Lo último en ADN


Hace un tiempo, los científicos encontraron un nuevo método para aprovechar el material genético que los seres vivos usamos como base de datos desde hace 3.000 millones de años, el ADN. 


Especialistas de la Universidad de Harvard ‘imprimieron’ un libro en una molécula de ADN. Un gramo de ácido desoxirribonucleico (ADN) podría almacenar hasta 455.000 millones de megabits, lo que equivaldría a unos 100.000 millones de DVD. 

Los genetistas estadounidenses lograron almacenar en una molécula de ADN 5,27 megabits de datos, más exactamente, un texto que contiene unas 53.500 palabras y 11 imágenes. Ha sido el almacenamiento de datos más compacto que existe actualmente en el mundo: 5,5 petabits (5,5*1015 bits) por milímetro cúbico. 

Lo más sorprendente es que lograron no solo ‘escribir’ el libro, sino también leerlo con ayuda de Illumina HiSeq, un dispositivo convencional de secuenciación de ADN.


En el texto decodificado los genetistas George Church y Sriram Kosuri encontraron solo 10 errores. La tecnología que les permitió conseguir este resultado fue un algoritmo informático que inventaron en el que asignaban cada nucleótido del ADN a los 0 y 1 de un sistema binario, adenina A y citosina C designaban el 0 y la guanina G y la timina T eran el 1 lógico. 

Separaron los datos en partes iguales y ‘grabaron’ en fragmentos cortos del ADN. Cada bloque de este tipo contenía 96 bits de datos, la dirección del bloque y dos fragmentos de 22 bits cada uno que codificaban el inicio y el fin del extracto informativo. Para grabar la información, una impresora de inyección sintetiza los nucleótidos separados en bloques. Al tener cada bloque su dirección propia, permite almacenar los datos en forma de un oligonucleótido, una mezcla de secuencias cortas de nucleótidos, en vez de una secuencia única de ADN. Este método permite almacenar un volumen de información casi infinito. Otra ventaja indudable de la fórmula es que el ADN puede mantener la información en un estado legible durante, al menos, 40.000 años, según demuestra la lectura de los genomas del mamut.


Hasta ahora, cuando queríamos llevar archivos con nosotros, los hacíamos en un DVD, memoria USB o disco duro externo, pero en un futuro será posible hacerlo dentro del ADN.
Científicos del Instituto Europeo de Bioinformática, consiguieron guardar una gran cantidad de datos dentro de una molécula de ADN y, aseguran, se trata de un método mucho más seguro y durable de los que usamos ahora.


Guardar datos en el ADN

Los investigadores, realizaron una serie de experimentos tras los cuales lograron almacenar una impresionante cantidad de datos dentro de una molécula de ADN, la que luego se conserva en una cámara especial.

Lograrlo no fue fácil: primero, debieron sintetizar una molécula de ADN en un laboratorio, un proceso complicado, pero que ofrece buenos resultados. Una vez extraída y modificada la molécula, estaban listos para el segundo paso.

Ahora, era el turno de trabajar sobre la información que se deseaba guardar. Para ello, se le codificó a través de códigos trinarios y luego se insertó en el ADN a través de trazas químicas.

Los resultados fueron excelentes: Lograron almacenar 2.2 petabits en un solo gramo de ADN, los que luego pudieron ser recuperados en un 100% y sin ningún tipo de errores.



El futuro del almacenamiento

Si bien el experimento fue exitoso, estamos todavía a varios años de poder implementar el almacenamiento de datos en ADN, principalmente por los costos que incluye.

En todo caso, los investigadores indicaron que, gracias a los avances de la ciencia, se está haciendo más económico el proceso de sintetizar moléculas, que es lo que añade costos a este método.

La idea, es utilizar el ADN para almacenar datos que requieran estar respaldados por una gran cantidad de años, ya que solo basta un ambiente seco y frio para que se conserven sin dificultades.

Un problema de esta tecnología, es que el ADN no se puede reescribir, por lo que será necesario crear nuevas secuencias cada vez que se quiera actualizar o añadir datos.

En todo caso, cada vez es más sencillo transcribir distintos tipos de datos al lenguaje que se puede insertar y luego transcribir, desde moléculas de ADN.

Además, esta tecnología seguirá estando disponible siempre y cuando exista vida en la Tierra, una ventaja que no ofrece ningún otro método conocido y que abre puertas a una serie de usos, aunque por ahora sólo científicos.


Una nueva función para el ADN, que responde a la cada vez más alta necesidad de buscar formas de guardar datos relevantes para el desarrollo de la ciencia.

Pero no sólo podemos guardar datos, ahora según últimos estudios realizados por científicos de la Universidad de Cornell y la Universidad de California descubrieron que los genes de más de 14.000 personas examinadas de todo el mundo, fueron capaces de mostrar una nueva identificación positiva nunca antes vista, mutaciones que han comenzado a aparecer en los humanos de forma natural en los últimos años.


Además, los números están aumentando rápidamente. Según la comunidad científica, hace cincuenta años, los genes mutantes solo aparecían en 1 de cada 1.000 personas examinadas. Ahora, ese dato ha cambiado significativamente, 5 de cada 1000 personas examinadas. Esto es un incremento de cinco veces en la velocidad de mutación entre los humanos. Lo que es aún más extraño es que esto puede ser visto como un gran aumento de la mutación genética durante un corto período de tiempo. La revista Nature reveló unos datos alarmantes, una gran rapidez y repentina mutación entre nosotros.


La supuesta escala evolutiva que se remonta a más de medio millón de años atrás, cuando el supuesto homo sapiens comenzó a caminar, muestra que hubo un largo período de tiempo donde las mutaciones genéticas eran estables y perfectamente normales. Así se supone que es la evolución o por lo menos lo que nos han querido hacer entender. En resumen, que la evolución humana ha sido a través de los millones de años y las mutaciones encontradas están ocurriendo en un corto periodo de tiempo.


El profesor Darren Kessner de la Universidad de California ha sugerido que entre los seres humanos pronto habrá un gran grupo de “X-Men” humanos, quienes tendrán habilidades que nosotros consideraríamos impensables. Muchas teóricos de la conspiración afirman que uno de los objetivos de la ciencia ha sido la creación de super humanos y por la contra la erradicación de las personas “normales”. Muchas personas afirman que todas la personas disponemos de gran cantidad de habilidades psíquicas, pero con el paso del tiempo la "ciencia" se ha encargado de anularlas. Curiosamente ahora, esta misma comunidad científica reconoce las capacidades psíquicas como un nuevo poder en los “nuevos humanos”, pero también se puede tratar del principio del fin de la raza humana tal y como la conocemos, y este sería el comienzo de una nueva raza a la carta... Será hora de "despertar"?




1 comentarios

Anónimo

Ummmmm...me ha parecido interesantísimo pero te contaré mi opinión GLOBAL del post. Sobre la escritura de ADN me surgen dos dudas...la primera estriba en que esa tecnología sería la leche siempre que se pudiera REESCRIBIR la información y, por lo que dices, ahora mismo no sería posible...la segunda duda es la de siempre...la "utilización" de esto para "domar" a las personas en vez de hacer el cometido de origen.....

En cuanto a la proliferación del gen mutante, es evidente que algo está "cambiando", pero la pregunta es..para bien?. Siempre pongo el mismo ejemplo...una película que, la verdad, me impactó. Para quien le interese se llama "La isla del doctor Moreau" ( 1.996 dirigida por John Frankenheimer). Felicidades por el post...me gustó mucho!!!!.

Publicar un comentario en la entrada