Göbekli Tepe, el Santuario más antiguo de la historia!


Nadie imaginaba encontrar una construcción como esta en la época del homo sapiens. Cerca de la ciudad de Urfa, al sudeste de Turquía, el arqueólogo alemán Klaus Schmidt, del Instituto Deutsches Archaologische, descubrió un templo inmenso de más de 11.000 años (del 9.000 a.C, datado por el carbono 14). Más antiguo incluso que Stonehenge (3.000 a.C.) o las famosas pirámides de Egipto!!.

Se trata de Göbekli Tepe, un templo compuesto por cuatro grandes complejos de forma circular u ovalada, formados por grandes "T" de piedra caliza de unos 3 metros de altura. Cada una de esas "T" está compuesta por dos megalitos, uno vertical y otro horizontal y cada círculo consta de doce "T" siempre con una en el centro. Cada círculo está a su vez rodeado por unos toscos muros hechos a base de piedras. 


Los grandes bloques de piedra caliza están tallados con representaciones de animales: jabalíes, cocodrilos, zorros, gacelas, etc. Además de los animales se han encontrado, tallados en la piedra, una serie de pictogramas identificados en principio con símbolos sagrados, y figuras geométricas.

Pero lo más desconcertante de todo es una plaquita de esteatita que se encontró entre los guijarros de este santuario montano. Mide unos cuatro centímetros de alto y tiene pinta de ser una placa identificativa. Lleva grabados dos símbolos: un árbol y una serpiente.

¿Acaso fue este el tan buscado jardín del Edén? ... En la búsqueda del jardín del Edén muchas de las pistas apuntan a la alta Mesopotamia:

- En el paraíso de la Biblia burbujean fuentes de agua; en la cordillera de Tauro nacen más de una docena de ríos.

- Según Ezequiel 28:14, el jardín del Edén estaba emplazado en un monte sagrado, como el Göbekli Tepe.

- La gruta del nacimiento de Abraham se encuentra en la ciudad de Urfa, apenas a dos kilómetros de distancia de este monte sacro prehistórico ... Allí apareció en 1993, la estatua de un varón de 2 metros de altura ....


Esta estatua fue nombrada como la "Estatua Balıklıgöl" y está expuesta en el Museo de Urfa. Su datación "oficial" es de .... 9500 a. C!!

En esa época, el ser humano, el homo que dominaba el planeta, no sabía esculpir la piedra, cincelarla, pulirla… nada. ¿Quién fue el escultor de esta figura?. Su altura de 2 metros, parece indicar que hacía las funciones de un tótem, presidiendo el complejo donde todos lo pudieran ver. Las dos franjas del pecho en forma de “V”, indican que no es una figura desnuda, sino que lleva puesto un ropaje. En esa época, las ropas de los hombres que vivían en esa zona, eran harapos, telas muy simples. Pero en la estatua de Balıklıgöl, se observa que no es un harapo, sino más bien una vestimenta mucho más compleja. ¿Es posible que haga referencia a una especie de traje espacial?.


El rostro es sobrecogedor. Los ojos negros y profundos, han sido rellenados en la actualidad con dos piedras de obsidiana. Puede producir el doble efecto de sosiego y de inquietud. Su postura y su mirada es la de un vigilante, alguien que controla todo lo que sucede a su alrededor, y no como simple observador, sino como alguien que analiza la situación para tomar decisiones. Quizás por eso, no aparezca rastro de la boca, su presencia intimidatoria, de superioridad, es suficiente para ganarse el respeto y el temor de los demás, sin tener que dar órdenes.


Todo indica que por los alrededores de Gobekli Tepe existen multitud de templos similares, aunque por razones aún desconocidas, parece ser que los círculos de Göbekli Tepe perdían su poder, o al menos sus cualidades mágicas, al cabo de cierto tiempo. Tras unas cuantas décadas, la gente del lugar enterraba las columnas y levantaba otras nuevas, que formaban un círculo más pequeño dentro del anterior. A veces construían un tercer anillo de piedras pasado un tiempo. Después los constructores rellenaban toda la estructura con escombros y levantaban un nuevo círculo en las proximidades del anterior. Es posible que este proceso se haya repetido muchas veces a lo largo de siglos.


Sorprendentemente, las técnicas de construcción empleadas en Göbekli Tepe fueron empeorando. Los primeros círculos son los más grandes y los de mayor complejidad técnica y artística. Con el paso del tiempo los pilares fueron haciéndose cada vez más pequeños y sencillos, y an­­clándose al suelo con menos habilidad. Parece ser que finalmente la actividad cesó por completo hacia el año 8200 a.C. Göbekli Tepe se desmoronó y no volvió a levantarse. 

¿Acaso estamos ante otro caso de regresión cultural, en la que sus habitantes detuvieron su marcha en el camino de la evolución y comenzaron lentamente una marcha atrás?


Tan importante es lo que han hallado los in­­vestigadores como lo que no han hallado: ningún indicio de asentamiento. Seguramente fueron necesarios cientos de personas para tallar y levantar los pilares, pero no había agua en el lugar. La corriente más cercana estaba a unos cinco kilómetros de distancia. Los trabajadores debieron de necesitar un sitio donde vivir, pero las excavaciones no han sacado a la luz la menor señal de muros, hogueras o casas, ni ningún tipo de estructura que Schmidt haya interpretado como doméstica. También tuvieron que comer, pero no hay indicios de agricultura. Schmidt tampoco ha encontrado restos de cocinas, ni de fuegos donde se cocinara. Era un centro puramente ceremonial. Si alguna vez vivió alguien en ese lugar, debió de tratarse del personal del templo.


Pero Göbekli Tepe no fue el único núcleo importante. Muy cerca de las Montañas Taurus, se situaba Cayönü, donde han sido encontrados cráneos, indicios de sacrificios humanos y cultos a la muerte; y Catal Hüyük, que llegó a tener una población de hasta 10.000 habitantes y donde se rendía un especial culto a la mujer y al toro. Se han encontrado cráneos decapitados, lo que significa que se efectuaban rituales mortuorios o de superación de la muerte.


Mientras la historia oficial nos cuenta que por aquella época el homo sapiens era nómada y vivía dentro de las cavernas, nos encontramos con este templo de culto.

Se calcula que para levantar cada círculo de Göbekli hicieron falta unos 500 hombres, cuando se supone que el hombre aún vivía en pequeños grupos nómadas que dedicaban su tiempo a cazar y recolectar provisiones ...

Por eso, una vez más sería necesario replantearse el curso de la historia oficial, para empezar a abrir el camino hacia nuestro verdadero origen!

1 comentario:

  1. He dado con este sitio por casualidad. Me ha encantado la entrada de gobekli tepe. Genial. Yo leo algo en el libro de Mario femolla... ese de sumerios ben Andalucía...

    ResponderEliminar