Misterios del mundo vegetal: Ruda



Ruda: planta de la transmutación.

La ruda es una planta mágica por excelencia que pertenece a la familia de las rutáceas, con 900 especies de hierbas, arbustos y árboles.

La peculiaridad de esta planta es su olor, a ciertas personas les agrada pero a la mayoría les causa un fuerte rechazo. Podríamos decir que el olor es su arma y llamada : Atrae o repele.


Son muchas sus aplicaciones:

- para problemas estomacales: nada mejor que una infusión o un buen aguardiente de ruda, macerándola en orujo a anís carrasqueño.

- para el dolor de oídos: unas gotas de la esencia resultante de freír la planta con aceite de oliva.

También se usaba como purgante y se combatía el reuma y la artritis dando friegas en la parte afectada con el resultado de la cocción.



Pero, también es un ingrediente brujeril.

Es muy sorprendente el poder que se le atribuye a la ruda como elemento protector contra demonios, brujas y otros entes malignos.

Era y sigue siendo un ingrediente fundamental en la elaboración de bolsitas que, convertidas en amuletos, intentan evitar encantamientos, hechizos indeseados, malos partos y hasta vértigos.

Una de esas costumbres es la de colocar manojos de ruda en puertas y ventanas para ahuyentar toda fuerza adversa.

También son muy valorados los baños con una finalidad de limpieza energética del cuerpo. Los métodos tradicionales para desalojar la energía negativa de las casas nos recuerdan que hay que quemar ruda seca mientras se lleva el sahumerio de un rincón al otro de la vivienda. Esta costumbre también es muy efectiva para desinfectar la vivienda en caso de enfermedades víricas y de carácter epidémico.

Pero, más allá de la compleja botica tradicional asociada a la ruda, y de su utilización en milenarias prácticas mágicas, hay toda una dimensión espiritual destacada por los iniciados.

En este sentido se la considera una de las plantas griálicas más importantes, capaz de proporcionar la transformación interior de quienes recorren una senda espiritual. Sus virtudes alquímicas pueden hacer renacer al hombre interior que al adentrarse en los misterios de la planta es capaz de evolucionar física, mental y espiritualmente.

Hay quienes afirman que la ruda es una guardiana de la Madre Tierra. Si realmente se sintoniza con ella, ésta abriría al buscador las puertas de la naturaleza, mostrándole sus verdaderos secretos ocultos, toda una dimensión insospechada.

Es muy común encontrarla en lugares sagrados e incluso se la asocia a lugares de poder, enclaves mágicos y lugares con gran energía telúrica. Donde hay ruda suele haber cobre, un metal del color del oro, buen conductor de la electricidad, es decir, de la luz y de la energía de más alta vibración.




1 comentarios

Dynara 25 de febrero de 2011, 6:15

Vaya, no sabía de las propiedades brurejiles y alquimicas de esta planta. Interesante post. Tienes un blog muy instructivo y lleno de curiosidades muy amenas. Enhorabuena porque has sabido captar mi atención. ¡Te sigo!

http://runamagica.blogspot.com/

Publicar un comentario en la entrada