La Luna y sus misterios


Son muchos los misterios que rodean a la Luna, veamos algunos ...

1. Existen rocas magnetizadas sobre la superficie lunar, no lo suficientemente fuertes como para poder enganchar un clip pero con suficiente magnetismo para ser detectado. ¿Qué es lo que lo hace tan extraño? ¡Pues que no existe ningún campo magnético en la Luna! ¿Cómo podrían haberse magnetizado las rocas?.

2. Hay muchas indicaciones de que la Luna podría estar hueca:

En el año 1962 el científico de la NASA el Dr. Gordon MacDonald dijo, que según los datos de densidad de la Luna, la densidad de la misma disminuía al incrementar la profundidad, lo que podría llegar a indicar que la Luna está hueca.

Otros científicos han confirmado estos datos, como el Premio Nobel de química Dr. Harold Urey, quien sugirió que podían haber cavidades dentro de la Luna.

El científico del MIT Dr. Sean C. Solomon también propuso que la Luna podía estar hueca.

En 1966, Carl Sagan argumentó en su libro “Intelligent Life in the Universe”, que un satélite natural nunca podía estar hueco.

La evidencia más fuerte de que la Luna está hueca provino del suceso con el Apollo 12 el 2 de noviembre de 1969. Cuando los astronautas regresaron al Apollo, dejando atrás el módulo lunar, éste cayó sobre la superficie lunar provocando un terremoto artificial. Dejaron caer el módulo lunar como un experimento sísmico. El equipo sismográfico registró unas vibraciones inesperadas y sorprendentes. ¡La Luna reverberó como una campana durante más de 1h! A la vibración le llevó 8 minutos llegar hasta su punto álgido para empezar a descender de nuevo en intensidad.

Maurice Ewing, uno de los codirectores de tal experimento sísmico dijo que lo que había ocurrido era igual que hacer golpear una campana de una iglesia una vez y ver que el sonido se mantenía durante 30 minutos. Lo mismo volvió a ocurrir con el Apollo 13, en tal ocasión el choque fue similar a lo que provocarían 11 toneladas de TNT. De acuerdo con la NASA, en esta ocasión “la Luna actuó como si fuese un gong”. Las reverberaciones duraron más de 3 h y viajaron a una profundidad de 22 a 25 millas. Estudios similares han arrojado resultados similares. 

El 13 de mayo de 1972 un meteorito chocó con la Luna y provocó un choque similar a 100 toneladas de TNT. La vibración de tal impacto atravesó toda la luna hasta su centro, no obstante, las vibraciones no volvieron a la superficie indicando que el núcleo de la Luna está hueco.


3. La superficie lunar contiene minerales como el titanio usado en la Tierra para construir aviones o vehículos espaciales:

Cuando los astronautas intentaron realizar un agujero con un taladro sobre la superficie lunar, todo el mundo pudo ver por televisión como los esfuerzos fueron inútiles pudiendo únicamente penetrar unos pocos centímetros. Uranio 236 y Neptunio 237 se encontraron sobre la Luna cuando estos elementos no se han encontrado en la naturaleza; ambos fueron encontrados en las rocas lunares por la Argone National Laboratory.


4. El mayor misterio es descubrir cómo la Luna llegó donde está actualmente. Las diferentes teorías:

- La Luna es una parte de la Tierra que se separó de ésta hace eones de tiempo. FALSO: no existe prácticamente similitud entre la composición de la Luna y la Tierra.

- La Luna fue creada de los restos dejados por la creación de la Tierra. FALSO: la actual teoría de la gravitación dice que todos los restos hubiesen sido atraídos por la gravedad de la Tierra…

- La Luna tiene su origen en otro lugar y entró en el campo gravitatorio de la Tierra en algún momento del pasado. ACEPTADO PERO NO COMPROBADO.


5. La órbita de la Luna sobre la Tierra ... curiosidades ...

Su órbita es un círculo perfecto y además estacionario, lo cual significa que la Luna siempre está mirando a la Tierra con la misma cara. Por lo que se sabe, es el único satélite con una órbita como esta.

Prácticamente todos los satélites de nuestro Sistema Solar orbitan a la altura del ecuador de los planetas, pero no nuestra Luna, con una órbita extrañamente cerca de la órbita de la Tierra alrededor del Sol o inclinada hacia la elíptica de la Tierra más de 5 grados. 

Es muy extraño que la Luna fuese a parar de forma natural a tan preciso lugar siguiendo una órbita perfectamente circular alrededor de la Tierra. El escritor científico William Ray Shelton dijo que algo tiene que haber puesto a la Luna en la altitud en la que está, en el curso que sigue y a la velocidad a la que se mueve. La pregunta es, ¿qué es ese "algo"?

La Luna está ubicada en el preciso lugar a la distancia precisa desde la Tierra en relación al Sol, para cubrir completamente al Sol en un eclipse, es decir, la Luna está ubicada a la distancia perfecta para que con un diámetro de 2.160 millas pueda cubrir 864.000 millas, que es el diámetro del Sol al interponerse entre la Tierra y el Sol; lo que viene a llamarse un eclipse solar provocado por la Luna. ¡Qué casualidad!

En Julio de 1970 dos científicos rusos propusieron una teoría extravagante para explicar todas estas anomalías. Michael Vasin y Alexander Shcherbakov publicaron un artículo en la revista soviética Sputnik que se titulaba: "¿Es la Luna una creación de una Inteligencia Alienígena?". 

Según el artículo de Vasin y Shcherbakov, escribieron que “abandonando los caminos tradicionales del ‘sentido común’, nos hemos adentrado en lo que aparentemente puede parecer una fantasía irresponsable y sin sentido. Pero cuanto más minuciosamente estudiamos toda la información recopilada sobre la Luna, más nos convencemos de que nuestra hipótesis se ve apoyada por los datos que encontramos”. 

Esta teoría de la Luna como una Nave-Espacial, fue revitalizada en 1975 con la publicación de “Our Mysterious Spaceship Moon” por Don Wilson quien recopiló una cantidad ingente de datos que apoyaban su tesis.


6. Construcciones en la Luna:

En las fotografías de la superficie lunar tomadas por diversos vuelos, tanto rusos como norteamericanos, se puede apreciar la existencia de extrañas estructuras que por su forma y organización sugieren un origen artificial. Titánicas torres, formaciones rectangulares que semejan ruinas de ciudades, y extrañas cúpulas semitransparentes, forman un conjunto que de ser de origen alienígena tendría una considerable antigüedad, a juzgar por los evidentes signos de deterioro que muestran debido al impacto de los meteoritos.

Quizá la más renombrada de estas formaciones sean los monolitos de más de doscientos metros de alto que el astrónomo William Blair descubrió en las fotografías tomadas por una de las sondas del programa Lunar Orbiter, en 1967. Estos objetos, justificados por la NASA como "efectos ópticos", tenían además la particularidad de estar repartidos por la superficie lunar siguiendo un patrón regular.

En este entorno se puede comprender casos tan curiosos como el de la foto AS-32-4822. Esta imagen de la superficie de lunar, tomada durante el vuelo Apollo X, fue inexplicablemente descatalogada de los archivos de la NASA aunque, afortunadamente, puede ser libremente contemplada en Internet gracias a la labor de investigadores no oficiales, como la Enterprise Misión, grupo liderado por el divulgador científico Richard Hoagland, quien se ha convertido en una de las voces más firmes en denunciar las manipulaciones de la agencia espacial. La foto muestra un paraje de geografía lunar en que aparecen peculiaridades tan notables como una enorme plaza de planta perfectamente cuadrada, junto a la que se puede observar una enorme estructura regular y, al otro lado de un risco de curiosa forma, un entramado de líneas rectas que recuerdan el trazado de las calles de una ciudad.


El editor científico del New York Herald Tribune, John J. O’Neil, el 29 de julio de 1953, declaró haber visto un “puente” de 12 millas de largo cruzando el cráter Mare Crisium.

Otra estructura importante es conocida como “Shard” localizada en el área de la Luna llamada Ukert, fotografiado por el Orbiter 3, y consiste en una torre de una milla y media de alto.

La estructura más increíble de todas es la llamada “The Tower” (la Torre), en la región de Sinus Medii, se alza más de 8 km sobre la superficie lunar, y ha sido fotografiada desde 5 ángulos diferentes y 2 diferentes altitudes

Ésta es la imagen de la "presunta" pirámide fotografiada en la Luna, captada por la oficialmente última misión de la NASA en nuestro satélite, la Apolo XVII.

La fotografía superior, que fue la inicialmente difundida, se catalogó como sobreexpuesta a la luz y se archivó.

Las técnicas actuales de mejora digital de imágenes muestran lo que realmente se fotografió, al aumentar el contraste.


7- Testimonios claves de la ocultación de la NASA

Alan Davis nació en Illinois el 13 de diciembre de 1934, se licenció en Ingeniería Electrónica por la Universidad de Hawai y más tarde se diplomó también en Ciencias Empresariales. Comenzó a trabajar en la NASA en 1959, justo un año después de su creación. Fue ingeniero de telecomunicaciones del proyecto Apollo y estuvo en la plantilla de la agencia aeroespacial hasta 1973. Después se encargó de la dirección de varias estaciones de radar y a principios de los noventa fue director de ITT en España.

Su testimonio es sin duda alguna excepcional, ya que su trabajo en el proyecto Apollo consistía en recibir las señales de radio de las naves, que llegaban a su puesto en la isla de Antigua, en el Caribe, y rebotarlas después hasta el control central en Houston. Él, por tanto, era el primero en recibir las comunicaciones de los astronautas y era testigo directo de todo cuanto acontecía en los primeros viajes espaciales.

Según sus declaraciones, en el primer viaje tripulado no ocurrió solamente lo que vimos por televisión. Armstrong avisó por el circuito interno de comunicación de que "sentía cómo alguien se estaba fijando en él y en su compañero; no veía a nadie, pero estaba convencido de que no estaban solos". Desde la Tierra no se le dio mayor importancia al tema, y en todo momento pensaron que los astronautas estaban siendo presa de extraños pensamientos debido al insólito lugar en el que se encontraban.

Pero más tarde ocurrió algo que dejó helados a los miembros del control de Houston: "Los astronautas relataron que ante sus ojos habían aparecido ruinas de una construcción hecha por seres inteligentes". En la entrevista, el propio Alan Davis incluso las describe, ya que él mismo afirmó haber visto las imágenes. Según sus palabras "allí no había un solo muro, sino varios, y por su morfología era completamente imposible que se tratara de un capricho de la Geología. Los bloques de piedras estaban muy erosionados, pero estaba claro que aquello era artificial. En alguna de las paredes, a algo más de un metro de altura, había agujeros que recordaban a lo que hoy son nuestras modernas ventanas; también había otro tipo de huecos que estaban cerca del suelo, como si fueran puertas. La NASA investigó a fondo aquellas ruinas pero no fueron capaces de precisar su antigüedad. Sin embargo la conclusión a la que llegaron fue clara, una civilización desconocida tuvo hace miles de años una base sobre la Luna, incluso es posible que estuvieran allí antes del nacimiento de la raza humana".

Según comento Alan Davis, la NASA ya tenía constancia, mediante otro tipo de pruebas, de la evidencia de visitas extraterrestres y de la existencia de vida fuera del Sistema Solar, antes de la aparición de las ruinas sobre nuestro satélite. Él mismo afirma que está "convencido de la existencia de visitas de otras civilizaciones, desde hace miles de años, a nuestro planeta".

La pregunta que surge siguiendo el hilo de esta declaración es prácticamente obligada. Si la NASA tiene esta información, cuya importancia cambiaría por completo la comprensión de nuestra Historia, ¿por qué no la revela? 


Para Davis la respuesta es sencilla: "Aunque la NASA se creó para la exploración del espacio exterior y en un principio estuvo compuesta exclusivamente por civiles, los militares controlan en secreto la agencia desde muy poco tiempo después de su creación. Por encima de la investigación científica se encuentran los intereses militares y los de la seguridad nacional de EE.UU., y no sé por qué restringen sistemáticamente cualquier información que lleve a la opinión pública a pensar que existen otras civilizaciones que vienen a la Tierra".

Las valientes declaraciones del profesor Davis no son algo que podamos considerar usual y la valoración de lo que expresó ante las cámaras no se puede realizar en pocos minutos. Pero sus declaraciones no son las únicas expresadas por técnicos de la NASA que apuntan a que hubo mucho más de lo que salió en televisión aquel mes de julio de 1969. Un antiguo jefe de comunicaciones de la agencia, Maurice Chatelain, también comentó hace varios años que "todos los vuelos Apollo y Gemini fueron seguidos a distancia -y a veces de cerca- por vehículos de origen extraterrestre. Cada vez que esto ocurría, los astronautas informaban al control de la misión, que inmediatamente les ordenaba silencio absoluto". Hay, por tanto, demasiadas coincidencias en las afirmaciones de varios científicos de la agencia, como para suponer que el asunto no es más que un simple fraude.

Aunque si existe un miembro de la NASA que ha destacado por acusar a la agencia de fraude y engaño, éste ha sido sin lugar a dudas el astronauta Edgar Mitchell, miembro de la tripulación del Apollo XIV, el cual comentó lo siguiente en una rueda de prensa ofrecida hace unos años: "Estoy convencido de que los gobiernos de todo el mundo saben que se están produciendo visitas de extraterrestres, pero tienen un motivo fundamental para negarlo: el miedo".

Nada mejor que estos vídeos para ver todo lo que nos ocultan ...




La lista de testimonios de empleados de la NASA que aseguran haber visto evidencias de vida extraterrestre en la Luna es inmensa, ya veremos si algún día se confirman estos datos!

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada