Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas


Machu Picchu es el monumento emblemático por excelencia de Perú. Fue descubierta en 1911 por el arqueólogo inglés Hiram Bingham, y ese uno de los conjuntos monumentales más imponentes e impresionantes del planeta, con toda justicia reconocido Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.


Escondida entre los riscos y la vegetación frondosa, la antigua ciudad de Machu Picchu permaneció secreta hasta el siglo XX, y ni siquiera los conquistadores españoles, en su búsqueda de tesoros, fueron capaces de dar con ella ... Machu Picchu estaba quieta, inhabitada y silenciosa entre las nieblas de las montañas peruanas con sus secretos ocultos desde que fuera abandonada ya antes de la conquista.


Desde su descubrimiento en 1911 a la fecha, la ciudadela inca siempre fue llamada como Machu Picchu, que significa Montaña Vieja, sin embargo, recientes estudios señalan que éste no sería el verdadero nombre con el que Machu Picchu fue conocido en tiempos del incanato.

Según la historiadora española, Mari Carmen Martin Rubio, basándose en un texto ubicado en el capítulo XXXII de la Suma y narración de los Incas, crónica de Juan de Betanzos, en realidad Machu Picchu se habría llamado Patallaqta que significa la Ciudad Escalón o Ciudad de la escalera, calificación que va más acorde con la construcción de la ciudadela inca debido a los grandes andenes construidos para ganar terreno a las montañas.


Cuando entre las montañas asoma Inti, el padre Sol, el dios supremo de los incas, muestra una increíble ciudadela armada como un rompecabezas de piezas encastradas, templos en semicírculo, paredes de granito, palacios, casas y escalinatas, canales, fuentes y terrazas de cultivo en distintos niveles, una obra maestra de planificación y construcción en una ciudad completa levantada por una civilización que no conocía la rueda ni tenía animales de carga. Increíble!


Machu Picchu se extiende entre los picos Huayna Picchu y Machu Picchu a unos 700 m por encima del valle y está suspendida entre los altos picos de los Andes peruanos. Fue construida en el siglo XV de nuestra era. Quizá haya sido una ciudad fortificada de unos 1.000 habitantes unida por carreteras a otras ciudades andinas y abandonada en 1572. Machu Picchu nunca fue hallada ni destruida por los españoles y de ahí su notable estado de preservación cuando fue encontrada.

Aunque ninguno de los edificios es notablemente superior a los otros, se destaca el Templo de las Tres Ventanas, diseñado para obtener maravillosas vistas de los Andes. Éste y otros similares eran construcciones a cielo abierto, seguramente para que los sacerdotes pudiesen observar el Sol, la Luna y las Estrellas. El Sol es el ancestro divino de los incas por el calor y la luz que proporcionaban vida y cosechas.  



En el Templo del Sol, se presume que se realizaban las sagradas ceremonias, resaltando la del solsticio de Junio, en honor del Dios Inti (Sol). El torreón, es una maravillosa construcción finamente elaborado, se supone que hubo incrustados en sus paredes piedras preciosas que en algún momento fueron saqueados. Debajo se encuentra una especie de mausoleo que se cree fue donde posiblemente estuvo la momia del Inca Wiracocha.

El enigma de Machu Picchu, sobre todo aquellas preguntas referidas a su construcción ha llevado a muchos a sugerir que los constructores de Machu Picchu tenían conocimientos hoy ocultos u olvidados pero que en esos tiempos les sirvieron para realizar tal maravilla arquitectónica ... 

Cómo pudieron trasladar esos enormes bloques de piedra y cómo los pudieron tallar tan finamente? ¿Acaso utilizaron el ayaconchi? ... Se dice que los sabios incas conocían una especie de preparado llamado “ayaconchi”, que se lograba con la mezcla de varias plantas misteriosas y que tenía la propiedad de ablandar las piedras lo que permitía que éstas pudieran ser levantadas con facilidad y moldearse a voluntad ... Esta técnica también pudo haberse usado en Egipto, o incluso en la construcción del Castillo de Coral, en Florida.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada