un sacerdote, otros que sería un ancestro que vigilaría la cantera y velaría por las futuras generaciones de talladores.


También está allí el moai más grande de la isla. Tiene 21, 6 metros de largo y yace sobre su espalda, a medio tallar, aún unido a la roca base de la cantera.


* Ahu Moai ...

Alrededor de toda la isla se encuentran cerca de 300 plataformas o altares llamados ahu, la mayoría de éstos están destruidos por la acción del hombre, animales y elementos naturales. En ellas destacan los sitios de Vaihu, Akahanga, Heki'i, Raai, Te Peu y Vinapu, donde es posible observar estatuas, restos de asentamientos humanos (casas, cavernas, fogones y gallineros), además de sitios de cultivo y ceremoniales.



* Ahu Tongariki ...

Sitio restaurado recientemente por el arqueólogo Claudio Cristino, donde es posible apreciar 15 estatuas de pie de distintos períodos de construcción. Cada una de las estatuas es diferente, algunas más altas que otras, algunas con los cuerpos más gordos y otras con los cuerpos más flacos e incluso en las caras algunas presentan rasgos toscos y otras, rasgos más finos. Se cree que estas diferencias se deben a que eran representaciones de los ancestros, por lo que intentaban darles un toque de veracidad. La estatua más grande que tiene puesto su pukao (tocado) mide 14 metros de alto. 



* Complejo Tahai-Ko Te Riku ... 

Este sitio arqueológico se ubica en el pueblo de Hanga Roa y es conocido como una restauración completa, donde es posible visualizar casas de piedra, gallineros, sitios ceremoniales, tres plataformas con moai ( Tahai, Vai Uri, Ko Te Riku), además de un embarcadero construído completamente en piedras.



* Ahu Huri a Urenga ...

Es una restauración ubicada cerca del poblado de Hanga Roa, que cuenta con una única estatua orientada a la salida del sol, el día del solsticio de invierno. Este momento astronómico marca no sólo el inicio de la temporada invernal (tonga), sino además el de los distintos tapu (prohibiciones) sobre la pesca y otras actividades en la isla.

* Ahu Akivi ... 

Complejo arqueológico restaurado en 1960 por el arqueólogo William Mulloy . Se pueden observar 7 estatuas con sus miradas orientadas hacia la caída del sol (mar). La tradición cuenta que estos 7 moai representan a los siete primeros exploradores que arribaron a Rapa Nui, enviados por el rey Hotu Matu'a.

* Ahu Ature Huki ...

Se sitúa en la playa de Anakena y es la primera restauración hecha durante la expedición noruega en 1956. Cuenta con una estatua de aspecto antropomorfo y aparentemente más antiguas que la de las plataformas vecinas.




Este petroglifo representa al dios creador Make-Make (hombre-pájaro)...

Los aborígenes practican desde antiguos tiempos, al igual que lo hacían los incas en Perú, el alargamiento de sus orejas como símbolo de distinción de clase.

Los isleños afirman descender de la raza de “Los Orejas Largas”, supuestos primeros habitantes de Pascua, y celebran ritos que tienen la finalidad de mantener la tez blanca en algunos jóvenes elegidos, en honor al recuerdo de aquellos dioses blancos que instruyeron a diversas culturas del planeta.

El tangata manu era el ganador de una competición tradicional en Rapa Nui . El ritual era una competición anual para obtener el primer huevo de la estación de charrán sombrío (manu tara) en el islote de Motu Nui (Gran isla), nadar de regreso a Rapa Nui y trepar el acantilado marino de Rano Kau hasta su cima cercana al poblado de Orongo. Esta ceremonia de primavera honraba al dios creador Make-Make: comenzaba con ocasión del hallazgo del primer huevo y culminaba con la triunfal investidura del tangata manu, el sagrado 'hombre-pájaro' de la isla de Pascua.




* Ahu Nau Nau ...

Restauración hecha por el arqueólogo Rapa Nui Sergio Rapu, a fines de la década de los ´70, situada en la playa de Anakena. Se pueden observar 7 estatuas muy bien conservadas en las cuales se ven detalles imposibles de ser apreciados en otros moai, como tatuajes, terminaciones y vestimentas. En este lugar fue encontrado, durante la restauración, un ojo de moai que actualmente se exhibe en el Museo de la isla.



Otros misterios ...

Moais de cuerpo completo con curiosos grabados en sus espaldas, petroglifos, pictogramas, túneles subterráneos y la misteriosa escritura rongorongo que aún no ha podido ser descifrada son algunos de los misterios que nos aguardan en Rapa Nui.

Escritura ancestral: Las tablillas son objetos de madera de toromiro o palo de rosa de Oceanía que fueron grabados con dientes de tiburón y lascas de obsidiana, pero poco se sabe de ellos ¿Qué pretendieron decirnos? ¿Cuál es su verdadero origen?


A mediados del S. XIX, se descubrieron en diversas cuevas de la isla unas tablillas con inscripciones jeroglíficas. Se trata de tablas de madera, con glifos que representan seres animados y plantas cuya disposición recuerda a inscripciones etruscas y sumerias. Se desconoce su significado, pero los estudios realizados en ellas revelan resultados tan llamativos como la semejanza que podrían tener con un tipo de escritura localizado en el Valle del Indo, cuna de una de las primeras civilizaciones de la Historia de la humanidad.


También se han encontrado calaveras con extraños grabados ...


Algunos petroglifos y pictogramas ....






Pero hay otro misterio en esta isla, tal y como sucede en otras partes del planeta ... Cómo lograron unir las piedras con tal perfección para que no quepa ni el filo de una navaja entre ellas? Cómo lograron tal perfección usando técnicas tan rudimentarias? Acaso conocían alguna técnica para hacerlo y que nosotros en pleno siglo XXI no somos capaces de imitar?

Fijaos!




Más imágenes menos conocidas de esta enigmática isla de Rapa Nui ...


En estas cavernas los antiguos Rapa Nui escondían sus escasos útiles y objetos, enterrándolos en el suelo, como agujas de hueso, punzones, anzuelos de piedra o hueso, medallones para collares, obsidianas en forma de punta de lanzas, etc.

También existen cuevas secretas que eran propiedad de determinadas familias. Sus entradas solamente las conocían los principales miembros de la familia. En ellas se escondían objetos de valor como tabletas inscritas, “rongo-rongo” (tablilla con escritura ancestral) de las que ya hablamos anteriormente y figuras típicas de la época.
















1 comentario: